15.5 C
Nueve de Julio
viernes, 1 marzo, 2024

Invertir en salud

(Por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

Hoy que sabemos que la expectativa de vida aumentó y nos llevará a vivir más allá de los 85 años, las enfermedades degenerativas son la causa de preocupación número uno cuando vamos envejeciendo.

Dentro de todas las variables, la artritis, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, dificultades en la audición, alteraciones ortopédicas que dificultarán la marcha, problemas en la vista, diabetes….

Esto nos hace pensar que la ciencia nos hace trampa, nos alarga la vida pero no la mejora en calidad.

Para asegurarnos una vida larga y plena, lo ideal es combinar dos factores:

  • La genética, la herencia de nuestros padres
  • Un estilo de vida activo y sano.

Seremos afortunados si podemos recibir como un don el primero, y muy inteligentes si podemos hacer buen uso del segundo.

Como en todo aspecto de la vida es muy importante y determinante, La Voluntad.

Se sabe que 50% de como envejece nuestro cuerpo dependerá de nuestros hábitos de vida.

El riesgo de muchas enfermedades y problemas de la salud comunes en edades avanzadas, como el cáncer, la hipertensión arterial, la depresión, la osteoporosis, las fracturas óseas,  la diabetes, enfermedades cardiovasculares, disminuye notablemente con una Actividad Física regular. Entre otros beneficios, el ejercicio reduce la acumulación de grasa en el cuerpo, aumenta la fuerza muscular y mejora la capacidad aeróbica.

Mejorará la calidad del sueño y los hará menos vulnerables a enfermedades virales.

Si bien el ejercicio físico es la vedette, hay que estar más atento que nunca al TIPO y CANTIDAD de actividad física diaria, y tener muy en cuenta la alimentación.

Estudios demuestran que la grasa corporal se duplica entre los 20 y los 65 años. Esto significa que mantengamos un peso similar al de la tercera década, la composición corporal varia, y mucho, de no realizar ningún tipo de actividad física, ganando grasa de no mediar un plan de actividad física regular.

Las personas mayores pierden la capacidad de quemar el exceso de calorías que ingiere. El secreto es el ejercicio físico, practicado después de los 60 años marcará la diferencia entre mantener una vida sana y plena o ir envejeciendo prematura e innecesariamente.

El Ejercicio no solo mejorar a la fuerza  muscular e incrementara el tamaño de las fibras musculares, sino que modificará la calidad de los tejidos del cuerpo.

La ciencia nos da la posibilidad de tener una vida más larga, ocupémonos cada uno de brindarle calidad a nuestros años, invertir en salud a través del ejercicio físico y de los buenos hábitos de alimentación para vivir mejor.

A cualquier edad es posible beneficiarse con el ejercicio físico.

Todos envejecemos algún día, la diferencia estará en como viviremos esa nueva etapa. No pensar solo en una vida más larga ¡¡sino en una vida mejor!!

El sedentarismo provoca  incapacidades físicas que se transforman en enfermedades crónicas.

Prof. Fernando “Cocó” Maineri

Últimas noticias

¿Cómo hacer para ahorrar $61.000 en marzo con Cuenta DNI?

Rubro por rubro, los porcentajes d descuentos y los topes y los días de vigencia. Quienes forman parte de la Comunidad...

Noticias relacionadas