Maíz: Informe del USDA

En el reporte de agosto hecho por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la producción de maíz en Norteamérica sería mayor a la esperada, con un incremento de 700.000 toneladas frente al mes previo. Tanto la producción como los stocks finales son muy superiores a lo esperado para el mercado.
El rinde estimado aumenta a 106,4 quintales por hectárea (qq/ha) contra 103,5 qq/ha esperados por el mercado. En relación con el área, se cosecharían 33,19 millones de ha, 790.000 ha por encima de lo estimado. La producción sería de 353,1 millones de toneladas, 18 millones de toneladas por encima. Respecto a los stocks finales del cereal, el organismo norteamericano los estima en 55,4 millones de toneladas, que significan 14 millones de toneladas más.
Para la campaña 2019/20, a nivel mundial, se proyecta una producción de 1.129,1 millones de toneladas y stocks finales de 307,7 millones de toneladas. Este último dato es 17,6 millones de toneladas más alto que lo esperado por los operadores.
En soja, la producción es recortada y se ubicaría en el nivel más bajo de las últimas 6 campañas. Los stocks finales también son rebajados, y son más bajos de lo esperado por los privados.
El rendimiento sería de 32,6 qq/ha, cuando el mercado esperaba 32 qq/ha. Sin embargo, el mayor rinde sería más que compensado por una menor superficie cosechada. Con una superficie cosechada de 30,7 millones de hectáreas, recortada en 1,4 millones de ha frente al reporte previo, la producción estimada se recorta a 100,2 millones de toneladas, contra los 103,42 millones de toneladas esperada por el mercado. Este valor es el más bajo de las últimas seis campañas. En relación con la proyección de stocks finales para la nueva campaña, los mismos alcanzarían los 20,5 millones de toneladas, casi 1,1 millones de toneladas menos que el reporte previo y 1,8 millones de toneladas por debajo del mercado.
Para la nueva campaña, se estima una producción mundial de 341,8 millones de toneladas, reflejando una caída respecto al reporte de julio de 5,2 millones de toneladas. En cuanto a las existencias del ciclo 2019/20, se proyectan en 101,7 millones de toneladas, cuando el mercado esperaba 104,77 millones de toneladas.