Frenan $34 millones para alimentos de jardines comunitarios

El congelamiento de fondos afecta a 17 instituciones de la provincia. “Los chicos vienen cada vez con más hambre”, afirman.

En medio del crecimiento de la pobreza, que ya afecta al 48,8% de los chicos según el INDEC, educadores de diferentes jardines comunitarios de la provincia salieron a denunciar el congelamiento de los fondos que gira el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para la compra de alimentos.

En concreto, el tijeretazo efectuado por la cartera que comanda Carolina Stanley afecta a 17 instituciones comunitarias del territorio bonaerense que desde hace seis meses no perciben los recursos que van a parar a la compra de comida y al pago de sueldos.

“Si los espacios se sostienen es por el compromiso de las mujeres de los movimientos populares que no dejamos a las familias tiradas como pretende la ministra Stanley”,destacó Carolina Pedelacq, directora del jardín comunitario Juana Azurduy.

Según precisaron los educadores la suma asciende a más de $34 millones. “Se están vulnerando los derechos de los niños y niñas, que cada vez vienen con más hambre producto de la crisis económica a la que nos arrastró el Gobierno de Cambiemos”, cuestionó la diputada mandato cumplido Alicia Sánchez.

Sin embargo este no es el único problema que afrontan los jardines comunitarios. Sucede que, hay cerca de 500 instituciones de primera infancia de la provincia que hace cuatro años esperan ser reconocidos por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Fue la Legislatura bonaerense la que sancionó en 2014 la Ley 14.628, de autoría de la matancera Sánchez, que obliga a la Dirección de Cultura y Educación a financiar a los jardines comunitarios y afrontar el pago de salarios de los educadores, entre otras cosas.

Aunque ya pasaron más de cuatro años, todavía esa norma no se implementa y Vidal sigue desconociendo el rol de estas instituciones para paliar el hambre en los barrios más pobres de la provincia y contener a los niños y niños del desamparo del Estado bonaerense.

A principios de marzo un grupo de educadores de diferentes jardines comunitarios llegaron hasta la Legislatura para pedir por la ley. Además, desde la oposición en septiembre del año pasado presentaron un pedido de informes para que se detalle la situación de los pocos convenios celebrados.