18.7 C
Nueve de Julio
martes, 30 noviembre, 2021

Evocación de abuelos nuevejulienses actuando en Buenos Aires

Hace una década, un manojo de abuelos nuevejulienses coparon con su arte musical el aula magna de la Facultad de Derecho de la UBA en Buenos Aires, y dejaron una muestra de lo que se puede hacer con ese sentido de lo colectivo que marca el camino popular. De ahí el recuerdo. Lo vivimos desde adentro y hoy compartimos el recuerdo.

«CUANDO LOS NONOS DEL 9 SE SACARON UN 10»

(Por GUILLERMO BLANCO)

Esas caderas en movimiento sensual rompen con todos los tratados de la ciencia traumatológica que sentencian cuidado extremo para esa parte columpial del cuerpo cuando la edad avanza. Al menos eso es lo que está ocurriendo esta tarde de viernes porteño cuando la Facultad de Derecho olvida sus rigurosidades por un par de horas y se deja ganar por un grupo de gente de la mal llamada tercera edad -en todo caso sería la primera por derecho adquirido- que simplemente canta. Y baila. Y se mueve con sus instrumentos de papel e ilusión bajo el paraguas de un nombre justo: papelnonos.
Y ahí está el nombre de nuestro 9 de Julio en la amplia pantalla del imponente salón de actos de esa casa de estudios en la avenida Figueroa Alcorta. Y se pasan fotos que hacen aflorar la nostalgia y el orgullo. La Iglesia, la Plaza Belgrano , el Parque, mientras el grupo dirigido por esa tromba andante llamada Susana González de Malizia se prepara para subir al escenario.
De pronto el aplauso de los 700 experimentados presentes baten las palmas para recibirlos
y vistos desde acá arriba se asemejan a un algodonal de sabias canas tratando de darle mas vida a los años. Antes subieron los de Mar del Plata, los de México, los de Ecuador, los de San Miguel; después lo harán los de Pergamino, los de Posadas, los de La Plata con una trompeta tan gigante como el orgullo que ahora sentimos al ver subir a los nuestros. Todos de verde. Todos de gozo. Todos de amor, apuntalados por un grupo de pibes que enlazan la vida de punta a punta.
Entonan un par de temas con la excusa de moverse hasta que como un vuelo de palomas. aparecen globos de colores para darle mas vida al momento. Por entonces las lágrimas lo invaden todo. Pasó el momento de estar arriba, y ahora desde abajo, sentados en las plateas mientras le toca el turno al siguiente grupo, cada uno de los integrantes se relaja y goza, se siente útil, feliz por lo hecho y pensando si los queridos vecinos estuvieran acá con nosotros. La idea de estas líneas en gran parte tiene que ver con eso, con que cada uno valoremos lo que han hecho estos papelnonos nuestros. Y a mucha honra.

Últimas noticias

Panaderos proponen congelar el precio del pan hasta el 1 de enero de 2022

"Vamos camino a acordar y estabilizar los precios, entendiendo la situación socioeconómica que atraviesa el país", indicaron los panaderos...

Noticias relacionadas