18.3 C
Nueve de Julio
jueves, 11 agosto, 2022

Entrevistas: Gerardo Macchi Falú

image012
Gerardo Macchi Falú

Gerardo Macchi Falú “No soy guitarrista de conservatorio, soy guitarrista de la vida”.  Así se definió el guitarrista, cantante y compositor salteño Gerardo Macchi Falú ante el micrófono de FM Arco Iris.

Agradecido a Dios y al destino asegura que los grandes maestros que tuvo fueron maestros no solo de la música sino también de la vida.

 

Entrevistado por Alberto Ottonello, mientras presentó su nuevo trabajo Memorias del Canto, el músico contó sobre los primeros pasos de su trayectoria musical, opinó sobre la debacle de la música nacional en los 70/80 y manifestó que es indispensable retornar a las raíces y a la propia identidad argentina.

Con una tonada poética y un vocabulario impecable habla

 

E:- ¿Por qué Salta tiene ese no sé qué en donde todo el mundo canta y lo hace muy bien?

Por qué Salta da todo este semillero y este torrente de poetas? Ud camina por la calles de Santa y encuentra a changos tocando la guitarra. Es una costumbre muy hermosa la de tocar la guitarra, hacer serenatas y tertulias en las casas y que se siguen manteniendo a pesar de este tiempo en que todo el mundo está muy agitado. Y eso es muy importante: la reunión en familia.

E:- ¿También hay muchas peñas?

Sí, en Salta en cada agujero hay una peña. Siempre hay en todas partes alguna guitarra y algún cantor…

E:-¿Qué enseñanza le han dejado sus grandes maestros?

Mi vida ha transcurrido en un universo maravilloso. Cuando yo era muy chico, que es lo que queda grabado en el alma y en la retina, en mi casa de la calle Vicente López, de patio solariego, entre araucarias y parrales, se reunían por las noches de verano mis tíos (Juan Carlos Dávalos, El Cabecera, El Cuchi Leguizamón) en donde hablaban de asuntos importantes y para hacer canciones.

Y ese universo que he vivido me ha poblado el alma de cultura. Con la música he recorrido todas las latitudes y he elegido vivir en Nueve de Julio, por amor,  porque aquí tengo mi familia…

E:- Ahora presentó un nuevo disco, Memorias del Canto…

Sí, es un tributo a todos estos grandes hombres que han tenido mucho que ver en mi formación y que gracias a Dios (porque Dios es el que hace las cosas, uno no es dueño de nada, uno recibe de él los talentos y las condiciones para hacer algo).

E:- Atardecer pampeano, es una milonga de su autoría…

Sí, es una milonga que la quiero mucho y que nació en Los Toldos, en un lugar muy querido con gente muy amorosa que nos invita siempre…

E:-  Cómo nació la afición de tocar la guitarra? No era el instrumento que justamente su padre quería…

Desde chico fui muy travieso, siempre andaba en las cosas humanísticas, artísticas, de grado poco. Tocaba la armónica, zapateaba, estaba siempre en las fiestas… Era la época del puntero y de los mechonazos y recibía siempre unos buenos coscorrones…

Comencé desde chico con mis delirios y mis sueños, y jorobaba tanto con la música que me mandaron en Salta a un gran maestro francés de piano, que me sirvió mucho…Estudié de los 8 a los 12 años y me sirvió mucho porque la música y  los basamentos musicales son los mismos para la guitarra y el piano. Después cambian las formas, se escriben en otras claves, cambia la forma de lectura pero la ejecución es la misma. La música es la misma.

Pero no me gustaba el piano hasta que un día el francés llamó a mi madre y le dijo que yo tenía un gran talento para la música pero que el piano no era mi instrumento.

Después empecé a tocar la guitarra. Mi primer guitarra me la trajeron los Reyes Magos (que me hizo hacer especialmente mi tío Eduardo), era hermosa, era pequeña pero no era de juguete, era una guitarra real para niños de 10 años. Con ella empecé a jugar hasta que conocí a  Rafael Ramos en Salta, que fue mi gran maestro, fue mi mentor. No tocaba bien la guitarra pero el sabía cómo se hacía para tocar, que es lo importante. Así empecé a estudiar varios años con él. después llegó a Salta la gran guitarrista argentina, María Luisa Anido donde la conocí. En 1965 fui a Buenos Aires a estudiar con ella y hacer la técnica superior. Ese es el comienzo de mi historia musical después he convergido en todos los tipos grandes y he tomado algunas cosas. No soy guitarrista de conservatorio, soy guitarrista de la vida. Los artistas nacen de la vida, no del conservatorio. Así fui formando mi personalidad musical…

E:- Ha tenido grandes maestros?

Sí, exactamente. Y no han sido maestros únicamente en cuanto a formación musical sino que lo han sido de la vida, que es lo más importante. Realmente estoy agradecido a Dios y al destino que haya puesto a todos esos seres maravillosos en mi camino, porque uno no es dueño de nada…

E:- Hubo un gran auge de la música nacional en las décadas anteriores que parece que se fue perdiendo un poco… ¿A qué obedeció?

Vengo de la época del ‘60, en donde había grandes artistas como Daniel Toro…el fervor duró hasta el 73. Para que se vaya perdiendo convergieron un montón de razones: fundamentalmente fue en lo político en que se decidió borrar nuestra identidad. Hubo todo un plan pensado y orquestado para que nuestra cultura desaparezca.

Una vez llegó un señor que venía con una orden de terminar con el folklore, de ahí se fundó el club de Clan y otras cosas híbridas  que no representaban nuestras formas e identidad.  Los grandes creadores fueron desapareciendo como Jaime Dávalos , Castilla … y esa poesía no se reemplaza fácilmente. Todo el mundo tiene derecho a componer y a crear pero al final el público juzga, que es el soberano . Pero hay que mirar un poco para atrás para tener idea de dónde venimos y hacia dónde vamos…

E:- Hay grandes conjuntos hoy…?

Por supuesto: por ejemplo Los nocheros. Han salido conjuntos muy buenos.

E:- Pero antes los conjuntos eran nacionales, ahora parecen que son más regionales, representan de dónde tienen sus orígenes… No tienen una trascendencia nacional, incluso cada vez hay menos festivales…

Sí, antes había 273 festivales solo en la provincia de Córdoba… ahora sólo hay tres o cuatro grandes… Y son importantes para defender la identidad de los pueblos. Para ser nacionales y universales lo primero que tenemos que hacer es querer a nuestra propia tierra.

 

E:- Y Ud. ha elegido ahora Nueve de Julio…

Sí, he elegido esta tierra para pasar los años que me quedan de vida. Soy salteño y he recorrido muchos lugares, pero elegimos esta tierra por amor y por los afectos. Ellos han hecho que recale en esta tierra, de manos abiertas, y tan generosa. Elegimos este lugar para vivir en paz no para ganarle a nadie. De aquí, sigo realizando mis giras y mis viajes…

E:- Los argentinos tenemos una variedad enorme de música…

Sí y el mundo se sorprende de ello.

E:- Pero los únicos que no lo reconocemos somos nosotros mismos…

Sí, lamentablemente.

 

 

GUITARRISTA  GERARDO MACCHI FALU

Biografía

Guitarrista, compositor y cantante.

Nacido en la provincia de Salta en 1944, al norte de la República Argentina.

Su acendrada vocación por la música hizo que a temprana edad iniciara su formación académica a través de la guitarra, haciendo de ella su destino.

En el año 1963, a los 19 años de edad, recibe en el III Festival Nacional del Folclore realizado en la ciudad de Cosquín (Córdoba) el Premio otorgado mediante una plaqueta y diploma a la primera guitarra joven de Argentina.

Este hecho determina la iniciación de la carrera profesional de este artista.

En el año 1965 se radica en Buenos Aires, continuando sus estudios superiores con la eminente maestra y concertista argentina María Luisa Anido y paralelamente los de composición y armonía con el maestro Juan José Ramos.

En 1971 recibe el Premio Consagración en el Festival del Tango y Folclore realizado en la ciudad de Baradero (Pcia. De Bs. As). Es contratado por la Subsecretaría de Cultura de la Nación en el año 1973 para realizar festivales y conciertos en todo el país actuando en teatros, instituciones culturales, bibliotecas y en los principales festivales folclóricos de la zona.

La Dirección de Cultura de la Universidad de Buenos Aires lo contrata para realizar conciertos en casi todas las facultades que la integran.

Es autor de la mayor parte de las obras que conforman su repertorio, sobre gamas de extracción folclórica argentina y latinoamericana. Como compositor ha compuesto más de 50 obras guitarrísticas. Su música ha estado asociada desde siempre a la más alta poesía del país: Jaime Dávalos, Manuel Castilla, Mario Ponce, Jorge Calvetti, Jorge Díaz Bavio entre otros.
Su último trabajo compositivo es la Suite Nº1 Con Arraigo, para guitarra y orquesta sinfónica en cinco movimientos.

Gerardo Macchi Falú no limita sus interpretaciones solamente a lo folclórico clásico latinoamericano, sino que también incursiona en el tango instrumental, abordando a los más importantes autores de este rico y variado género, con personal y particular estilo.

En lo clásico universal recrea obras de Bach, Mozart, Sor, Tárrega, Julián Aguirre, Lecouna, Villalobos, Willams, Joaquín Rodrigo, etc.

Gerardo Macchi Falú, en su dilatada carrera musical ha editado varias obras discográficas:

MACCHI FALÚ – Sello Odeón;

SOLOS DE GUITARRA – Sello Sicamericana Music hall;

PLENITUD – Global Records Argentina (Luego editado en Japón);

AMÉRICA EN MI GUITARRA: Solos de guitarra y música latinoamericana (Editada en Argentina y Ecuador);

CONCIERTO DEL CANTO NUEVO: Canto y guitarra;

MI PROPUESTA – Sello Diapasón (Argentina);

TE DIGO MIS VERSOS: 28 poemas del poeta salteño Jorge Díaz Bavio, musicalizados por Gerardo Macchi Falú;

CON ARRAIGO: Canciones, obras para guitarra y tango;

PARA TENTAR AL SILENCIO – Sello Diapasón.

Ha realizado numerosos trabajos de recopilación, trascripción y arreglos de música para guitarra, como así también, ha editado álbumes y partituras de obras de su autoría.

Leyendas vivas

Memorias del Canto

 

 

en Salta en cada agujero hay una peña. Siempre hay en todas partes alguna guitarra y algún cantor…

 

Mi vida ha transcurrido en un universo maravilloso.

 

No soy guitarrista de conservatorio, soy guitarrista de la vida. Los artistas nacen de la vida, no del conservatorio.

 

Hubo todo un plan pensado y orquestado para que nuestra cultura desaparezca.

 

Todo el mundo tiene derecho a componer y a crear pero al final el público juzga, que es el soberano . Pero hay que mirar un poco para atrás para tener idea de dónde venimos y hacia dónde vamos…

 

Para ser nacionales y universales lo primero que tenemos que hacer es querer a nuestra propia tierra.

 

Últimas noticias

El nuevejuliense Molina entrenó a las órdenes del DT Pablo Aimar

Agustín Avalos Molina finalizó los entrenamientos con la Pre-Selección Nacional Sub 17. El jugador Agustín Alejandro Avalos Molina de la...

Noticias relacionadas