Entre la Ensaimada, los cítricos y el Durazno

(por Monica Gomez)

Todo aquel que haga el  recorrido por la autopista que conecta Rosario a Buenos Aires puede ver  a los costados de la ruta, casi a mitad de camino banderas de  colores. Estas  simbolizan que a unos metros se encuentra un puesto de ventas, mayormente de frutas de estación. En el partido San Pedro hacen provecho de la popularidad de  la excelente calidad de sus naranjas. Embolsadas en red de color rojo brillante se presentan en tiras grandes cargadas de esta fruta de buen color y gran tamaño. La ciudad de San pedro, no solo se conoce por esos souvenir que los viajeros hacen como parada obligatoria. Tiene las mejores ensaimadasdel país. Cuenta con una receta histórica donde las panaderías conservan y recrean con sigilo y respeto.Su naturaleza convive entre la  ciudad colonial con pulperías y la arquitectura moderna con  grandes estructuras. Fusión que da origen  a sus mejorables paseos por la costanera.

Otro atractivode la ciudad costera del Paraná es sin duda la particular chacra que llevan a delante los conductores de televisión Mónica y Cesar. Reconocidos por su labor en el noticiero de la noche. Ellos cuentan con plantaciones de frutales ideales de la zona y con un lugar donde se puede deleitar  su cocina. La maravilla está en poder ver la plantación de los árboles de durazno florecidos con un color lila que brinda un espectáculo único.

El durazno no solo es una fruta de residencia en esta zona, se cultiva desde Jujuy hasta Rio Negro, aun así Buenos Aires, Mendoza y Río Negro aportan el 95 por ciento de la fruta que consumimos. Nuestro país es el segundo productor de esta fruta de carozo del Mercosur.San Pedro es el partido que representa la fruticultura en la provincia de Buenos Aires.De esta producción los naranjos en primer término y los duraznos en segundo lugar son los frutales más cultivados en la zona.Para los frutales de carozo, la época de producción se extiende desde fin de octubre a principios de febrero, concentrándose en los meses de noviembre, diciembre y enero.

En mi casa cuento con un San Pedrino, que  hizo que los duraznos sean la fruta más consumida por la familia. Mi esposo  vivió hasta los 6 años en el pueblo de Santa Lucia perteneciente al partido de San Pedro y recuerda con mucha añoranza cuando su mamá preparaba los duraznos en almíbar para conserva.

Por eso en esta edición de la oferta Mesa de estación perteneciente a  la temporada de verano propone al durazno como uno de los ingredientes claves para que la carta de los restaurantes más reconocidos lo tenga. La idea de presentarlo en la gastronomía más gourmet lo sitúa en las comidas y te lo muestra en distintas propuestas para que lo disfrutes antes que se acabe.

Mi invitación haciendo práctica de la idea, es que prepares algo rico sencillo y súper rico como un Crumbe de Coco y Duraznos asados.

Ingredientes:

  • Harina 0000 250grs.
  • Azúcar 150grs.
  • Coco rallado 75grs.
  • Manteca fría 200 grs.
  • Extracto de vainilla 1cda.
  • Duraznos 1 kg.
  • Azúcar mascabo o morena 2 cda.
  • Vino blanco dulce ½ taza
  • Fécula de maíz 2 cda.

 

Procedimiento:

                Colocar la harina, el azúcar, el coco, y la manteca fría en una batidora con el gancho llamado lira, o mezclarlo en un bowl como cornet o algún utensilio que corte y desgrane la manteca hasta formar un arenado de trozos grande. Disponerlo en una placa y llevarlo por media hora a la heladera. Preparar los duraznos, pelarlos y cortalos al medio.  En una sartén o en una fuente que pueda ir al horno cocinarlos en la hornalla con una cucharada de manteca. Dorarlos de ambos lados y agregar el azúcar mascabo, el vino blanco y la fécula disuelta en agua fría. Dejarlo enfriar en ese mismo recipiente. Agregar el crumble por encima y llevar al horno por 25 minutos a 180°. Retirarlo dejar entibiar, espolvorear con azúcar impalpable y disfrutarlo con una bocha de helado o un toque de crema batida.