15.5 C
Nueve de Julio
viernes, 1 marzo, 2024

“El Guapurú”: Un vivero de conservación de especies nativas, frutales y exóticas en plena capital correntina

(Por Mónica Gómez)

Lo que soñamos de niños  muchas veces es un conjuro del futuro que  libremente se expresa para declarar su amor.  Cada juego, cada atracción, búsqueda o curiosidad son señales que cargamos con visión  hacia un deseo latente,  allanado por la inocencia de la infancia. Es un grito a viva voz, de la fervorosa pasión que llevamos dentro por comernos el mundo. Son caminos que debíamos tomar, sueños que tienen vida propia y que  nos hablan de lo que anhelamos ser. Lastimosamente es común hacer oído sordo a eso que creíamos un juego de infantes, aun así hay quienes luchamos contra los mandatos,  contra  el tiempo y sorteando las inclemencias por cumplirlos. Escucharnos de niños nos convierte en intrépidos adultos que siguen cual mapa de los piratas, ese que nos guía por el camino que debíamos transitar. Bendito aquel que si puede reconocer esa voz, dejarse llevar por lo que los astros  le tienen destinado y seguir las flechas que los guían al tesoro. Porque la vida nos dicta y florecerla como un fin, es lo que le da sentido de vivirla.

El juego de niño de Juan Víctor Sánchez es la realización de hoy, el vivero que el ingeniero agrónomo  tiene en plena ciudad de Corrientes Capital es la prueba concreta de que supo escucharse y actualmente cuenta con  una colección de plantas exóticas y especies nativas comestibles que fue atesorando desde los 8 años. En el  predio de 300 metros cuadrados, Juan y su familia tienen cerca de 300 especies frutales, solo algunas de las mismas están a la venta y, en su mayoría, estas plantas están en  investigación para fortalecer su conservación y consolidar los estudios sobre la fuente nutritiva de cada una. Esto dio comienzo por el deseo de su madre   por consumir los frutos de su  tierra natal, ella, oriunda de Brasil, país que cuenta con una gran variedad de frutales autóctonos que no son conocidos por nuestra población. Así fue que dio rienda suelta a cada plantín que obtenía de sus vecinos y amigos, hasta que de tantas reproducciones de plantas se vió en la obligación de regalar, y es así que hoy tiene muchas de ellas en  50 casas repartidas entre Chaco y Corrientes que forman parte extensiva del vivero.  Según cuenta Juan, el vivero es como una gran jungla, sin media sombra, sin plástico, son solo árboles que protegen a los otros, del frío y del calor, tratando  de que exista un clímax entre todas las especies para asegurar su conservación y protección bajo un ecosistema de adaptación y subsistencia mutua. Para adquirir los ejemplares  cuenta con una red de coleccionistas y con la colaboración de la sociedad en particular, muchas de las cuales obtuvo por recomendación o porque alguien se acercó  a comentarle de alguna especie que los mismos lugareños conocen, la cual no está muy difundida.

Corrientes  junto a Misiones son provincias  limítrofes con Brasil, eso las convierte en un punto cercano en biodiversidad y cultura, el clima, el suelo y su gente son factores compartidos que hacen que esta zona litoraleña tenga un fuerte arraigo de una mixtura cultural. Así, para Juan su sueño está en constante desarrollo, en la actualidad cuenta con un predio en la localidad de Paso de la Patria Corrrientes donde con su familia adquirieron un lote para que a futuro sea una unidad de conservación y estudio, un vivero y un pequeño café para consumir productos orgánicos únicos cultivados ahí. Se especializan en las plantas alimenticias no convencionales (Panc).  La idea es que las personas puedan acercase y conocer esta futura reserva. Lo que hace más de 20 años se inició como un juego hoy es el camino afianzado de toda una familia que trabaja en contra del desmantelamiento que el mundo está sufriendo de su biodiversidad, sigamos su ejemplo. Seamos agentes de cambio, protección y conservación.

La receta para preparar con un fruto exótico más popular es

   Crumble de Ruibarbo

Ingredientes:

CRUMBLE

  • Harina 1/4 Taza
  • Nueces picadas 1/4 Taza
  • Manteca 1 Taza
  • Azúcar mascabo 6 cdas
  • Canela en polvo 1 cdta
  • Hojuelas de avena 1 Taza
  • Coco rallado 1/4 Taza

RUIBARBO

  • Manteca 30 Gramos
  • Ruibarbo en tallos 300 Gramos
  • Azúcar 1 Taza
  • Harina 30 Gramos

Procedimiento:

Crumble: Mezclar en un bowl azúcar, harina, avena, coco, nueces picadas, canela y la manteca en cubos. Cocinar esta mezcla en una sartén hasta que esté ligeramente dorada a fuego suave si dejar de revolver. Reservar hasta que baje la temperatura.

RUIBARBO: Cortar los tallos de ruibarbo en trocitos de 2 cm y reservar. Derretir en sartén la manteca, agregar harina y cocinar hasta tostar (1 minuto). Añadir el ruibarbo cortado y el azúcar. Continuar cociendo hasta que tome consistencia de dulce, aproximadamente 20 minutos y reservar.

ARMADO: En la base de los vasos elegidos colocar una porción de crumble desmenuzado, completar con el dulce de ruibarbo y terminar con más crumble desmenuzado y crocante.

Mónica Gómez

Últimas noticias

¿Cómo hacer para ahorrar $61.000 en marzo con Cuenta DNI?

Rubro por rubro, los porcentajes d descuentos y los topes y los días de vigencia. Quienes forman parte de la Comunidad...

Noticias relacionadas