El costo de ser mujer: piden sacar el IVA a productos para la menstruación y la menopausia

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires solicitó que se reduzca el precio de las toallitas y los tampones.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires emitió un comunicado este viernes, en donde solicita la quita del IVA para los productos de menstruación como lo tampones, toallitas femeninas y también para los de la menopausia. 

Según el relevamiento del organismo provincial, el gasto anual de esos productos se estima -en el caso de los de primera marca- desde “$2.380 a $4.309, si se consideran 13 ciclos menstruales al año”.

Lo que más preocupa en medio de la crisis económica que atraviesa el país, es que el mayor impacto del “gasto menstrual” recae en los sectores más pobres, en donde representa al menos un 10% de sus ingresos.

A su vez, el estudio analiza otras tres canastas básicas de tipo B, conformada por 27 artículos y la C, compuesta por 22. Sin embargo, la diferencia entre los productos de las 3 canasta, representa una diferencia de $1 mil cada una.

Los datos coinciden con los que informa el colectivo Economía Feminista. A través del hashtag #MenstruAcción y de distintos proyectos de ley, promueven lo que llaman “Justicia menstrual”, un concepto que podría definirse a partir de algunas pocas medidas básicas. 

En este sentido, el pedido de la Defensoría, en paralelo con el colectivo de mujeres, sugiere la necesidad de que estos insumos en cuestión sean provistos de manera gratuita en escuelas, cárceles, universidades, hospitales y otros espacios comunitarios. 

En base a cifras del Banco Mundial, desde Economía Feminista aseguran que el ausentismo escolar por falta de artículos de gestión menstrual es un problema serio, muy poco difundido y que, a nivel global, la pérdida de jornadas escolares por falta de apósitos llegaría a entre el 10% y el 20%.

A su vez, la Defensoría del Pueblo advierte de otros gastos para contemplar y hace referencia a los cerca de $1.200 que deben gastar algunas mujeres, en productos analgésicos y antiespasmódicos. Además, piden tener en cuenta controles ginecólogos gratuitos.

“Independientemente de su ingreso, al igual que las mujeres que menstrúan durante la menopausia, deben realiazarse los controles ginecológicos anuales, como la Colposcopia, el PAP, la Mamografía y pueden sumarse la ecografía mamaria y ginecológica”, concluye el análisis.