8.9 C
Nueve de Julio
sábado, 18 mayo, 2024

Dengue: qué ocurre en caso de contraer la enfermedad en el embarazo o en fecha de parto

El hijo de una persona con dengue periparto o congénito “debe ser cuidadosamente observado durante las dos primeras semanas de vida”.

La epidemia de dengue, que marcó picos inéditos de contagios durante el verano en el país, ha generado gran preocupación no solo por la cantidad de casos y fallecidos registrados, sino por lo que podría pasar en la próxima temporada de vigilancia de la enfermedad.

Asimismo, se ha difundido más información desde organismos especializados, con intención de generar mayor conciencia preventiva y acerca de las complicaciones que puede traer la infección, que no tiene cura.

Una situación que puede generar inquietudes es la que supone contraer la enfermedad en períodos de gestación o al momento del parto. Según precisó la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)“la transmisión vertical madre-hijo es infrecuente”, por lo que el padecimiento de la enfermedad no afecta al feto. Asimismo, la entidad indicó que “el dengue no produce malformaciones” y que la manifestación “congénita” está limitada “a la adquisición de la enfermedad en el periparto”, esto es, el lapso de tiempo en el que se desarrolla el preparto, el parto y el nacimiento.

Las infecciones en bebés recién nacidos en el periparto “pueden producirse entre 11 días antes del parto y 24 horas después del nacimiento”, subrayó la SAP. Los síntomas en el recién nacido pueden detectarse  pasadas 9 horas del parto, hasta los 11 días de vida, con una media de 4 días.

En tanto, el hijo de una persona con dengue periparto “debe ser cuidadosamente observado durante las dos primeras semanas de vida”.

La presentación de los síntomas del dengue congénito es variable. “Lo más frecuente es que se trate de una enfermedad leve, pero en algunos casos puede aparecer el compromiso multisistémico”, indicó la entidad.

No obstante, las formas graves de la enfermedad en recién nacidos son infrecuentes y los cuadros evolucionan favorablemente.

De las tres sepas del virus que circulan en el país el DEN-2 es el que se ha relacionado más frecuentemente con la transmisión vertical, de persona gestante a su hijo. Además, “siempre que el estado clínico de la madre con dengue lo permita, la lactancia no debe suspenderse”. (DIB) ACR

Últimas noticias

Avance histórico: por primera vez científicos desarrollan un tratamiento clave contra la ELA

Los investigadores afirman que este descubrimiento “podría transformar la vida de los pacientes”. Tras tres décadas de investigación, científicos canadienses...

Noticias relacionadas