Declamar y ejercer

(por Hugo Merlo)

Abraham Lincoln, escribió “los principios importantes pueden y deben ser inflexibles”

Hay una confusión cuando hablamos y expresamos un derecho o una obligación ytiene que ver con eldecir quetenemos posibilidad de ejercerlo o cumplirlo, y por otro lado la probabilidad que ello ocurra.  Por ejemplo: yo soy libre para comprarme una Mansión, pero si no tengo el dinero, no podré ejercer, es poco probable que la compre. ¡Mi libertad es no ejercida!

El presidente se está dando cuenta de dos cosas, una, que si se pasa todo el día diciendo queestá todo bien y la gente no lo percibe, no tiene sensación de eso, es contraproducente y segundo, que la crisis se acentúa por la incertidumbre de los tomadores de decisión de invertir y que presiona el sistema y demora el fin de la recesión.

Entonces, convocó a todos los contrincantes políticos, promoviendo un acercamiento a los efectosde acordar diez puntos, y digo acordar, porque para discutir no hay nada. Por ej. Equilibrio fiscal, así dicho, ¿quién va a estar en contra?Es posible…¡sí!,probable más difícil.

No entienden los políticos que lo que hay que consensuar son estrategias que definan el perfil de país que se quiere ser, aquello que indique una escala de prioridad de cosas, que sean políticas de estado por que exceden las administraciones y hay que mantenerlas en el tiempo.

Cuando uno lee los 10 puntos, llega inmediatamente a la conclusión que si hubiésemos actuado como decimos que vamos actuar, no estaríamos en el estado que estamos, repasemos un poco:

Lograr y mantener el equilibrio fiscal, ¿alguien puede estar en desacuerdo? Esta es una condición para detener la inflación, no es una alternativa, es necesario. Esto tiene correlato, con otro delos puntos:“Reducción de la carga impositiva, enfocado en los impuestos más distorsivos”. Se reduce la carga individual y hay que aumentar los que pagan. Por supuesto, todos de acuerdo, pero como dije antes, verdades de Perogrullo.Sigo con la penosa descripción de lo obvio.

Este capítulo debería llamarse país normal, si no, como discutir estos puntos:“Respetar la ley (ja), los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica” y este otro punto “Cumplimiento de las obligaciones con acreedores”, seguramente Ud. piensa en el FMI (17 % del total de deuda), pero le advierto que la mayoría de la deuda pública es interna (83 % del total de deuda), en bonos a los Bancos y el Tesoro también mete mano en el fondo de sustentabilidad, o sea que pagar, tarde o temprano pagamos. Dentro de este apartado podríamos incluir “Asegurar un sistema de estadísticas confiable, elaborado profesionalmente y en forma independiente” ¿alguno vota en contra?, – Moreno a Ud. no le pregunté, siéntese…jejeje

Otro que no podía faltar:“Consolidación del sistema previsional sostenible y equitativo”, sostenible me queda claro, equitativo ¿con respecto a qué? Otro:“Consolidar el sistema federal basado en reglas que permitan desarrollar las Provincias” esto significa, modificar la coparticipación para dar más autonomía a Provincias y Municipios. Me gusta. Dejar el desarrollo endógeno, o sea de los territorios, en mano de los habitantes, permite definir estrategias puntuales y objetivos concretos y libera a las provincias.

“Creación de empleo través de una legislación laboral moderna”:este punto en su base está planteando una reforma laboral, como decía en ediciones anteriores, el trabajo está cambiando y la tecnología está modificando la naturaleza del trabajo, ¿es malo esto? NO, es inevitable. Esto buscará consenso en el Congreso. Por último:Independencia del BCRA.

Los invitados a firmar: Massa, Lavagna, Pichetto, Sindicato CGT, EMPRESARIOS, CFK, Urtubey,  Iglesia,Scioli y Cornejo.

La verdad es que los 10 puntos no vinculan, pero servirán como una zaranda. Y lo veo como un barco donde van todos y a punto de naufragar, hay que hacer algo, sacar el agua, preparar los botes salvavidas, reparar los motores, o sea hacer las cosas que hay que hacer para mantenerse a flote, después fijar el rumbo, no hay lugar para improvisaciones. De nosotros los pasajeros dependerá elegir el capitán que nos lleve a la orilla.

Lic. Hugo Merlo ghs