De paso por 9 de Julio

DSC01967
Germán Krauss

Entrevista exclusiva a Germán Krauss. “Una comedia es un drama contado un mes después” . — Así definió a este género, el actor Germán Krauss, el sábado, horas antes de presentar Tu cola me suena en el Rossini. En una entrevista que concedió a EXTRA manifestó su “inmenso” agradeciemitno  a la televisión y asegura que a través de ella se ha “metido de prepo” en los hogares de la gente y que muchas veces, sin querer, ha influenciado sus mismas vidas.

Con toda una trayectoria cumplida hoy mira, a la distancia, la evolución en la TV.  Con una mirada reflexiva pero crítica asegura que evolucionó en muchos aspectos pero que lo hizo en detrimento de los contenidos. “Nosotros llevamos hasta a Shakespeare a la televisión”, ejemplifica sobre la labor educativa que tenía por entonces en cuanto a elevar el valor de los gustos y la cultura de las audiencias. Un fenómeno que hoy va desapareciendo en busca de una aparente “naturalidad en el lenguaje”.

 

E:- La gira de los actores en el interior es un fenómeno creciente en las últimas décadas…Antes era privativo de las grandes urbes o de las ciudades muy  turísticas…¿A qué cree que obedece? ¿Cómo lo viven los actores?

No es tan nuevo. Lo inició el gran Darío Vittori, fue un pionero en el tema de las giras y de las temporadas en Mar del Plata y Carlos Paz. Hace años que las compañías salen de gira…

E:- Tal vez se vea note más entonces en estos últimos años…

Puede ser que estén saliendo ahora más compañías que las habituales . Además antes salían solo los fines de semana, ahora todos los días…

E:- Y cómo viven los actores esta vida medio itinerante con la familia, los afectos y los mismos compañeros de trabajo?

Depende de muchas cosas. Empecemos porque si te gusta o no hacer el espectáculo. Nosotros estamos muy contentos con esta comedia, no tenemos pretensiones, no buscamos nada polémico y nuestro objetivo es simplemente que la gente se ría y que la pase bien y te puedo asegurar que se consigue ampliamente: la gente se muere de risa. Agradece mucho, es un momento en que la risa es absolutamente necesaria… Fundamentalmente eso es lo más importante: ser feliz haciendo lo que hacés. En segundo término, hay que tener en cuenta al elenco que es con quien convivés. tenés una convivencia muy estrecha: estamos juntos desde el desayuno hasta la cena, todo el día estamos juntos… La convivencia es muy estrecha aunque por suerte la estamos llevando muy bien. Ya teníamos una experiencia previa, aunque no tan así, cuando hicimos la temporada en Mar del Plata donde estuvimos desde diciembre a febrero. Por ahora nos estamos llevando excelentemente bien…

E:- Ud recién sacó el tema de la risa. En su historia actoral muchas veces ha elegido comedias… Hay un mito que dice que al público es más difícil hacerlo reír que llorar…¿Es tan así?

Sin dudas. El drama por ahí toca fibras muy íntimas y los temas hacen que el espectador se sienta de alguna manera relacionado, indentificado y por ahí viene la lágrima. Pero para reír, no, es mucho más difícil. El género de la comedia en general es mucho más difícil, te diría. De pronto, los actores que se inician (hay buenas escuelas y muchísimo teatro en Buenos Aires, que es lo que se llama el off). Normalmente las temporadas estaban sobre la tradicional calle Corrientes. Pero ahora empezó esto que se llama Off Corrientes , a manifestarse en distintos lugares que, incluso, muchos no tienen nada que ver con el teatro…

E:- ¿Tiene algo que ver con lo que hace unos años se llama teatro Under?

Sí, es lo mismo. En otra época se llamo Teatro Independiente. Hoy hay teatros en casa familiares y hasta en galpones, el teatro está en todos lados. Esto hace que los actores tengan un gran training. Pero la comedia es un género que sin dudas necesita del oficio, tienen que ver con el ritmo, las pausas, los remates de los chistes, requiere potra relación con el público, otro feedback . A través de la comedia uno se relaciona con el público de manera distinta, desde los primeros instantes y, si uno no tiene esa condición de nacimiento no se tiene más…

E:- Se necesita de una virtud innata…

Sí, para la comedia sí. Para el drama quizás no. La comedia, si uno se la pone a analizar, tiene mucho más que ver con la realidad que el drama. El drama es algo muy puntual mientras que la comedia está todos los días, todos los días tenemos una comedia en la vida…

E:- Aunque a veces pasa desapercibido…

Sí, yo siempre digo que una comedia es un drama contado un mes después. Generalmente es un momento que lo pasaste muy mal pero después, cuando se lo contás a tus amigos, se matan de risa… Eso es justamente la comedia…

E:- Entonces Ud. admite es verdad que es más fácil hacer llorar que reír… Ud. ha trabajado mucho en comedias…

En tantos años de carrera he tenido distintos momentos. Comencé con el teatro, que era una especie de under, que se llamaba Independiente y que tenía una gran influencia del teatro ruso, y marcó todo una época no solo en los actores sino también en los autores.

Después llegó el teatro comercial, la televisión, las noveles y las telenovelas…

E:- Allí fue donde logró la máxima popularidad como galán….

Sí, tuve muchísimos años de novela en Argentina, en Italia, Venezuela, en Puerto Rico… Nunca me sentí un galán, era solo un personaje que interpretaba.

E.- Ahora está más con la comedia…se siente más cómodo

Sí, mucho más cómodo. Y en la comedia es fundamental uno como se relaciona con los compañeros porque hay líneas que no se ven, de tiempo, de esperas… Conseguimos una buena comunicación de bajo del texto…

E:- Es como una maquinaria…

Exactamente. Es todo un mecanismo. Todo el mundo piensa que porque la comedia se llama Tu cola me suena, se trata solo de chicas desnudas. Se puede etiquetar como la comedia de puertas, voderil, es un género dentro de la comedia, antiguo. La primer comedia fue La pulga en la Oreja de Feidou. Y a veces se define que el éxito de un voderil es con la precisión con que se abre y se cierran las puertas…

E:- En cuanto a los públicos… Es cierto que los de las grandes ciudades son menos prejuiciosos y más expresivos que los del interior, que son más fríos y más introvertidos a la hora de reír?

Yo diría que es todo lo contrario. El público del interior demuestra muchísimo afecto. Y es como que tiene más memoria. A los actores de tantos años de trayectoria en las grandes ciudades es como que no tienen tan presente toda tu historia. A través de la televisión yo me he metido de prepo en la casa de la gente desde hace muchísimos años. Tuve la posibilidad de llegar a distintos públicos y a distintas generaciones: están las señoras más grandes que se acuerdan de las novelas; los de treinta y pico, que son los de Regalo del Cielo, están los de veintipico que son los de Mi familia es un Dibujo… Son muchas generaciones. Y uno tiene el reconocimiento primero con el aplauso durante la función pero después cuando uno termina y sale. Y te empiezan a contar anécdotas, algunas muy emotivas como por ejemplo, que a su hijo le pusieron el nombre por uno…Eso gratifica muchísimo en este oficio de comunicar y de llegar a la gente a esos lugares tan íntimos y sentimentales… Uno siente que va un poquito más allá de lo que es simplemente la representación actoral.

E:- Ud. pasó por varios géneros y medios. Dónde se sintió más cómodo: en el teatro, en el cine o en la TV… Cuál es lo que más le gustó y como fue el antes y el ahora de la TV?

Han pasado distintas épocas. Yo agradezco inmensamente a la televisión. A veces los actores reniegan un poco porque la consideran un arte menor. Pero no es en mi caso, me ha dado muchísimas gratificaciones. Y sí, hay un antes y un después. Y como todo en la vida, hay cosas que se han mejorado como la estética, la posibilidad de hacer más exteriores y tiene una gran influencia del cine, con los formatos y la forma de realizarla…

E:- En detrimento quizás de los contenidos….

Sí, exactamente. Llegamos a hacer Shakespeare por televisión. He hecho, durante cuatro años, un ciclo de comedias , una por semana, escritas por escritores franceses, italianos, americanos y eran obras que incluso han tenido su tiempo de éxito en la sala, los contenidos eran realmente importante. Estaban escritos por escritores y no por guionistas…

La televisión entonces cumplía una función educativa, sobre todo en el manejo del lenguaje, a diferencia del que se utiliza ahora buscando una aparente naturalidad…

E:- Se ha vulgarizado bastante…

Exactamente. Con lo que hacíamos colaborábamos muchísimo con la formación cultural de la gente, sobre todo en los jóvenes…

E:- Por qué cree que se han vulgarizado tanto los gustos y ha bajado tanto el nivel cultural de la TV. ¿Por una imposición de los que generan los contenidos o por demanda de los mismos públicos?

Es como preguntarme quién nació primero, si el huevo o la gallina. Personalmente creo que los responsables son los que producen y eligen los productos. Esto viene acompañado de un deterioro cultural que no es solo de la televisión. Esto viene desde un montón de lugares, como la educación. Pero el que tiene la posibilidad de comunicar masivamente debe tener responsabilidad respecto a la calidad del producto que ofrece.

E:- Entre todos los géneros, el teatro fue el más de elite por antonomasia …

No, no creo. El teatro siempre llegó a todos los públicos. Al contrario, 30 o 40 años atrás era más masivo el público que iba al teatro.

Pero la costumbre de concurrir al teatro se fue perdiendo por muchas razones. Este tema da para una larga charla…  La cuestión económica sin lugar a dudas influye muchísimo. Hoy una familia para ir al teatro tiene que contar con 1000 pesos, el 10% de un sueldo de 10.000 pesos. Como consecuencia de ello, comienza a desaparecer la costumbre o tradición, de generaicón en generación, de ir al teatro. Yo provengo de una familia de clase media y por lo menos dos sábados por mes concurríamos al teatro…

E:- Qué es lo que le queda por cumplir en su carrera?

Estoy en eso. Estoy escribiendo teatro, comedia por supuesto. Es mi primera comedia , la presenté a los productores y les ha interesado el producto durante esta última semana y estamos en vías de realizarlo…