30.9 C
Nueve de Julio
martes, 7 diciembre, 2021

Criminología y seguridad ciudadana

(Por Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología)

La Criminología, como disciplina que también estudia y previene en el ámbito del control social, puede trabajar en conjunto con la seguridad policial en estados municipales o locales para una mejor investigación y tratamiento en las distintas áreas de seguridad, así como también en la ayuda en la contención a la víctima para que la misma no sea revictimizada, también propuestas para mejorar la eficacia y eficiencia del personal policial.

Haciendo una breve introducción de que la Criminología es una disciplina importante en el área de seguridad, hablaremos ahora de Seguridad Ciudadana. Convengamos que la seguridad Ciudadana es un derecho, un bien común que se articula mediante la acción integrada  que desarrolla el Estado, con la colaboración de la ciudadanía y de otras organizaciones públicas. Busca asegurar su convivencia pacífica, la erradicación de la violencia, la utilización pacífica y ordenada de vías y de espacios públicos; en general, evitar la comisión de delitos y faltas contra las personas y sus bienes.

La seguridad ciudadana como un derecho:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948, estableció un trípode de derechos sobre cuya base se deben materializar las demás. Se enfatiza que toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad, esta última se refiere precisamente a que la seguridad es el correlato de las dos anteriores, en el entendido de que las personas no deben estar sometidas a una serie de amenazas, agresiones físicas o psicológicas, amedrentamientos, coacciones, extorsiones y un abanico de acciones de violencia que pongan en riesgo la vida, integridad física, la tranquilidad, la propiedad y el derecho a vivir en paz que se merece todo ser humano.

La Seguridad Ciudadana como un bien Común:

Al ser un bien común, la seguridad ciudadana es una prioridad nacional para el desarrollo del libre ejercicio de los derechos y garantías individuales y colectivas.

En primer lugar, el término “Seguridad Ciudadana” se refiere a la condición de toda una comunidad de personas; a la ausencia de amenazas que pongan en peligro la seguridad colectiva, en ese sentido, el termino tiene un significado normativo y evalúa una situación ideal.

En segundo lugar, se refiere a acciones concretas encaminadas a la eliminación de las  amenazas de seguridad o hacia la protección de la población ante esas amenazas. En este sentido, el término se refiere a prácticas existentes que buscan la idealidad de la norma.

La seguridad ciudadana es concebida por la Comisión como aquella situación donde las personas pueden vivir libres de las amenazas generadas por la violencia y el delito, a la vez que el Estado tiene las capacidades necesarias para garantizar y proteger los derechos humanos directamente comprometidos frente a las mismas. En la práctica, la seguridad Ciudadana, desde un enfoque de los derechos humanos, es una condición donde las personas viven libres de la violencia practicada por actores estatales o no estatales.

La importancia de entender y priorizar la seguridad ciudadana ya que su mayor propósito es de carácter preventivo y de colaboración con la ciudadanía de las actuaciones del Estado y no una actividad reactiva ante la comisión del delito.

Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología

 

 

 

Últimas noticias

Ante el feriado de este miércoles: Será normal la recolección de residuos

La Municipalidad de Nueve de Julio, informa que pese a ser este miércoles 8 de diciembre Feriado Nacional, la...

Noticias relacionadas