17.2 C
Nueve de Julio
lunes, 22 julio, 2024

Columna

img_1671-2
Lic. Gonzalo Merlo

(Por: Lic. Gonzalo Merlo) Los 10 malos hábitos que dañan el éxito empresarial: El mundo de los negocios está lleno de libros que buscan exponer las principales características que debe tener un empresario para ser exitoso tanto en su carrera, como en su vida personal. En contraposición a estas ideas, encontramos que Marshall Goldsmith,

elegido como uno de los cinco coaches más respetados por Forbes y fundador de la empresa de coaching ejecutivo que lleva su nombre, decidió escribir una recopilación de aquellos hábitos que perjudican el camino al éxito.

La idea principal es entender, cómo las personas de negocios de éxito pueden hacerse aún más exitosas. El trabajo, busca ayudar a las personas a identificar y a romper con los malos hábitos que interfieren en su trayectoria, dentro de los cuales, podemos destacar los más importantes:

Vencer siempre

La necesidad del individuo “hipercompetitivo” de ser mejor que los otros está en la base de casi todos sus problemas de comportamiento.

Hacer comentarios destructivos

Los comentarios negativos gratuitos pueden interferir en sus relaciones de trabajo. La clave no está en saber si eso o aquello es verdad o no, lo que importa es saber si vale la pena.

Siempre comenzar una frase con “No”, “Pero” o “Sin embargo”

Goldsmith muestra cómo las personas imponen esas palabras a los otros para ganar o consolidar su poder. A su vez, éstas se quedan tremendamente resentidas a causa de ello, lo que termina por ahogar las discusiones.

Negatividad, o “Déjenme explicar por qué eso no va a funcionar”

Goldsmith describe ese tipo de comportamiento de negatividad pura y sin adulteración, sin embargo disfrazada por la voluntad de ayudar.

Retener información

Este mal hábito tiene que ver con el poder. Goldsmith muestra cómo incluso las personas mejor intencionadas hacen eso todo el tiempo. Actúan de ese modo cuando están demasiado ocupados como para pasar a alguien información importante y cuando delegan una tarea a los subordinados, pero no gastan tiempo en ellos.

Que se quede anclado en el pasado

Goldsmith dice que muchas veces, los ejecutivos se anclan en el pasado porque les permite culpar a los demás de cosas que salieron mal en su vida.

Privilegiar a los favoritos

Ese tipo de comportamiento crea aduladores. Y premiar aduladores crea líderes superficiales.

Rechazar pedir disculpas

Cuando una persona dice, “lo siento mucho”, gana aliados, y más que eso, gana compañeros. La primera cosa que Goldsmith enseña a sus clientes es a pedir disculpas.

Dejar de expresar gratitud

Goldsmith aconseja romper con el hábito de nunca agradecer, haciéndolo, al mayor número posible de personas a su alcance, sin descanso.

Una necesidad excesiva de ser “yo mismo”

Expresar excesivamente “quienes somos” tiene como resultado una “lealtad equivocada”, lo que puede llegar a ser uno de los obstáculos más difíciles de vencer para hacer un cambio positivo y duradero de su comportamiento.

Últimas noticias

22 de julio: Día Mundial del Cerebro: Todo lo que debes saber sobre las enfermedades

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las afecciones neurológicas que más contribuyeron a la pérdida...

Noticias relacionadas