Chivilcoy: “No jugamos con las esperanzas de la gente”, advirtió Alonso

La concejal de Unidad Ciudadana salió al cruce del gobierno nacional y del intendente Guillermo Britos por la confusa situación de los trabajadores de SanCor.

El futuro de los empleados de la empresa SanCor en Chivilcoy, recientemente adquirida por AdecoAgro, es una incógnita. Tras la llegada de la nueva firma, muchos de ellos recibieron cartas documento y quedaron licenciados, con reducciones parciales de sueldo, y a algunos se les ofrecieron traslados a otras ciudades o retiros voluntarios.

Ante esta situación que la oposición denunció como “irregular y arbitraria”, el gobierno municipal respondió con dureza. “Otros hablan, nosotros hacemos”, escribió en su cuenta de Twitter Guillermo Britos, al mismo tiempo que anunció el otorgamiento del certificado de habilitación para AdecoAgro y aseguró que desde la empresa le prometieron que “al aumentar la producción, sumarán empleados”.

No conforme con la explicación del jefe del municipio, Constanza Alonso, quien había culpado de la situación a “la crisis que el gobierno de Mauricio Macri profundiza día a día”, manifestó: “Gestionar no es habilitar una empresa. Eso es un trámite. Gestionar es traer una empresa, es generar las condiciones para que se instale, se quede, se creen o se sostengan los puestos de trabajo”.

“Gestionar hubiese sido que pudieran encontrar interesados por la nave de Paquetá. Chinos, bragadenses, brasileños o de donde sea. Minimizaron esa situación hasta último momento, como están haciendo ahora con SanCor, y cuando ya era tarde para ocuparse sólo se dedicaron a generar falsas expectativas”, agregó la concejal de Unidad Ciudadana, en diálogo con LA RAZÓN.

A su vez, la edil le respondió directamente al intendente: “Nosotros hablamos, sí. Pero ellos también y no resisten el archivo de haber prometido trabajo a todos los despedidos de Paquetá y no haber cumplido. Nosotros hablamos porque pretendemos visibilizar lo que pasa, acompañar a los trabajadores. Pero jamás le mentimos a la gente ni jugamos con sus esperanzas. Son vecinos de Chivilcoy que dejan de mantener a sus familias. Van a ser mas de 700 en unos meses entre Paquetá y SanCor. La gente no es tonta”.

“La primera medida que debe tomarse para atacar un problema es reconocerlo. Britos no denuncia que son las decisiones de Macri y Vidal las que están quitándoles la comida de la mesa a las familias de nuestra ciudad, porque está cada vez más cerca de Cambiemos. Desde esa complicidad con las políticas de hambre es imposible construir un futuro mejor para Chivilcoy”, cerró Alonso.

(Cuarto Politico)