Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria en 9 de Julio

Este próximo sábado 25 a las 14 hs, en el Museo j. de Vedia, se desarrollará el 5to encuentro de la CALISA 9 de Julio. Recibimos a Carlos Carballo, Ing. Agrónomo, uno de los creadores de la CALISA de la Facultad de Agronomía de la UbA. La actividad es libre y gratuita y consideramos muy importante para la zona en que vivimos.

AMIGO, VECINO, CIUDADANO, “CONSUMIDOR”.

¿Cómo se están alimentando actualmente Ud. y su familia? ¿mejor o peor que hace

20-30 años por ejemplo? ¿porqué? ¿quién decide la alimentación? ¿elige según los

precios, por el tiempo o las ganas que tiene para comprar y para cocinar ? ¿por los

gustos de cada uno? ¿por lo que piden los chicos?

No todo es igual para cada uno de nosotros, pero muchas cosas son comunes. Los

cambios en la alimentación tienen que ver con lo que nos fue pasando en otros

aspectos de nuestras vidas: cambios en las familias; la mujer se incorpora al trabajo

fuera del hogar; tenemos cada vez más cosas y cada vez necesitamos más; estamos

atados a la publicidad y a los medios de información; corremos cada vez más para

estar en el mismo lugar; pero esto no nos hace más felices.

¿Qué pasa con la alimentación? En un gran exportador de alimentos, a lo largo del último siglo un tercio de la población tuvo problemas alimentarios; últimamente la

Problemática se agravó. En una sociedad tan desigual como la nuestra pueden

reconocerse dos grandes sectores: los que no acceden a la alimentación necesaria por

falta de tierra para producirlos o plata para comprarlos, y los que cuentan con

recursos necesarios, pero no se alimentan en forma adecuada. En Argentina:

– el 30 % de la población es pobre y casi el 50 % de nuestros chicos son integrantes de

familias pobres; el 10 % son “indigentes”, que ni siquiera comen lo necesario;

-las bebidas azucaradas y las comidas rápidas que antes se consumían sólo en

circunstancias especiales, ahora sean base de nuestra alimentación? También es bajo

el consumo de frutas y verduras, mientras se tiran miles de toneladas por mal precio

que le pagan a los productores. El 66 % de los productores agrarios trabajan la tierra

con su familia y, a pesar de sólo ocupan el 13 % de la tierra, generan casi el 20 % del

valor producido y ocupan más del 50 % de la mano de obra permanente en el campo;

-estamos mal nutridos; tenemos la mayor tasa de obesidad de Latinoamérica (26,7 %)

y más del 60 % de la población tiene sobrepeso; además, somos los campeones

mundiales de consumo de gaseosas por persona. La carencia de nutrientes esenciales y

el exceso de hidratos de carbono, azúcar y grasas son responsables de trastornos

metabólicos, que generan una creciente epidemia de “Enfermedades No

Transmisibles” a nivel nacional e internacional.

La epidemia se concentra en los sectores con menores ingresos y condiciona la salud

actual y futura de un alto porcentaje de la población, especialmente niños y jóvenes.

¿Por qué no nos alimentamos bien? ¿de qué depende? ¿es un problema de

información- educación, o también de hábitos, de cultura y de ingresos? Las

respuestas seguramente no son iguales para todos los sectores sociales y todas las

familias. Mientras se multiplican las dietéticas y la comida “gourmet” en algunos

barrios, en otros crecen los comedores y los merenderos populares porque muchos

conciudadanos no pueden acceder a los alimentos básicos.

Los esperamos.