Cambiando hábitos

(por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

Criterios para comenzar a realizar actividad física.
Lo que más cuesta al comenzar a entrenar es EMPEZAR, decidirse, una vez que lo hagas, ya has superado la fase más dura. Aunque de nada tendrá sentido si no lo haces con regularidad y de acuerdo a tus posibilidades y rendimiento corporal.
El primer día que ingreses a un gimnasio te sentirás observado y tendrás miedo a realizar los ejercicios. Por ello lo más importante es que te sientas cómodo en el lugar y que UN PROFESIONAL te asista en tu entrenamiento. No es cuestión de agarrar y pasar por todo lo que ves, ya que es un Centro de Salud y no un tenedor libre. No siempre más es mejor.
Conoce tus limitaciones: Las primeras sesiones te servirán para evaluar tu programa, tu cuerpo, la carga, posición, regulación y funcionamiento de los elementos, etc. Las primeras semanas serán de aprendizaje, con el tiempo, tendrás tu plan y rutina para entrenar.
No tengas prisa: Deja tiempo a tu cuerpo para recuperarte y provocar sus adaptaciones a nivel fisiológico, reservate a la hora de aumentar las cargas o la frecuencia de entrenamiento. Se inteligente y recuerda que más, no es mejor.
Respeta las fases y el plan de trabajo: Realiza una entrada en calor o activación como vuelta a la calma. Recuerda que los entrenamientos de fuerza requieren que tanto el musculo como el tejido conectivo este en las condiciones adecuadas para ser eficiente y sobretodo no correr riego de lesión.
Observa y pregunta: Observa a las personas avanzadas como realizan los ejercicios, la corrección postural es muy importante. Siempre pregunta AL PROFESOR cualquier duda o inquietud que tengas. Si existen espejos úsalos para observar los movimientos y mejorar tu postura.
Utiliza ropa adecuada: para realizar un trabajo aeróbico, de musculación, no es necesario una vestimenta técnica específica. Sin embargo es conveniente que lleves ropa cómoda para realizarlo con la técnica correcta. Un centro de salud no es una pasarela de modas.
Normas básicas:
En una sala de fitness es necesario que respetes ciertas normas de utilización para además de estar integrado, nadie tenga que llamarte la atención.
Cuida el material: A todos nos gusta encontrar el material ordenado y en su sitio cuando lo necesitamos, por lo tanto debes acostumbrarte a dejarlo en su sitio una vez finalices el ejercicio.
Cuando cargues una barra, vuelve a colocar los discos en su sitio al final del ejercicio, no la dejes cargada.
Vuelve a colocar las mancuernas en el mancuernero y ordenadas.
Si desplazas un banco o montas una estación de trabajo, devuelve el material a su sitio.
No dejes los agarres por El suelo, alguien lo puede pisar y resbalar.
Cuando aprietes un agarre o regulación, vuelve a dejarlo liberado.
Ane cualquier duda…PREGUNTA
Utiliza tolla; esta es una norma de higiene que todo el mundo debería respetar. Acostumbrate a colocar una pequeña toalla, evitaras dejar el sudor en el banco y colchonetas.
Pregunta antes de utilizar maquinas o elementos: muchos realizan ejercicios en superseries, es decir mientras recuperan de un ejercicio, utilizan otra máquina.
Comparte el lugar, las máquinas y pesos libres: es muy normal que llegue el momento que tengas que compartir una máquina, o material, es habitual, mientras que uno recupera, otro puede utilizarla.
Una sesión de entrenamiento consta de 50 a 60 minutos. Normalmente se utilizan 3 estímulos semanales. Si deseas más tiempo es preferible dividir el entrenamiento en turnos y no agregarle horas seguidas.
Lentamente iras agarrando confianza, sentirás las adaptaciones musculares al ejercicio y los cambios traerán mejoras a tu salud, mejorando los hábitos diarios.
Importante: Realiza un control médico.
* Hidratate antes durante y después del entrenamiento.
* Tomate tu tiempo para entrenar, descansar y vuelta a la calma.
* Que un Profesional guie tu entrenamiento. ( no seas un youtuber)