22.8 C
Nueve de Julio
domingo, 25 febrero, 2024

Análisis sobre la problemática del consumo de alcohol

(Por Marina Suárez, Lic. En Criminología)

El alcohol como droga de consumo es una de las más habituales en los distintos estratos sociales y en los últimos años ha crecido exponencialmente, sobre todo en los adolescentes (hombres y mujeres) en las Américas, lo cual es preocupante.  Ahora bien, debemos tener en cuenta que el alcohol es una droga depresora del sistema nervioso central que inhibe progresivamente las funciones cerebrales; sustancia psicoactiva y por lo tanto adictiva. Afecta a la capacidad de autocontrol, produciendo inicialmente una euforia y desinhibición, por lo que puede confundirse con un estimulante. Cuando ese consumo es en exceso y de manera habitual provocará una enfermedad en principio la adicción al alcohol, es decir alcoholismo; según la OMS define al mismo: “como cualquier deterioro en el funcionamiento físico, mental o social de una persona, cuya naturaleza permita inferir razonablemente que el alcohol es parte del nexo causal que provoca dicho trastorno”. Por otro lado, el consumo en exceso trae aparejado otras enfermedades y lesiones. 

Teniendo en cuenta los efectos que produce esta sustancia, es importante entender los cambios y determinados comportamientos en las conductas de quienes son consumidores/adictos. Según el informe de las Américas del año 2019 indica que de 300000 muertes; 80000 de ellas, el consumo de alcohol fue el determinante.

El consumo de alcohol ocasiona grandes riesgos en la salud, especialmente en los países de las Américas por los ingresos bajos y medios; se asocia a enfermedades como también en problemáticas sociales; ejemplo de ello sería violencia doméstica, abandono, abuso infantil, delincuencia, diversas conductas delictivas; esto demuestra que no solo afecta a la persona que consume, sino también al entorno familiar y social.

La población más vulnerable al consumo son los adolescentes, y de alto riesgo, debido a que están en la etapa de desarrollo y esto puede provocar grandes problemas de alcoholismo en la edad adulta para quienes comienzan antes de los 15 años. Debe preocupar y de suma consideración el consumo en los jóvenes de 15 a 19 años, ya que es riesgoso y traerá aparejado diversos comportamientos que entrañan conductas riesgosas, ejemplo de ello: conducir en estado de ebriedad, consumo de alcohol, y con respecto a las enfermedades futuras, teniendo en cuenta que el consumo excesivo en edades tempranas, puede afectar el desarrollo del sistema neurológico, debido a la neurotoxicidad del alcohol. Otros efectos asociados son el rendimiento escolar, los conflictos interpersonales y comportamientos de riesgo en las relaciones sexuales.

La importancia de poder analizar determinadas problemáticas para la prevención de conductas disruptivas, y graves sucesos de la vida cotidiana. Que cada uno de nosotros como sociedad podamos tomar conciencia y empezar a hacer para mejorar nuestra cotidianidad.

 

 

 

Últimas noticias

Anses: Calendarios de pago de mañana lunes 26 de febrero

Se informa que el lunes 26 continúan los pagos de jubilaciones y pensiones que superan los haberes mínimos y la Prestación por...

Noticias relacionadas