22.8 C
Nueve de Julio
domingo, 25 febrero, 2024

Alimentación: Guía para armar viandas saludables para niños

Dos expertas explican cómo armar viandas saludables y cuidar la alimentación de los niños en la escuela.

¿Qué pueden llevar los niños para comer en la escuela? ¿Cómo armar viandas escolares? ¿Cómo debe ser la alimentación de los niños? Una alimentación saludable para niños es aquella que le provee de todos los nutrientes que necesitan para su crecimiento. Pero hay muchas dudas y desafíos, sobre todo, cuando están en la escuela.

Y es que, los niños en edad escolar pasan entre 4 y 8 horas en el colegio. Esto implica que consumen, por lo menos, un snack o comida en la escuela. Allí surge el reto para los padres de nutrirlos con alimentos fáciles de transportar y que, a la vez, sean ricos y tengan un buen perfil nutricional que contribuya al crecimiento y desarrollo tan importante en la niñez.

Por ello, en el marco del inicio de clases, Green Food Makers, compañía argentina líder en producción y distribución de alimentos a base de almendra, coco y maní, decidió consultar a la doctora María Ángeles Sanchez Calvin (matrícula 121.757) y a la Health Coach Tati Goldman, sobre la alimentación adecuada para los niños y el armado de viandas saludables para llevar al colegio.

¿Cuáles alimentos deben priorizarse en la niñez?

“A la hora de planificar una nutrición completa, se deben priorizar las comidas que contienen altas cantidades de nutrientes y que carecen o tienen una cantidad limitada de azúcar, grasas saturadas y sales agregadas”, comenta Sanchez.

Entre estos alimentos se encuentran las proteínas como los pescados, huevos, porotos, lentejas, choclo, frutos secos y las carnes magras. También, todas las frutas y verduras, los lácteos como la leche, el yogurt, el queso o las bebidas de soja fortificadas; además de los granos y cereales integrales: fideos, pan, avena, maíz inflado, quinoa y arroz.

¿Cómo armar una vianda saludable?

Goldman aconseja, en primera instancia, organizarse y planificar las compras para armar una vianda o snack que sale desde casa. Es fundamental dedicar uno o dos días por semana a cocinar opciones caseras y complementar con la compra de alimentos como barritas, fruta o verdura liofilizada, garbanzos tostados, cookies, pipas de girasol, chocolate amargo, frutos secos, crackers y pochoclos, leyendo siempre detenidamente las etiquetas.

“Una vianda saludable debe contener la mayor cantidad de alimentos hechos en casa, colores, variedad de alimentos, clave para una microbiota sana, y un buen balance entre hidratos de carbono, proteína, grasa, fruta y verdura”, sugiere la especialista. Y agrega: “Basar la vianda en comida real es mi consejo siempre”.

La profesional también considera eficiente probar previamente las viandas, con los chicos en casa, para ver qué les gusta y qué no, y asegurarse de que realmente coman lo que llevan al colegio.

Está bueno combinar los snacks de paquete con fruta y algún dip (hummus, mayonesa de zanahoria), aceitunas, palta. Ideal los tuppers con divisiones para estos casos”, recomienda.

¿Qué pueden llevar los niños para comer en la escuela?

Aquí tres opciones de viandas saludables para niños:

 

Opción 1:

  • fideos
  • 1 huevo
  • tomate
  • ½ choclo
  • uvas

Opción 2

  • crackers
  • cajita de leche
  • muffin

Opción 3

  • milanesas
  • tomates
  • pasas de uva
  • melón

Kiosco escolar vs. vianda casera

El kiosco en las escuelas, en lugar de ser un aliado para las familias, a menudo se convierte en un obstáculo para la alimentación saludable de los niños. Esto se debe a la amplia oferta de productos con excesos de azúcares, altos en grasa y a la poca diversidad de productos sanos y nutritivos. Al respecto, Tati expresa:

 

Desde mi mirada como Health Coach y mamá me resulta innecesario que niñas y niños tengan acceso y poder de decisión mientras están en la escuela, sin su referente para poder guiar la decisión. Pero como muchas escuelas deciden tener estos espacios, lo mejor que pueden hacer es ofrecer fruta, alguna preparación casera como budín o torta caseros (aunque no tenga ingredientes orgánicos y contenga azúcar siempre es mejor que algo empaquetado) y empezar a ofrecer snacks de marcas que tienen pocos ingredientes (pronunciables y no más de 5) y que cada vez se empiezan a ver más en los kioskos y dietéticas.”

 

En este sentido, la recientemente promulgada Ley de Etiquetado Frontal, se convierte en una herramienta más para brindarle información a los niños y que puedan detectar fácilmente qué ingredientes contiene cada alimento ultraprocesado.

 

Ojalá que a partir de los sellos cada vez más consumidores se familiaricen con agarrar el paquete, leer los ingredientes que tienen y poder elegir. Habrá que ir viendo qué pasa cuando incluso productos de dietética y con ingredientes nobles lleven el etiquetado. Ahí recomiendo apelar a la confianza con la marca, leer la lista de ingredientes para entender a qué ingrediente hace mención el rotulado de “exceso” y poder elegir. La información es poder y en cada compra depositamos un voto de confianza en las marcas y emprendimientos”, opina.

Asimismo, Sanchez Calvin concluye:

En la etapa escolar, debemos sumar el aprendizaje de cómo nutrirnos de buenos hábitos, costumbres, elecciones y movimiento. La mejor manera es con formación y prevención.

 

Fuente: Green Food Makers

Últimas noticias

Anses: Calendarios de pago de mañana lunes 26 de febrero

Se informa que el lunes 26 continúan los pagos de jubilaciones y pensiones que superan los haberes mínimos y la Prestación por...

Noticias relacionadas