27.9 C
Nueve de Julio
sábado, 24 febrero, 2024

Actividad física: Objetivos y plan de entrenamiento

(Por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

Los objetivos para comenzar la actividad física pueden ser muy variados: cuidar la salud, descender el peso corporal, proteger el corazón, prevenir la osteoporosis, mejorar la estética, corregir posturas, el cansancio, mejorar el estado de ánimo, mejorar las cualidades físicas, resistencia, fuerza, coordinación,…etc.

La mayoría de las personas que pierden kilos a través de dietas estrictas, no personalizadas, sin control científico, y sobre todo sin ser acompañadas sin actividad física, se recupera en menos de un año.

Cuando se comienza una dieta muy estricta el cuerpo ingresa en un estado que se denomina economía de guerra. El cuerpo reduce automáticamente la cantidad de calorías que necesita o gasta para mantener  las funciones básicas que lo mantienen vivo, conocido como descenso del metabolismo basal.

Al adelgazar se pierde líquido, grasa y masa muscular. Pero al subir de peso se recupera el líquido y grasa. ¡¡Se ha perdido músculo!! La cantidad de masa muscular que tengamos condicionará nuestro metabolismo basal, nuestra fuerza muscular, nuestra postura, la salud de nuestros huesos. Bajar de peso no es lo difícil, lo realmente dificultoso es mantenerlo, el Ejercicio Físico regular es lo UNICO que garantiza poder mantener el peso logrado.

No existe mejor medicina preventiva para la salud que la actividad física.

Acumulación de grasa: si comemos más de lo que gastamos, acumularemos grasa allí donde genéticamente  estemos predispuestos acumularla. La mayoría de las mujeres almacenan en glúteos y muslos, y un porcentaje en abdomen. Es un mito creer que con un ejercicio localizado se quema grasa localizada. La única forma de corregir esta adiposidades localizadas es con un plan aeróbico,  de fuerza y una dieta adecuada.

Hipotonía muscular: es la flaccidez que se produce por no utilizar los musculos, estos van perdiendo fuerza, tono. Lo más común en brazos, abdomen, piernas-caderas. Los musculos al tonificarse, se tensan y disminuyen la imagen de pantalón de montar y la flaccidez de la parte interna del muslo.

Los hombres depositan grasa más fácilmente en el abdomen y tronco, lo cual además de afectar lo estético, afecta la salud, ya que la grasa abdominal incide directamente sobre la salud del corazón. A favor, en el hombre la mayor cantidad de masa muscular.

El hombre a diferencia de la mujer, que vive siempre en una semidieta, realiza tantas transgresiones en su alimentación, en calidad y en cantidad, que basta con ordenar sus hábitos alimentarios para obtener buenos resultados.

El ejercicio a través de la contracción y relajación de las fibras musculares y por la secreción de endorfinas, nos hace sentir mejor, más activos, con más ganas de hacer cosas, movernos, en definitiva, menos cansado.

El exceso de trabajo, los temas familiares, los problemas económicos, nos producen un agotamiento psíquico, que se transforma en psico-fisico, el sedentarismo está asociado a la ansiedad y a la depresión.

Los musculos reaccionan al entrenamiento volviéndose más resistentes, más fuertes y flexibles.

Prof. Fernando “Cocó” Maineri

 

 

Últimas noticias

Cómo prevenir el Síndrome de Burnout: un trabajador quemado o fundido

Desde enero de 2022, con la inclusión por parte de la OMS de este síndrome en la 11ª edición...

Noticias relacionadas