95 años

birthday cake with candles number ninety five isolated on white background

(Por Hugo Merlo)

Creo yo que bien vale una digresión de los temas que tratamos comúnmente, no obstante podemos repasar una larga vida, ver la historia de los pequeños sucesos. Una suerte de regreso a las simples cosas, como dice la canción de Tejada Gomez – Isella, tratando de  evitar que las devore el tiempo.

Mi padre cumple 95 años y tiene 7 hijos, 24 nietos y tres bisnietos, desde que tengo uso de razón siempre ha dado los mismos mensajes a todos su descendientes.Y ha actuado en la misma manera, o sea,ha tenido coherencia. La sociedad ha dado unrol al padre (esto se está modificando) más ligado a transmitir valores como: la honestidad, el trabajo, la responsabilidad, la protección de la prole, etc., a diferencia del rol materno, másligado a labondad, solidaridad, la limpieza, etc.

Mi padre es aún un gran narrador de esos que además de relatar te hacen los ruidos. Por ejemplo cuando dice –“el tipo se fue corriendo”, te hace el sonido tikitikitiki, tratando que sea el ruido de las zapatillas en el pavimento. Todo tiene su ruido.Todo tiene su moraleja, como cuando el cuento dice:“en el corral vas encontrar dos caballos, uno de ellos gordo, lindo, fuerte, ese es el viento y otroun jamelgo flaco, demacrado, ese esel pensamiento,elije el pensamiento que es más rápido que el viento”.Esto dice, a veces no es la imagen lo que debemos ver.

Otro, el campesino ataba todos los días el buey al arado y el burro miraba de afuera y le decía, -“no seas tonto, finge estar enfermo así no te tiene todo el día en el surco”…al día siguiente, el buey simula estar enfermo y el labrador ata el burro al arado. Después de tórrida jornada, el burro estaba agotado y el buey fresco y rozagante, entonces el burro le dice – “el patrón dijo que si seguís enfermo te va llevar al matadero”. Por eso cuando aldía siguiente el sol despuntó, el buey solito puso la cabeza en el lazo.

Uno de los cuentos imborrables en mi acervo, “Los tres consejos” El primero, NO CAMBIES HUELLA POR ATAJO , el segundo, NO TE METAS EN LO QUE NO TE INCUMBE y el tercero SI VAS HACER ALGO GRAVE, PENSALO DOS VECES.. Huelgan las explicaciones.

Muchos otros cuentos con sabiduría, pero basta una muestra para homenajear.

De chicos comenzaron a trabajar mi padre  y su mellizo en un diario que regenteaba la familia Cano, eran los encargados de las sociales, si recuerdan los pasquines de antaño tenían un apartado de sociales, “RUMOR DE CUNA”  y decía algo así: El hogar de los vecinos fulano de tal se ha visto alegrado por la llegada de un hermoso varoncito a quien le han puesto el nombre de XXXX,  o “VIAJEROS”  donde informaban el destino de los vecinos de la aldea, con un de y para, que denunciaba el origen y destino de los parroquianos.

Contó cientos de veces que siendo dependiente en la Estación de Servicio de Sendoya, y siendo una época de racionamiento de combustible, en ocasiones clientes que necesitaban del insumo, más alla del cupo, le solicitaban si podía hacer excepciones, cosa a la que se negó sistemáticamente. Este comportamiento le posibilitó un nuevo y mejor empleo.

Siempre en calidad de gestos, recuerdo que los sábados ocasionalmente había que ir al campo, para colaborar, los cuatro mayores. Tendríamos entre 15 a 17años y si la jornada era dura y de mucho trabajo, nos convidaba un “jockey” y decía “hoy se han portado como hombres”, algunos años más tarde colgó un cartel de prohibido fumar en el comedor de la casa.

Y así, ciento de gestos que fueron creando hábitos y moldeando el carácter de hijos y nietos.

Los mensajes de voz, siempre llegaban a través de mi madre, que decía (dice): tu padre dice…, tu padre está preocupado por… y cosas por el estilo.

Estimado lector, hoy un recreo para festejar los 95 de mi viejo. ¡¡¡Feliz Cumple Quito!!!

Hugo Enrique Merlo

[email protected]