VIOLENCIA DE GÉNERO

NUEVA MARCHA POR SANDRA VILLALBA

Una nueva marcha reabre el flagelo de la violencia de género

Esta noche se realizará una nueva marcha por el crimen de Sandra Villalba. Será a las 20 horas en la Plaza General Belgrano.

El crimen de la barrendera municipal reabre el debate sobre la violencia de género, una violencia que parece ir creciendo al amparo del miedo y del silencio. Sin ir más lejos, la semana pasada, tres casos de violencia de género se denunciaron por la red social Facebook en 9 de Julio.

violencia-de-genero1

El miércoles de la semana pasada una mujer de Nueve de Julio publicaba estar cansada de sufrir violencia física y psíquica. Había sido golpeada recientemente por su ex marido y lo más doloroso es que lo había hecho adelante de su hijo de 6 años. “El no se olvidará jamás de ese tremendo momento, mis moretones y lastimaduras sanarán, pero de la mente de mis hijos nadie borrará tanto dolor”, declaraba. Y manifestaba sus temores ante las amenazas de su ex pareja que terminaría prendida fuego.

La mujer contaba que desde hacía 20 años era víctima de violencia de género pero apenas hacía un año y medio que había logrado divorciarse del agresor. Sin embargo, a pesar de la denuncia penal, continuaban los acosos y los golpes y, como una forma de solicitar ayuda lo hacía en las redes sociales. Sin embargo, no quería que su identidad trascendiese en los medios tradicionales.

Con la inmediatez característica de las nuevas tecnologías, rápidamente otras personas se hicieron eco, y a los pocos minutos, otras dos mujeres también de Nueve de Julio, denunciaban ser víctima de violencia y haber podido escapar de esa relación enfermiza gracias a la contención de sus familiares. Sin embargo, el testimonio de una de ellas no es menos escalofriante que el anterior: asegura que no sale a ninguna parte sin el acompañamiento de sus hijos y sus temores más profundos de estar sola en la calle. “Hace casi 2 años que no salgo sola, apenas hago 1 cuadra en el centro, con horror a cruzarlo”, asegura en la red social.

Un tercer testimonio no dejó de ser amenazante cuando la tercera de las mujeres, asegura que con una piedra –que iba dirigida a mí – casi mata a mi hija de seis meses”

 

Los testimonios se repiten hasta el cansancio y todos parecen ser idénticos: un hombre golpeador, una mujer aterrorizada, hijos que presencian las situaciones de violencia, mujeres que se encierran , un acosador que no da tregua, las distancias establecidas por la ley, las transgresiones del violento a esas disposiciones… Y una desprotección manifiesta de las víctimas ante un flagelo que se lleva la vida de una mujer por día en Argentina (Ver Muere una mujer por día en la Argentina, víctima de la violencia de género).

.

Sin ir más lejos, esta noche se realiza una nueva marcha por el crimen de Sandra Villalba, una mujer de 40 años de edad que se desempeñaba como barrendera municipal que fue hallada muerta por su hijo adolescente en su vivienda ubicada en Azcuénaga al 800 el 10 de diciembre de 2011. Familiares y amigos de la víctima marchan en repudio a que el imputado goce de prisión domiciliaria hasta el juicio.

 

A principios de noviembre del año pasado, Página 12 aseguraba que a partir del 1º de enero comenzaría a funcionar un Registro Único de Violencia contra la Mujer, donde se centralizará la información de las denuncias que se realicen ante organismos públicos en todo el país, que estaría a cargo del INDEC (ver las Cifras de la Violencia de Género). Esto es indudablemente un avance en tema porque permitirá visualizar un problema hasta ahora escondido, sin embargo no será suficiente. Aún quedan pendientes varias deudas por saldar del Estado. Por ejemplo, la efectividad (o los controles) del Estado cuando la justicia establece distancias mínimas para que el agresor no se acerque a la víctima; dependencias estatales adecuadas que puedan contener a las mujeres maltratadas junto a sus hijos con escasos recursos; dependencias de atención psicológica, entre otras cosas.

Un caso paradigmático se da por ejemplo, con las Comisarías de la Mujer. Sin embargo hay distritos que carecen aún de ellas, como es el caso de Nueve de Julio ( cuenta con una oficina específica en la Policía comunal pero no tiene las atribuciones).