Varios ladrillos en la pared

(Por Juan Manuel Jara)

Hay preocupación de los vecinos de la calle Frondizi al 900 por el estado de la vereda y el tapial de un terreno baldío a mano derecha a pocos metros de la avenida Mitre. La vereda no existe y el tapial corre serio peligro de derrumbe. Esta situación viene de tiempo atrás pero el delicado estado de la pared y el descuido de un predio sin mantenimiento alguno (con plantas crecidas y basura) han puesto en alerta a quienes conviven en este ámbito.

                Si bien hay una ordenanza municipal que expresa que los dueños de las viviendas son los encargados de mantener las veredas y el frente, también existe una ley nacional que dice que, a falta de una persona responsable, sucesión o encargado, el Estado deberá tomar a su cargo la reparación o refacción que haga se haga conveniente para el tránsito.

                Se sabe que se han hecho reclamos varios en la Municipalidad a lo largo de los años e inclusive hubo algunas intenciones de reparación. Pero el estado de dejadez y abandono de este predio incluida su vereda, ha puesto en alerta a los vecinos y lo que se busca es que la autoridad municipal tome cartas en al asunto. Mas allá del descuido, el peligro de derrumbe hoy es cada vez mayor y lo que se pide es una solución para prevenir un accidente que seguramente tendría consecuencias indeseadas para todas las partes.