Un médico a la derecha…

asuncion11
Momento de la asunción del médico cuestionado

El médico que apenas había sido designado hace tres meses desapareció con su esposa. Tras su fuga, comenzaron a salir a la luz antecedentes que cuestionan seriamente la ética profesional.

 

La comunidad de Patricios está conmovida. Desde hace una semana desapareció de la localidad el Dr. Jorge Piñeiro, que había sido puesto en funciones el 2 de junio por el intendente Battisttella para hacerse cargo  del CAPS “José María Susan” de la localidad.

Tras su desaparición varios vecinos comenzaron a realizar algunas denuncias respecto a conductas extrañas e impropias de un médico pueblerino, denuncias  que muchas se hicieron ante su principal referente política, la concejal Marianela López, oriunda de esa localidad.
Piñeiro es oriundo de la localidad de Mones Cazón y habría sido fundador de la Clínica neuropsiauiátrica IDEM de la ciudad de La Plata  donde desempeñó su labor profesional por varios años. Sin embargo, justamente allí es desde dónde se radicaron una serie de denuncias sobre su laboral hace un poco más de dos meses, que trascendieron los medios nacionales y, por supuesto, llegaron a oídos de patricenses. Esto agudizó más la preocupación.

Se trata de una nota que publicó la agencia de noticias provincial NOVA, el 27 de agosto pasado, en donde apunta al galeno afirmando: “Nueva denuncia contra Jorge Piñeiro. “  La Clínica del Terror”: maltrato físico y verbal a pacientes de un neuropsiquiátrico platense” (Ver aparte).

En la nota la Agencia asegura que en 2014 una enfermera, cuya identidad no trascendió, había denunciado que en el lugar golpeaban y maltrataban a los pacientes como si fueran animales: “Sería muy importante que los familiares sepan esta realidad; dos abuelos tenían escaras de la cual salían gusanos”, había asegurado por entonces. En agosto de este año, otra ex enfermera volvió a denunciar los presuntos maltratos a los que los internos eran sometidos.

A estos antecedentes se suma que, durante las
últimas semanas, la comunidad del  pueblo, comenzó a manifestar preocupación por situaciones que se evidenciaban en el trato del citado médico con sus pacientes”.

Tras salir a la luz estos presuntos antecedentes, los residentes de Patricios manifestaron una señal de alarma, pues muchos de ellos ahora se encuentran con la incertidumbre sobre hasta qué punto fueron bien o mal atendidos por el galeno. También solicitan numerosas explicaciones, de la que se hizo eco la actual concejal, Marianela López, oriunda de la localidad.

Esta justamente presentó el lunes una nota ante el Concejo Deliberante solicitando al Presidente del Concejo Deliberante, Alberto Capriroli que convoque ”con carácter de urgente, a una reunión ampliada de la Comisión de Salud invitando a participar de la misma  la Secretaria de Salud, Dra. Fabiana Bazzeta a efectos de informar aspectos vinculados sobre la designación del Dr. Jorge Piñeiro al frente del Centro de Salud, José María Susan de Patricios”.

Arguye la urgencia en que “en las últimas horas salieron a la luz graves acusaciones sobre su accionar profesional que es necesario aclarar para tranquilidad de toda la comunidad”.

Ante el malestar de los pobladores de Patricios, López además presentó el miércoles un Pedido de informes sobre los “Antecedentes y situación actual del médico asignado al centro de salud de Patricios”.

 

======================

EL GEN PIDIO EXPLICACIONES

¿Quién lo eligió? ¿Y cómo?

El pedido de informes exige que el Departamento Ejecutivo conteste:

–          ¿Cómo se tomó contacto con el Dr. Piñeiro y que antecedentes se evaluaron antes de su contratación?  

–          ¿Qué mecanismos de evaluación y supervisión se efectuaron sobre el profesional médico durante los meses que estuvo a cargo del Centro de Salud de Patricios?

–          ¿Cuál es la actual situación del citado médico en referencia a la prestación de servicios para el municipio de 9 de Julio?

–          ¿Qué medidas se han tomado hasta la fecha con respecto a quienes han sido pacientes del Dr. Piñeiro y manifiestan tener alguna secuela derivada de la atención que el mismo dispensó?

–          ¿De qué forma se regularizará la atención médica en la localidad de Patricios a partir de la desvinculación del Dr. Piñeiro?

Artículo 2°: Comuníquese al Departamento Ejecutivo a sus efectos”.

Sobre su paradero, algunas fuentes indicaban que quien puede tener noticias es Horacio Baglietto ante la amistad que los une.

 

 

==== Lo qu epublicó la Agencia Nova===================

Nueva denuncia contra Jorge Piñeiro

“La Clínica del Terror”: maltrato físico y verbal a pacientes de un neuropsiquiátrico platense

“Puño de hierro en guante de seda”. Con esa frase Jorge Piñeiro, médico psiquiatra y director del Instituto del Diagnóstico de las Enfermedades Nerviosas (IDEN) difundía el terror entre los pacientes y trabajadores del nosocomio ubicado en calle 11 entre 43 y 44 de La Plata.

La violencia verbal y física era habitual dentro del edificio. Las imagenes de internos atados de pies y manos, durmiendo en el piso, y en pésimo estado de salud ya no eran novedad.

En 2014 la enfermera IG había denunciado a este medio que en el lugar golpeaban y maltrataban a los pacientes como si fueran animales: “Sería muy importante que los familiares sepan esta realidad; dos abuelos tenían escaras de la cual salían gusanos”.

Ahora otra ex enfermera se animó a romper el silencio para ratificar el miedo que reina en “La Clínica del Terror”.

“Piñeiro tenía una forma de hablar que convencía a cualquiera, por eso los familiares nunca sospechaban nada. Siempre se encargaba de tapar todo”, afirmó a NOVA la mujer que trabajó durante doce años bajo las órdenes del psiquiatra.

En este sentido, manifestó que si los pacientes se revelaban contra la autoridad, terminaban castigados. “Era como un Dios. Su palabra era la única que importaba. Tampoco quería que nosotros estuviéramos protegidos por un sindicato. Siempre nos amenazaba con la suspensión”, indicó.

Como si esto fuera poco, la ex empleada denunció que el director falsificaba los certificados de defunción de los pacientes. “Si alguien fallecía a la tarde anotaba que había sido por la madrugada o muy temprano por la mañana”, ejemplificó.

Asimismo, reveló que el profesional se “divertía” pegándole a una paciente y acusando a otra para que luego se pelearan entre ellas.

“Una vez levantó a un difunto, lo sentó en una silla de ruedas, le puso un manta en la cabeza y lo llevó al comedor para demostrarle a sus compañeros que estaba vivo”, detalló.

En tanto, agregó que el impune psiquiatra tenía dos perros que rondaban por la Clínica y orinaban a los pacientes que dormían en el piso: “Yo sabía lo que pasaba dentro de esas cuatro paredes pero necesitaba trabajar; tenía que darle de comer a mis hijos. Aguanté mucho por necesidad”.

Violencia laboral

A finales de noviembre de 2013, la enfermera fue despedida de IDEN tras impedir que Piñeiro maltratara a una paciente.

“Esta chica gritaba mucho, pedía por su padre. Como yo no logré calmarla, el doctor vino muy alterado con una jeringa para inyectársela. No se lo permití y me pidió la renuncia”, relató.

Desde ese día, comenzó un infierno para la mujer que se negó a abandonar su trabajo: le robaron tres mil pesos de su taquilla, al tiempo que el propio director la acusó de sustraer medicamentos y una computadora de su oficina.

Sin poder aguantar un solo minuto más, denunció la pésima situación de la institución en los Ministerios de Trabajo y de Salud de la provincia de Buenos Aires. Cuando los inspectores se acercaron al lugar para evaluar la situación, la mujer fue notificada por la secretaria administrativa que estaba despedida.

“Me deben dinero porque no me pagaron la indemnización. Piñeiro me amenazó con sacarme la matrícula y hacerme una denuncia penal. Me dijo que nunca más iba a conseguir trabajo y lo logró: cada vez que llaman al lugar para constatar mi experiencia habla pestes de mí”, afirmó.

Demasiado daño

Fueron doce años de vivir en carne propia una experiencia aterradora. Fueron doce años de sufrir maltratos y mentiras.

“Como me quería echar, inventó que había quemado durante el baño a una paciente cuando no estaba a mi cargo y ni siquiera la toqué. Varios trabajadores fueron obligados a mentir y terminaron incriminándome”, reveló.

Otra ex enfermera del lugar ratificó a NOVA los dichos de su compañera y detalló el estado de abandono de la interna: “Siempre dormía en el piso, atada de pies y manos para que no se sacara los pañales. Cada vez que llegaba nuestro turno, la levantábamos del piso y la cuidábamos. Me consta que ella no la maltrató”.

Y agregó: “Yo renuncié por miedo. Lo que pasaba en la Clínica era espantoso. Piñeiro siempre le ‘hacía la cruz’ a las personas que iban contra su voluntad”, sentenció.

Un profesional impune

Tras las denuncias efectuadas por la ex empleada y las irregularidades constadas por la inspectora, la obra social PAMI retiró a los afiliados que estaban internados en el lugar. Sin embargo, IDEN continúa funcionando con normalidad y brindando atención psiquiátrica.

“Es muy probable que Piñeiro esté apañado por alguien. Actualmente, ya no está, huyó con una mucama que había estado internada allí. Es un cobarde, nunca da la cara. Pero es muy astuto”, advirtió.

Fuente: www.agencianova.com