Salud: Hiperconectados

La hiperconectividad, es un concepto que sintetiza la situación actual del ser humano en la cual vive conectado permanentemente a la información a través de diferentes dispositivos como la radio, la televisión, internet y el teléfono móvil.

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) han constituido una revolución tecnológica. Nos han abierto nuevas puertas a relaciones humanas, mundo laboral, investigación, entretenimiento, educación, etc.

Hemos pasado de una comunicación directa a una indirecta. Gracias a ellas podemos estar en contacto con personas de la otra parte del mundo y seguir sus vidas como si estuviesen cerca. Las distancias y los límites de hacen más cortos, nos permiten tener acceso a todo tipo de información de forma casi ilimitada, gracias a las redes sociales podemos conocer las últimas noticias a minutos de que sucedan. Estamos más conectados que nunca al mundo en su totalidad. Las ventajas son más que evidentes, suponen un enorme avance en el sentido de que facilita la libre expresión de ideas, pensamientos, conocimientos, noticias, etc. Una de las grandes áreas beneficiadas ha sido la educación, gracias a programas informáticos educativos, se ha conseguido un ambiente motivador para trabajar la estimulación cognitiva de los más jóvenes.

Pero siempre se habla acerca del peligro que nos supone el hecho de estar permanentemente conectados, y cómo esto puede incrementar nuestro nivel de stress. Se menciona que en algunos casos, incluso, algunas personas generan temor a no responder rápidamente a sus dispositivos móviles, entendiendo que el no hacerlo puede acarrearles algún tipo de problema laboral o represalia.

Existen estudios que reflejan que atender una llamada, email o mensaje de trabajo fuera de horario laboral, puede producir más stress que discutir con la pareja o estar inmerso en un atasco de tránsito. Ni qué decir que muchas veces también estos factores nos llevan a postergar estos períodos de descanso necesarios a lo largo del año, no llegando a lograr parar cuando sabemos que lo necesitamos.

En este marco, es importante justamente que reflexionemos en cuanto a la necesidad que todos tenemos de descansar, ya que es imposible mantener este ritmo destructivo que nos genera la hiperconectividad. El equilibrio, la conciliación y el respeto por nuestro tiempo y descanso deben ser una prioridad en nuestras vidas, si queremos vivir más y mejor.

Acá van diez consejos muy prácticos para que puedas desconectarte del ruido de la hiperconectividad y lograr el descanso necesario:

  1. No tener el mail del trabajo en el celular.
  2. No trabajar fuera de la oficina o fuera del horario laboral.
  3. Poner horarios de conexión en caso de emergencias laborales.
  4. No chequear mail ni noticias antes de dormir.
  5. No continuar hablando del trabajo en la mesa familiar ni con amigos.
  6. Evitar el uso de los dispositivos al llegar a casa o cuando realizamos una actividad deportiva.
  7. Eliminar el uso del celular mientras comemos en todos los momentos del día.
  8. Reconectarnos con el celular o la computadora al ingresar al trabajo y no durante el desayuno.
  9. Más allá de que su uso está terminantemente prohibido, muchos utilizan los dispositivos móviles mientras se maneja. Evitar su uso y no dar malos ejemplos a la familia.
  10. Y por último, durante las vacaciones desconectarnos de los dispositivos móviles.