Pertrechos para el siglo XXI

(Por Lic. Hugo Merlo – GH Soluciones)

Tenemos que pensar el futuro, tratar de imaginar cómo serán los años por venir para dotarnos hoy de las herramientas que necesitaremos, y estoy pensando en que será nuestra ciudad en 2050. Hagan el ejercicio de ir por la calle y observar los chicos y piense que serán los         que comanden ese futuro, empecemos a darle incentivos para que estén preparados y mejor que lo hagamos bien, porque si no pagaremos la factura.

Como dice mi padre sabiamente con sus 95 años, ¿por qué tengo que pagar yo con mis impuestos las obras que aprovecharán otras generaciones?, el futuro se paga con inversión que hacen las administraciones a largo plazo y lo pagan los que los usan.  Eso es en nuestro modelo de implementación de Desarrollo Local, planear estratégicamente y ver como se financian las inversiones.

Por ejemplo, cuando se hacen cloacas, no es para que la gente sea más feliz, se piensa en                                                                                                                                                                               chicos más sanos, fuertes, bien alimentados que asistan al colegio y sean los médicos, ingenieros, etc. que además pagarán impuestos y nuestras jubilaciones.

Pero a los hechos…

Examinando la ciudad, a simple vista y a riesgo de no ser exhaustivo, ya que no participo en la “diaria” local, veo una ciudad típica agro ganadera, en producción y servicio, comercial, con alguna empresa metal mecánica de envergadura, que junto al territorio desarrolló el DIMA, con un sector educativo básico importante público y privado. Con hitos como Las Escuelas técnicas, el ISETA, la UP y otros proyectos que he visto pero no conozco en detalle.

Con un grupo de vecinos que por algún motivo alguien los llamó “ciudad nueva” y que como no fue posible trazar la Av. Vedia más allá de la Estación de Ferrocarril quedaron aislados de todo y de alguna manera y eso condiciona seguramente. Con oferta de médica que se complementa con localidades vecinas.

Donde se avizora un cambio de fisonomía, edificios habitaciones de unidades más pequeñas, que además es la gesta de un cambio social que tiene que ver con jóvenes que viven en la ciudad de sus padres, pero no con sus padres y una explosión de construcción en los lindes de la ciudad, que integran y pide a gritos abrir calles. Con un autódromo, futbolera, y una banda de música fantástica, etc. etc.etc. Podríamos decir una típica ciudad de la llanura pampeana.

Con gente que compra cosas en Buenos Aires, sin incentivos a un compre local.

Mas o menos ese es el panorama que veo yo, que obviamente es una percepción, pero a los fines de hacer un ejercicio mental servirá. Entonces tratemos de ver cómo será la misma ciudad dentro de 30/40 años, mejor dicho, como queremos que sea, y además contrastemos contra lo que era 30/40 atrás, cualquier idea sirve, ese es el quid de la cuestión, entonces hacer desarrollo local, no es “moco e pavo” exige dolorosamente hacer predicciones, con más o menos incertidumbre.

 

Esto nos pone frente a la necesidad de medir, de buscar datos, censar,  acotar la incertidumbre, no se trata de corazonadas o ideologías, se trata de crear incentivos exitosos a la hora de ver como se asignan los recursos. Saber que medir y cómo medirlo, puede hacer que las cosas se vean con más claridad, los números son efectivos para eliminar confusiones sobre todo cuando existen causas emocionales. Se hace necesario un observatorio y un protocolo de obtención de datos, sistematizando la información y transformarla en conocimiento.

Por esto, cavilemos, evitando transitar lo obvio y no concederle tanto valor al sentido común, y no tratemos de conseguir solamente pruebas que confirme lo que ya pensamos, esto nos dará nueva información y una manera más consistente de ver la realidad, nuestra realidad local, de paso ejercitamos la mente.

Correlación no significa causalidad, que dos cosas vayan juntas, no significa que una cause la otra.

Piénselo un rato, con eso basta, yo sé que hacer predicciones no es fácil, especialmente si se trata del futuro.

 La seguimos´!!!