Nucleamiento empresarial:“NO” a la venta ilegal

El Nucleamiento Empresarial del Noroeste de la provincia de Buenos Aires ha intentado masificar una nota dirigida a AfipJuninCAMEFEBACACS, ARBA, secretaría de Trabajo y municipios, donde vuelven a manifestar con mayor énfasis lo que califican como venta ilegal y falta de controles que atenta contra la actividad comercial establecida, cumpliendo con todos los requisitos legales.

Puntualizan que de estudios efectuados surge como resultado que es cada vez mayor el número de personas que comercializan productos desde sus casas, transformando livings, garajes o habitaciones en verdaderos salones de venta.

En cuanto a las actividades en las que hacen hincapié se refieren a todo tipo de productos, como perfumes, indumentaria, zapatillas, peluquería, alojamientos, etc. comercializable a través de Internet, correos electrónicos y redes sociales como Facebook, Instagram y en muchos casos sin las inscripciones correspondientes en organismos públicos nacionales, provinciales y municipales como AFIP, ARBA, Municipalidad, entre otros”. Acentúan que lo anterior crece en “detrimento de nuestros emprendimientos y nos preocupa la impunidad con que se manejan”.

Arremete, también, el agrupamiento empresarial sobre quienes comercializan artículos comestibles elaborados, mencionando pizzas, empanadas, panificados, pastas frescas y cocidas, alimentos en general, etc. Consideran que no sólo actúan en la economía paralela, sin ningún tipo de inscripción, sin control bromatológico alguno, constituyendo un real peligro para la salud de los habitantes de las ciudades.

Hacen un llamado a los organismos de control, al especificar que “no pueden desconocer el hecho” ya que “todas estas acciones son publicadas en redes, por medios electrónicos, el día y la hora son conocidas por todos”.

Luego de una serie de consideraciones ya difundidas por el nucleamiento y conocidas por los medios señalan en la nota que ya debe estar llegando a los distintos estamentos públicos que “solicitamos que no sólo se fiscalice a quienes están debidamente registrados, la fiscalización debe ser aún mayor para quienes actúan compitiendo en forma desleal, sin cumplir con norma tributaria alguna y haciendo caso omiso de las buenas prácticas comerciales para poder combatir el flagelo de la actividad comercial informal que se desarrolla”.

Finaliza la nota indicando que  “concretamente solicitamos que interceda y nos ayude a combatir este fenómeno para que no sólo nuestros comercios subsistan, sino también para que la “legalidad” suponga un beneficio y un valor en nuestra agitada Sociedad actual”.