No caigas en el engaño: Las dietas “detox” no desintoxican

Las dietas “detox” están de moda entre los millennials. Prometen pérdida de peso rápida, salud, piel brillante e hidratada, más energía y una rápida “desintoxicación”. Sin embargo, muchos expertos aseguran que no hay pruebas suficientes para creer que este tipo de alimentación contribuya la la limpieza del organismo.

Las dietas “detox” suelen utilizarle luego de una racha de mala alimentación, como las fiestas o las vacaciones. Se trata de una “desintoxicación” o “limpieza” del cuerpo, para volver a comenzar. Algunos elementos claves de las dietas detox son los tés de hierbas, los batidos de frutas y verduras y las dietas sin sólidos.

La palabra “desintoxicación“, en este caso, se refiere a la eliminación de toxinas del cuerpo. Sin embargo, el cuerpo suele eliminar las toxinas por sí solo, ayudado por un alimentación saludable, y no necesita licuados para hacerlo.

En todo el cuerpo existe un sistema que trabaja para mantener las toxinas fuera o eliminarlas. La piel actúa como una barrera que hace que los cabellos finos de nuestro sistema respiratorio atrapen las partículas en las mucosidades para que pueda estornudar.

En el intestino hay células linfáticas especiales llamadas placas de Peyer. Ellas se encargan de identificar y eliminar las partículas dañinas para que no sean absorbidas en el torrente sanguíneo junto con los nutrientes beneficiosos de nuestros alimentos. Mientras tanto, los riñones filtran media taza de sangre por minuto y excretan toxinas como la urea, en forma de orina.

Con respecto al alcohol, la palabra “desintoxicación” tiene otro sentido. En este caso, el hígado es el órgano a cargo de eliminar las sustancias tóxicas. Primero, el alcohol es convertido por las enzimas en acetaldehído, que es tóxico, y luego el mismo es convertido rápidamente en ácido acético, luego en dióxido de carbono y agua.

El nivel de alcohol en sangre aumenta a medida que una persona bebe más rápido de lo que su hígado puede metabolizar la sustancia. Si bebe en exceso, el acetaldehído puede dañar su hígado. Pero el hígado es capaz de desintoxicar el cuerpo con éxito, cuando se trata de cantidades más moderadas de alcohol.

El lugar que tienen las dietas “detox” en estos procesos del cuerpo es bastante dudoso. Hay un gran abanico: En algunos casos, se trata de una eliminación del alcohol, la cafeína y el azúcar refinada pero, en otros, solo se bebe líquidos durante varios días.

Sin embargo, no hay estudios científicos que respalden la teoría de que este tipo de dietas son buenas para la salud. Es más, muchos investigadores se dedicaron al tema y concluyeron que existe una falta de elementos que prueben que las dietas detox tienen un efecto beneficioso.

Seguramente, la moda se difundió de forma amplia por sus rápidos efectos: Tomar jugos durante varios días hizo a muchas personas perder peso. Sin embargo, no está comprobado que ese “logro” se mantenga a largo plazo. Para lograr el objetivo de “desintoxicarse“, no hace falta más que llevar adelante una dieta saludable.

(urgente24)