La velocidad al límite

11077755_902385403117473_4280934344027498459_o (1)
Imagen de uno de los últimos accidentes

Por Sandra Sueldo (*). El exceso de velocidad es de las principales causas de muerte en las rutas y calles. A mayor velocidad, mayor es el tiempo y la distancia que necesita para detener el vehículo y más graves las consecuencias ante cualquier falla mecánica, como el reventón de un neumático, la mala maniobra de otro conductor o cualquier otro imprevisto.

La velocidad máxima permitida por las señales o la reglamentación, no es siempre la más segura. La velocidad segura, que la ley denomina “velocidad precautoria”, es aquella que le permite al conductor tener siempre el dominio total de su vehículo y no entorpecer la circulación.

Por ello, es fundamental respetar los límites de velocidad, aunque no parezcan adecuados, ya que siempre hay razones de seguridad para los mismos. Puede haber en el camino situaciones complicadas, que a usted no le han sucedido jamás, pero que justifican un límite determinado de velocidad.

 

NUEVE DE JULIO… LA PREVENCION EN CUANTO A LOS ACCIDENTES

Por otra parte, el trazado del Partido de Nueve de Julio tanto por las Ruta Nacional N° 5 y Provincial N° 65 no deja de ser protagonista de los constantes accidentes viales. En relación a ellos, tanto el Jefe de estación de Bomberos, Néstor Márquez como el Jefe de estación de Policía Comunal Néstor Gabriel Bonello analizaron no sólo los últimos hechos acontecidos, sino también que dejaron su visión particular en cuanto al tránsito en sí.

En tanto a las convocatorias viales que personal de Bomberos debió acudir esta semana y hasta el cierre de nuestra edición podrían mencionarse que el Calle Corriente y Garmendia hubo un incendio vehicular, mientras que en Ruta 65 y cruce del denominado Camino de la Virgen que va hacia el Acceso a El Provincial hubo un accidente entre dos vehículos y del que resultó atrapado entre los fierros el acompañante, quien luego fue rescatado por el Equipo de Salvamento y ambulancia Bomberos de 9 de Julio. “Allí trabajaron 12 hombres, con herramienta hidráulica para liberar el pie de esta persona que estaba atrapado en el zócalo del vehículo”, aseguró Márquez.

Mientras que hubo puntualmente un lugar de nuestra ciudad, ubicado precisamente en la zona de Ruta 5 Km 271, donde en el cabo de un mes ocurrieron varios accidentes, algunos por imprudencia humana otros por problemas vehiculares. En relación a ese punto específico y al estado de la rutas, el Jefe de Policía Comunal, Gabriel Bonello expresó que “analizando los accidentes de tránsito, no hay que olvidarse que las rutas no están en condiciones para ser transitadas por autos tan modernos y muy ligeros”.

A esto recalcó Bonello que “las rutas son de antigua data, lo que hace que por ahí no sean tomadas las precauciones correspondientes y necesarias como para evitar este tipo de accidentes”.

Al tiempo que el policía resaltó que “las rutas de nuestro país están en condiciones pero para andar a una determinada velocidad y no están preparadas para ser pasadas de los indicadores de kilómetros”.

En cuanto a los accidentes que para él “son más humanos que mecánicos”.

Finalmente subrayo que “nuestro país está sufriendo una etapa de cambio pasando del modernismo al supermodernismo y eso tiende a que la gente viva un poco más acelerada y cuyas consecuencias a veces terminan en accidentes de tránsito.  Producto de vivir con el tiempo cada vez más ajustado, lo que hace que se pretenda llegar más rápido a destino ya sea por compromisos laborales. Este es un tema muy discutible y, seguramente, muy largo para hablarlo”.

 

/////

 

Para Cuadro:

Bomberos en números

El Cuerpo Activo de Bomberos está formado por 45 hombres. Para la movilización de ambulancia se requieren entre 3 y 4 personas, mientras que para la salida del Autobomba es necesario entre 8 y 9 hombres. En tanto el Equipo de salvamento lleva 9 bomberos.

 

Para Cuadro …

En determinadas circunstancias es necesario disminuir la velocidad. Tenga en cuenta que:

*A medida que aumenta la velocidad, aumenta su riesgo de muerte ya que, hay menos tiempo para actuar y se necesita más distancia para frenar.

*Cada 15 Km/h que aumenta la velocidad, a partir de los 80 Km/h se duplica el riesgo de morir en un accidente.

 

Para Cuadro

Además, su velocidad debe adecuarse a:

*La cantidad y velocidad de los otros vehículos que circulan junto a usted. Esta regla es válida para circular “dentro” de la velocidad permitida y segura, nunca a más velocidad de la segura y permitida. Un ejemplo: si Ud. acelera más de la cuenta porque un ansioso se le pega atrás y lo acosa con luces… en lugar de un ansioso al volante, habrá dos! Si lo apuran, córrase y déjelo pasar, no se enganche!. Otro ejemplo: es muy común observar en un camino congestionado la ansiedad de ciertos apurados que zigzaguean o circulan por la banquina desesperados por avanzar rápido. Esto no es seguro para ellos ni para los demás.

*Las características del camino. El estado del camino obliga a disminuir la velocidad en determinadas circunstancias. Por ejemplo si la superficie es de ripio, si el camino es estrecho, con curvas, con pendientes pronunciadas, sin banquinas, con mala marcación, etc.

*Las condiciones horarias y climáticas: Durante la noche, cuando llueve, cuando hay niebla, polvo, nieve, etc., disminuir la velocidad aumenta el margen para maniobrar.
 

Para Cuadro según el Mapa

Total de muertos en 2014 en Argentina

(Cifras provisorias al 06/01/2015): 7.613*

(Promedio diario: 21 – Promedio mensual: 634)

 

* Las cifras del presente son proyección de los datos habidos hasta el presente, aplicados al nuevo lapso, e incluyendo fallecidos en el hecho o como consecuencia de él, hasta dentro de los 30 días posteriores, según el criterio internacional más generalizado. Las cifras utilizadas son las últimas disponibles (oficiales, de origen policial o municipal, la mayoría), actualizadas. Como la gran mayoría de las cifras originales sólo computan los muertos en el momento del accidente, las mismas también han sido corregidas según índices internacionalmentes aceptados, a fin de permitir una apreciación, estudio y comparación seria de la mortalidad en la accidentología vial argentina.