La Revolución del propio cuerpo y elementos libres

(Por Fernando “Cocó” Maineri)

Muchas veces nos aburren los mismos ejercicios durante un largo período de tiempo, realizados en un mismo lugar, misma posición, mismo rango de movimientos, pasivos, hasta el mismo recorrido de máquinas. La revolución de utilizar el propio cuerpo, mancuernas, y diferentes elementos accesorios, como bandas, pelotas, medicin ball, gomas…etc, hacen del entrenamiento algo diferente, variado, entretenido, eficaz, de mayor movilidad , utilizar palancas, apoyos, y grupos musculares involucrados en cada acción.

El trabajo muscular en máquinas donde el sujeto se encuentra estabilizado y con un movimiento dirigido ofrece una mínima dificultad técnica pero como contrapartida no desarrolla la motricidad, coordinación ni produce una apropiada activación neuromuscular. El trabajo analítico y estabilizado que nos proporcionan las máquinas no permite que trabaje la musculatura estabilizadora de la columna, con lo cual conseguimos músculos fuertes pero con falta de estabilidad. Sin embargo, cuando realizamos ejercicios con mancuernas, pesos libres, propio cuerpo… no existen medios estabilizadores y el movimiento es libre, el recorrido queda determinado por el usuario, esto permite que la musculatura estabilizadora de la columna actúe a modo de “cinturón” con una función de estabilización y protección de la columna, además el trabajo encadenado de unos grupos musculares a otros por la transmisión de fuerzas produce una mejora en la coordinación neuromuscular.

Para realizar este tipo de ejercicios se necesita un cierto control postural, por lo tanto, es un trabajo especialmente recomendado para deportistas o sujetos entrenados que deseen una progresión con mejora de la fuerza, estabilidad y coordinación.

Ventajas de este tipo de entrenamiento:

Trabajo muscular en cadena cinética. Se involucra la musculatura estabilizadora. Mayor activación neuromuscular. Mejora la coordinación intermuscular.

Mejora el control postural y la técnica. Organizar y planificar el trabajo de forma individual, por grupos musculares, por elementos a utilizar, en circuitos…

Activación del efecto serape y su fuerza de movimientos diagonal.

Aceleración y desaceleración como cualidades dinámicas.

Utilizar las fuerzas de reacción con el piso.

Integrar los 3 planos del movimiento humano, frontal, transversal y sagital.

Los músculos JAMAS actúan “AISLADAMENTE” en la vida real.