Inundaciones en “El Tejar”

DSCN6600Los caminos de acceso están anegados y son intransitables y la población está prácticamente incomunicada. Durante la semana Bomberos y el municipio la asistieron con medicación y alimentos.

Buscan alternativas para que los vecinos puedan acceder a sus propiedades, aunque aseguran, las soluciones serán, en el mejor de los casos, a mediano plazo.

 

Los vecinos no tienen forma de entrar o salir del pueblo salvo con vehículos 4 x 4 o con la unidad Unimog de Bomberos Voluntarios. El camino de la Ruta 70 está totalmente cortado y el de la ruta alternativa, si bien está firme y permite su circulación,  tiene varios cortes que totalizan alrededor de 1.200 metros con diferentes profundidades.

El panorama es desolador. El Tejar hace aguas por todas partes. Seis familias se encuentran totalmente aisladas y prácticamente incomunicadas mientras que numerosos productores no pueden acceder a sus propiedades.

Si bien aseguran que el agua corre también reconocen que sigue entrando a través de la Ruta Nº 70 desde la zona de Neild (Quiroga) y desde La Niña.

Por otra parte “se  desbordó el canal lateral y esto hizo que las calles estén cortadas. Los campos tienen mayor altura que el camino y eso hace que el agua corte distintos sectores de los caminos”, aseguró el intendente tras su visita a la zona el martes. Lo hizo acompañado de un médico y una enfermera en la unidad Unimog de Bomberos Voluntarios para asistir con medicamentos, productos de limpieza y agua  a la población que está totalmente aislada.
“Es preocupante la cantidad de agua que está ingresando, hemos visto en el camino de acceso que está saliendo el agua, vimos unos chacareros del lado del partido de Los Toldos abriendo un zanjón para sacar un poco el agua”, opinó Battistella.
“En los campos hay mucha agua, que se vuelca a los caminos y que los corta en tramos hasta que se hace una sola laguna”

“El camino real, paralelo a la vía, desde la Ruta 65 hasta El Tejar mismo está totalmente lleno de agua y tiene pozos enormes”, aseguaba el comandante de Bomberos Voluntarios, Néstor Marquez

 

El miércoles se realizó una reunión abierta con productores de la zona en el Concejo Deliberante, presidida por el intendente y algunos funcionarios, a fin de explicar las gestiones realizadas la semana anterior ante la Autoridad del agua de la Provincia, la dirección de Hidraúlica y el intendente de General Viamonte.  Las obras, aseguran, permitirán soluciones. Pero a mediano plazo. “Ya hay un convenio firmado con el Ramal II, que es el principal para descongestionar, aunque sabemos lamentablemente que no es una solución inmediata”, aseguraba el martes el  secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de 9 de Julio, Martín León, durante la convocatoria a la reunión.

“El agua está corriendo pero la masa hídrica que ingresa es superior a la que puede retirarse”, aseguró León. Por ello desde el gobierno comunal buscan alternativas para que los vecinos puedan llegar a sus propiedades.

“Es un contexto complejo: todo el ramal que corresponde al Canal San Emilio Sur se encuentra colapsado”, recalcó el funcionario. Y adelantó que con Hidráulica provincial buscan realizar una extracción lateral “para, al menos, asegurar la transitabilidad de la Ruta 70, al aguardo de resoluciones de la Provincia”.

Durante la semana también, León recorrió la zona transitando sobre las vías del ferrocarril. La alternativa “más clara y más rápida” para acceder al paraje y asegurar el paso para llegar a esta localidad. “Así,  luego sacar las conclusiones de qué trabajo tenemos que hacer para que se pueda llegar”, explicó León.
Tras la reunión de vecinos y funcionarios, el municipio de Nueve de Julio se reunirán con su par de Los Toldos y llevar las demandas conjuntas de los productores a la Autoridad del Agua y a Hidraúlica Provincial.  Estaría planificada una reunión para la próxima semana que sería definitoria.

Mientras tanto los vecinos continúan aislados a la espera de soluciones que, en todos los casos no serán a corto plazo.  Así lo dejó claro el intendente cuando explicó que verán “cómo encarar los estudios y drenajes pertinentes a través de un ramal que hay que construir. Este  estudio llevará alrededor de 170 días, aunque  a medida que se vaya avanzando se podrá hacer alguna otra obra para integrar este consorcio canalero”.

Los pronósticos para El Tejar no son buenos. Tampoco los meteorológicos que hacen cernir sobre la zona la alarma de más lluvias. Y más complicaciones.