HUMOR

“No sacamos nada”

Así se refirieron los partidos políticos derrotados en las P.A.S.O., a pocos días de finalizada la elección, en referencia a la cartelería, afiches, pintadas y demás propaganda política electoral desparramada por toda la ciudad. “Ahora no nos jodan, que limpien los que ganaron, para eso los votaron” aseguraba un integrante de unidad ciudadana cuyos carteles invaden el acceso Perón, dando a entender amablemente que no sacarían nada.  Por otra parte, hasta el día de la fecha, continúan los reclamos de vecinos para la limpieza de la campaña nacional 2003, donde aún se pueden ver pintadas en referencia al ex presidente Néstor Kirchner, donde se puede leer claramente la palabra “extasis”, como así también la frase “¿Qué te pasha Clarín… eshtás nerviosho?”.  

También, observando con detenimiento, se pudieron observar carteles de varios años atrás de la campaña llevada a cabo a nivel local, partidos políticos como el demócrata, el peronismo y el radicalismo, que ya estarían extinguidos en la era moderna.

 

 

Cambio de sobrenombre

El ahora candidato Sebastián “Chachi” Malis, estaría estudiando la posibilidad de cambiar su sobrenombre ya que “el que usa actualmente no es políticamente correcto, servía cuando Sebastián era chico, pero en política tenés que usar sobrenombres potentes y ganadores como por ejemplo La morsa”, habrían asegurado desde su entorno. También agregaron que “no queda nada serio que el futuro concejal sea llamado de esa manera, es perjudicial para su carrera, además, se le van a reír los otros concejales” aseguró uno de sus asesores mostrando signos de preocupación. Nuestro cronista experto en política internacional y meretrices, fue directamente a buscar la palabra del candidato en cuestión, Sebastián Malis, quien aseguró firmemente que “Estamos concientizando día a día a nuestros militantes para que comiencen a llamarme por mi nombre, soy consciente que es muy feo mi sobrenombre y quisiera que no se utilice más, nunca más, ni la gente común ni ustedes, los periodistas” finalizaba casi entre lagrimas “Chachi”.

 

 

“Sería para el 2019”       

Así se refirieron desde el gobierno nacional con respecto al escrutinio final de las P.A.S.O., mientras que en 9 de julio, sería mucho antes ya que “sacamos tantos votos que las boletas las pesamos en vez de contarlas” aseguraba eufórico Paolo Barbieri, y continuaba aseverando que “en algunas escuelas sacamos 4 o 5 kilos mientras que en otras duplicamos la cantidad” finalizaba el primer candidato de CAMBIEMOS. Por otra parte, desde el Frente Justicialista no se quedaron atrás y Martín Banchero salió con los tapones de punta a responder que “Nosotros también tuvimos que pesar los votos, pero pesábamos de a 100 gramos, como el jamón crudo” remató Martín un tanto ofendido con los comentarios de su enemigo político Barbieri.

Por kilos o por cantidad, lo importante es que hubo un 75 % de participación ciudadana, algo importante para un país en el cual el que puso dólares, obtuvo dólares. Un país donde la inflación no existe. Un país donde la pobreza cero es un hecho. Chile, un país que crece día a día. 

 

La izquierda se afianza

“En el 2019 ponemos un intendente” aseguraba excitado Darío Lanieri, mientras arrojaba papelitos hacia el aire y era felicitado por dos simpatizantes. Es que la izquierda pasó a octubre en las P.A.S.O. y están muy orgullosos de esto. “Cuando llegue al poder, como primera medida aumentaremos a 50 mil pesos el sueldo de los empleados municipales” aseguraba Lanieri ya compenetrado con el cargo, y agregó que “después se verá de donde sale esa plata, en última instancia venderemos todos los vehículos y los bienes de la oligarquía.” aseveró. También dejó entrever que la postura de la izquierda no sería del todo pacífica ya que cuando nuestro avezado reportero le preguntó sobre el actual gobierno municipal, Lanieri aseguró que “a la derecha ni cabida” (sic), dando a entender, entre líneas, que no sería un traspaso de mando muy amigable.

Por otra parte, el candidato remarcó la idea de “redistribuir la riqueza en partes iguales, como pasa en Venezuela, para que todos seamos felices y comamos perdices” finalizó un tanto risueño el futuro intendente de 9 de Julio.