Hospital en llamas

IMG_20151020_103004
Concejales de la UCR

Concejales de la UCR se solidarizan con los médicos. “Los profesionales están en condiciones laborales de violencia permanente”. El viernes el cuerpo de médicos clínicos de guardia del Hospital Julio de Vedia difundieron en los medios una carta en donde hacían público su malestar por la falta de pediatras en las guardias. Un problema que se  viene denunciando también la comunidad, y de manera recurrente, en las redes sociales.

Ante ello los concejales de la UCR, convocaron a conferencia de prensa en su apoyo. “Queremos solidarizarnos con ellos porque sabemos esta realidad y en las condiciones en las que se encuentran trabajando. No es fácil prestar la salud cuando uno está presionado por el nivel central para realizar prestaciones médicas para lo cual no está capacitado”, manifestó la concejal oficialista, María Dolores Apraiz, quien también se solidarizó por  la población usuaria. “No olvidemos que es un hospital zonal que debe recibir a pacientes de 12 municipios más y que tienen hospitales locales que luego son derivados a este”, agregó.

Por otra parte reconoció que “los profesionales de la salud (donde incluyó también a los enfermeros y demás personal) están en condiciones laborales de violencia permanente tanto de un lado como del otro, porque sabemos que la demanda en nuestra sociedad se manifiesta violenta”.

Apraiz no tuvo reparos a la hora de opinar:

“Las condiciones laborales del hospital son lamentables y esto no es nuevo. Y lamentablemente las respuestas son cada vez peores”, remarcó y recordó que desde su bloque presentaron un pedido de informes en 2014 al director de ese entonces, el Dr Cortés, pero que “nunca fue respondido”. “Es más –agregó-, este señor salió públicamente a decir que el no tenía ninguna obligación de responder a la comunidad de Nueve de Julio un pedido de informes y que ocupemos nuestro lugar, porque no era nuestra labor pedirle explicaciones”.

La concejal también recordó que un tiempo después, y  ante algunas acusaciones que recibía el intendente como responsable de la falta de algunos servicios que eran de competencia provincial, ella salió a defenderlo y que el nuevo director, el Dr Ricazzoli “me responde que el hospital no tenía obligación de cumplir con lagunas prestaciones que nosotros habíamos reclamado como fundamentales”.

 

Déficit

Apraiz denunció que entre los déficit que hoy  tiene el hospital son: la falta de cardiólogos,  de 4 cardiólogos hay solo uno (los demás se jubilaron); un cubren los servicios de traumatología completos (hay 3 traumatólogos para todos los días). “Además estos traumatólogos, que hacen lo que pueden con los insumos que hay cumplen su horario de trabajo pero cuando son presionados a cubrir horarios que no le corresponden, todo ese trabajo no se lo pagan.”Esta es toda una situación grave y pasa en los 77 hospitales de la provincia. Vemos que inauguran edificios pero están vacíos y no hay atención”.

 

Tierra de nadie

Apraiz recordó que entre otros de los problemas existentes hoy (tal cual lo denunciaron los médicos,) es que los médicos de guardias ante accidentes  deben salir con las ambulancias “o sea, dejan abandonada la guardia”. “Esto provoca que cuando vuelven a las guardias, encuentran a 20 o 30 personas en estado de ansiedad porque no fueron atendidas en tiempo y forma”.

 

El reino del revés

Apraiz aseguró que la comunicación entre el hospital y el municipio es permanente. “Ellos permanentemente piden que el municipio cubra alguna guardia o alguna atención que ellos no pueden prestar”, reconoció.

 

El concejal Javier Fernández recalcó que la situación creciente de pobreza y trabajo en negro hace que cada día más cantidad requiera los servicios del hospital. “Hoy el hospital está sostenido por el recurso humano, que es excelente. Pero vemos la desidia de la provincia de Buenos Aires.  Y vemos a candidatos que repiten todos los años que solucionarán todos los problemas que Nueve de Julio tiene por arte de magia pero, en su momento, tuvieron la oportunidad, porque tuvieron cargos muy importantes a nivel provincial, pero no lo hicieron. Esta ha sido realmente una preocupación nuestra durante estos últimos años. Hemos denunciado continuamente este deterioro del hospital que ha sido utilizado muchas veces como una Unidad Básica más que como un centro de salud”, fustigó.