El trovador intimista

Entrevista exclusiva con RubénGoldín, uno de los nombres dorados de la historia del rock nacional, anticipando su show de este sábado en nuestra ciudad.

 

(Por  Juan Manuel Jara)

 

            Diez años cumple “La Esquina”. Sus dueños, Fernando Pisano y Verónica Paulucci,prepararon un festejo acorde a la ocasión. Este sábado, el rosarino RubénGoldínhará su música en el escenario Julio Lacarra de ese espacio cultural. Músico que tiene su nombre en varias estaciones del recorrido de la historia del rock nacional, llega a nuestra ciudad con su nuevo trabajo “Girasoles” recién salido del horno, una suerte de álbum conceptual con la vida del pintor Vincent Van Gogh como guía temática. Dialogamos con él en la previa de esta oportunidad que los nuevejulienses tendrán de disfrutar del arte, sonidos y melodías de un artista de gran trayectoria.

            SEMANARIO EXTRA: ¿Cómo es el show que vas a presentar en 9 de Julio?

            RUBEN GOLDIN: Generalmente,en los shows yo canto para la gente. Me gusta cantar mis canciones y darle el gusto de escuchar lo que me piden que toque, y también el gusto de cantar temas de otros autores, de Fandermole, del Cuchi Leguizamón. Hay una parte folclórica en mí que ahora se nota más en mi último trabajo “Girasoles”. El repertorio siempre lo voy variando. Nunca tengo una lista impresa y la llevo por todos lados. Últimamentecanto un tango o canciones de otros autores, hay una parte de rock nacional en la que homenajeo a artistas como Spinetta, Abuelos, Fito, Charly, Cerati, y a todo eso lo une mi forma de cantar, es decir, yo canto con mi misma voz un tango o una zamba, no es que me pongo en personaje y hago de un tanguero, yo canto igual. Así que hay de todo. De “Girasoles” suelo cantar el tema “La tempranera”, “Girasoles”, “Deja un poco de luz” , “A veces lo hago”, y para más atrás hay temas que se han convertido en clásicos como “Sueño de Valeriana”, “La Bruja y el Ogro”, “Hagamos algo”, temas que había grabado Fabiana Cantilo. Hay una canción que grabóBaglietto que se llama “Las cosas que uno quiere” que tiene aires de zamba. Así que un poco en eso está basado el repertorio.

            No para de tocar. Va de un lado a otro. De Rosario a Uruguay. Vuelta a su casa de Escobar. Este fin de semana acá en 9 de Julio. Agenda cargada para diciembre. Quizás Cosquín con la Trova Rosarina, ese ensamble con Baglietto, Garré, Fandermole, menos Fito (Páez), aclara Goldín, porque “se fue para arriba”.

            Pablo el enterrador, Cerebro Mágico, Rosarinos, El Banquete, algunas de las bandas de las cuales Rubén no solo formó parte sino que fue responsable de bautizarlas. Justamente, hace unos días estuvo en un homenaje de “Pablo, el enterrador”, nombre peculiar allá por el 73. Por entonces, con 18 años, Goldín recuerda que “ninguno se llamaba Pablo y hacíamos cosas raras como tocar música estiloclásica con la solo luz de un candelabro como iluminación. Nos divertíamos y decían cualquier cosa de nosotros, que éramos medio vampiros, que ensayábamos en el cementerio, pero nada que ver.Lo más fuerte que habíamos tomado era mate amargo”.

            SE: ¿Preferís tocar con la banda o en solitario?

            RG: Hay veces que puedo tocar con la banda y a veces no. Pero yo disfruto mucho de tocar solo en el show. A veces hago canciones a capela o con una mínima percusión. No es por cuestiones económicas,pero el último disco,“Girasoles”, tiene muchos sonidos porque el productor lo quisoasí, porque yo en la mezcla trataba de apagar canales más que agregar.Si hay una guitarra, un piano y un bajo, para mi es suficiente, pero él le agregaba otra guitarra y estaba bueno, y después otra voz y estaba bueno, y después coros y percusión y me gustaba. Pero lo de minimalista es cierto, a veces cuando hay ocho acordes en una secuencia rinde y a veces es mejor apagar algunos acordes, sacarlos. Si yo tengo tres acordes que me gustan, que son ricos, con alteraciones, no es lo mismo un do mayor que un do mayor con novena o con séptima. Entonces, cuando son acordes ricos, con poco vos podés hacer algo muy importante. Las melodías se basan en las escalas y en los acordes que conocemos. Y, aveces, cuando uno conoce mucho, se ceba. Pero cuando está mas grande y dice si Atahualpa Yupanqui hacia temas con tres acordes y,yendo máslejos, Lennon, Mc Cartney, Los Beatles tenían temas muy lindos que se componen de tres o cuatro acordes, entonces a veces hay que laburar más sobre esos acordes para sacar buenas melodías. Un trabajo que a veces son días o incluso años. “La Bruja y el ogro” tardé una o dos horas en componerla. A veces cae todo junto y sale todo derecho, sin forzar. Y eso es porque uno tiene el estanque lleno de vivencias para volcar al papel.

            SE: ¿Cómo compones?

            RG: En general, primero grabouna idea en el celular. Eso mismo lo bajo al Pro Tools (software de edición de audio). Ahí veo si el tempo está bien, siel formato está bien. A veceslo dejo quince días reposar para tomar distancia. Las guitarras no las tengo en un estuche, siempre a mano.La tele no es más importante que la guitarra.

           

            Músico completo, además de sus discos, Goldín tiene en su haber bandas de sonido de películas y varios trabajos para la tv, tanto cortinas de programas o jingles publicitarios. Fue autor de una de las dos cortinas, “lamas tecno” aclara, del legendario (por bizarro) programa“Memoria”de Chiche Gelblung. Además cantó la cortina de “099 Central”,aquella tira diaria   con aires de SWAT argento de la factoría Suar en el prime time de canal 13.

            En el mundo publicitario también ha dejado su firma. Goldín es el autor de aquel legendario jingle del comercial de las barras de chocolate Tuby 3 y 4 (Levante la mano aquella persona que hoy pasó los 40, que no haya cantado alguna vez “Yo era un Tuby, que andaba solo…”). También hubo una par un spots de “Bon o Bon”.

            Promediando los 60, Goldín tiene cuatro hijos. Su tema “Ella vino del sol”,está dedicado a Violeta, la primera, que hoy vive en Madrid. “Juan Cruz tambiénreside en Madrid, es músico y él me enseña a mí”, dice orgulloso su padre.

            Es amplísima la lista de escenarios que Goldín ha compartido con la mayoría (casi todos) de los grandes nombres de la música argentina. Cuenta la leyenda que muchas veces Luis Alberto Spinetta pidió que lo llamaran para que lo reemplace. Rubén nos da la precisa.   

            RG: Los músicos de Spinetta me contaron que cuando Luis estaba medio mal, no le salían las cosas, concretamente hay un disco “Los Ojos” en el que Spinetta estaba un poco malhumorado porque no le salían las cosas,  le dijo a uno de ellos:”hagamos una cosa, que este disco lo cante entero Goldín”. No lo decía irónicamente. Quería que yo cantase sus canciones. Le agarraban ataques que no le salían las cosas. Y en la época de Jade, Lito Epumer me contó que decía “Uh loco, no puedo cantar, llámenlo a Rubén”porque creía que yo cantaba muy bien y que era el único que lo podía reemplazar. Por un lado es un honor, pero por otro me da una cosa comode vergüenza porque Luis es un grande, nadie es tan creativo y adelantado como lo fue él. Una vez cantamos juntos el tema “Actuar para vivir”, estaba Baglietto también y cuando terminamos Luis me agarra y me dice “Rubén, tu voz me emociona”, yo había aprendido a cantar con él, con (Lito) Nebbia, y me dijo eso. Lo guardo, no lo ando contando mucho, pero de tanto en tanto cuando cabe, lo traigo. Y creo que una vez en Radio Del Plata le preguntaron quien le gustaba y me nombró a mí y a JAF.

            Intimista. Así se puede clasificar la atmósfera del show que RubénGoldíndará este sábado en La Esquina. Formato que viene repitiendo en varios lugares y con el cual se siente cómodo. La conexión con el público es fundamental y generan ese ambiente de cordialidad: “A veces me dicen que hago stand up, porque no canto un tema tras otro, sino que si bien no hablo mucho, pero cuando hay quórum cuento cosas, hago chistes. Es algo natural en mí, nada forzado”.