El primer año

14980654_597556067113998_9064726467233848760_n(Por: Paolo Barbieri)

Hace unos días aprobamos en el Concejo Deliberante el presupuesto para el próximo año, una herramienta de gobierno fundamental para la gestión. Más allá de alguna modificación al proyecto original, la propuesta fue aprobada por la totalidad de los bloques.

En general esta ha sido la regla que ha seguido el Concejo, marcado con una impronta de diálogo y consenso, se ha buscado siempre que se pudo aunar criterios.

Por supuesto que no siempre se pudo lograr, ya que las diferentes posturas políticas hacen a veces imposible esos acercamientos. Pero podemos decir que en Nueve de Julio se trabajó, al menos este año, de manera correcta.

El presupuesto ha planteado grandes desafíos para el año entrante, obras por un total de 160 millones de pesos por ejemplo, habría que remontarse muchos años atrás para encontrar algún antecedente similar en cuanto a montos y a caudal de obras. Muchas ya iniciadas y otras en proceso para comenzar en pocos días.

En esa misma sesión aprobamos tres licitaciones, cloacas en barrio diamantina que ya está lista para empezar y aprobada por unanimidad; la creación de un nuevo centro integrador en el sector que hoy ocupa el corralón municipal; y la creación de un gimnasio polideportivo en la zona de la escuela 12. Estas últimas dos obras no fueron, lamentablemente, acompañadas por el bloque del FPV.

Estas 3 obras suman cerca de 20 millones de pesos, y junto a la de desagües pluviales  (por 50 millones) empezarán en los próximos días.

En el presupuesto también se votó el aumento de pauta salarial para todos los empleados municipales, fijándose el mismo en un acumulado del 28,10 %. Este es otro punto a favor del dialogo y el consenso, se logró un acuerdo que mejora en 10 puntos porcentuales el hecho en provincia de Buenos Aires, el dialogo permanente con los sindicatos, el mejoramiento en la calidad de las condiciones laborales (se adquirió indumentaria por mas de 1 millón de pesos), entra otras cosas, generaron que se llegue a la sesión con un acuerdo firmado por los dos sindicatos representativos con el Intendente Barroso.

Por último hemos desde nuestro bloque CAMBIEMOS generado iniciativas que consideramos importantes para mejorar la calidad de vida de los vecinos, muchas de ellas fueron aprobadas como la ordenanza de pirotecnia cero (en conjunto con el bloque del GEN), la ordenanza sobre limpieza de terrenos baldíos, otra sobre fiestas clandestinas. También hemos presentado una ordenanza en pos de que las cooperativas de las localidades del interior puedan llevar adelante la promoción, ejecución y el cobro de algunas obras para mejorar los pueblos, ésta aun no ha podido ser aprobada.

Fue un año de recorrer las localidades, los barrios, de charlar con vecinos de escuchar sus sugerencias, sus críticas. Un año con muchísimas iniciativas de parte del Intendente que dimos tratamiento con la mayor celeridad posible sobre todo en las que se referían a obras.

Hemos en fin, con aciertos y errores, dado lo mejor de nosotros para encontrar acuerdos y consensos, en un cuerpo colegiado que consta de 5 bloques y en los cuales ninguno tiene mayoría propia. Considero que ha sido una convivencia sana, respetuosa, y la cual aspiramos a continuar.

Aprovecho este espacio para agradecer a todos los vecinos que a lo largo del año nos han apoyado, impulsado a seguir, que nos felicitaron, que nos criticaron, que estuvieron de acuerdo con nosotros, y a los que no estuvieron de acuerdo, porque todas las opiniones las hemos considerado.

El año que viene seguiremos trabajando con el compromiso de mejorar la calidad de vida de todos los vecinos.

Feliz año para todos.