El damasco, la fruta de la temporada

(por Mònica Gòmez)

Si bien el verano llega con las frutas propias de esta estación. Las refrescantes sandias y melones son las populares en torno al  marketing. Quien tenga la oportunidad de tener cerca árboles frutales, tiene la dicha de ver las tupidas ramas decoradas con bolitas de colores simulando ser un gran árbol de Navidad. Esa fue la primera impresión al ver por el camino de la estación de tren de mi ciudad, ciruelos llenos de pequeñas bolas de color morado. Reconozco mi emoción ya que adoro las ciruelas y mas fue la exaltación al ver que al lado había uno de damasco. La caminata ese día fue con fruta incluida y la calidez del árbol fue el mejor hallazgo. Al día siguiente era la motivación para seguir por el circuito, esperando volver a poder degustar las frutas que el árbol asomaba por el alambrado hacia la vereda. La suerte estaba de mi lado me encontré con el hombre que hace  mantenimiento a la vieja estación de tren, me pudo dar más información de los árbolesy sus  frutas.

La satisfacción de esa charla explicativa y  poder apreciar el producto desde la recolección, antes que los vientos fuertes hagas que todas las pelotitas anaranjadascaian, hizo que tome conciencia de la importancia del damasco fresco en la dieta de verano. Siempre fue el fuerte en dulces o hasta en orejones secos. Pero teniendo una temporada tan acotada es ideal aprovechar sus beneficios.

Esta fruta por la temporada de cosecha está en la categoría de frutas de caroso. Tienen un rendimiento corto ya que es un fruto perecedero de forma rápido. Conservan en su interior los nutrientes que si se encuentra en  condiciones de alta insolación se  realza esos los beneficios.

Para la realización de mermeladas, para deshidratarloy hasta para realizar pulpas destinadas hacia jugos y otras variantes. Esta es una gran aliada ya que tiene un abanico de utilidades en la industria.

La idea que propongo es poner a la fruta en la escena diaria y motivar a que su consumo sea en temporada.  Contribuyendo al productor en la puesta en valor a la futa fresca.

Pueden ser aliados en las meriendas, ya que poseen la parte carnosa no tan adherida al caroso, son jugosos y sumamente aromáticos. Ideales para preparaciones dulces y saladas.

Los jugos de verano son una nueva opción para esta clase de frutas porque los colores dejan muy pintorescos los tragos.

La mayor producción se centra en la provincia de Mendoza, pero de forma silvestre lo podemos encontrar en cualquier  patio.  La producción se destina mayormente a la de conservas y es una de las metas del proyecto MESA  de estación promocionar los productos de temporada.

Hoy la propuesta para los muchos que no lo conocen es la de incluirlo en principio en preparaciones dulces. Así que hoy la torta Escondida de damasco es la preparación de esta semana.

Ingredientes:

  • Manteca 200 gr.
  • Azúcar 230gr.
  • Harina 200 gr.
  • 4 huevos
  • 1 cdta. Polvo de hornear
  • 1 chorrito de rhum
  • Ralladura de naranja
  • ½ kg. Damascos

 

Preparación:

Batir el azúcar junto con la manteca y la ralladura de naranja hasta lograr un cremado blanco, agregar de a uno los huevos. Colocar el rhum y por último la harina con el polvo de hornear. Disponer la mezcla en el molde enmantecado y enharinado. Colocar los damascos cortados por el medio con la pulpa para arriba y espolvorear con azúcar para lograr una costra en la torta. Pre calentar el horno a 170°  y llevarlo por 40 minutos.

Es ideal para las tardeas de calor. Esta receta es de la cocinera Juliana LopezMay la cual la realizo para que las pequeñas de la familia puedan incorporar las frutas. Realizala te va a encantar.