El ángel de las mil voces

DSCN3130
Ariel Tarico en la piel de uno de sus personajes

Entrevista a Ariel Tarico. (Por Sandra Sueldo). Charles Chaplin decía que “un día sin reír es un día perdido” y hoy puede ser un gran día para empezar a hacerlo, pero sin parar.

Con un don innato e inigualable y sin nada que envidiarle a cualquier capo cómico de antaño. Ariel Tarico tiene 31 años y despliega  talento por doquier en sus cuerdas vocales,  dejando con la boca abierta a quien lo escuche.

 

El humorista santafesino estuvo presentando lo mejor de su repertorio en los escenarios del Cine Teatro Rossini y con un abanico increíble de personajes que fueron desde el Papa Francisco, Elisa Carrió, Carlos Tévez, Jorge Lanata, Nelson Castro, Flor de la V, Alejandro Fantino y los principales candidatos presidenciales y a la gobernación.

 

Este humorista y locutor de 31 años tiene una actitud muy simple, a primera vista. Con apenas horas de haber llegado a Nueve de Julio y luego de concluir su espectacular perfomance por FM Vale, donde recorrió maratónicamente  por sus personajes y ante el requerimiento del colega nuevejuliense Guillermo Aranda, se dispuso a ser entrevistado por este nuestro medio.

 

Con una timidez marcada en su vida, supo sembrar su vocación de la mano de su padre y pese a haberlo perdido desde muy pequeño.   Como todo profesional y ya   arriba del escenario se olvida de su timidez y  juega, divirtiéndose no solo él, sino especialmente el público que se acople a este.

 

I-E. …Y ahora… ¿qué?

Ariel Tarico… (risas)… Y ahora?… Como sigue, después de lo de recién…  (risas)…

 

I-E: ¿Jugamos?… ¿Qué lugar ocupa el juego en todo esto?

A.T: Un lugar muy especial. Trato de que siga siendo como en la secundaria, cuando me disfrazaba e imitaba a los profesores. Cada vez que piso el escenario quiero que la gente se imagine cosas. Es difícil empezar a laburar, competir  y estar en un medio y en otro.

Por ahí vas olvidándote de esos juegos de la infancia y trato de acordarme de cuando empecé en LT10 de Santa Fe, de los encuentros de teatro estudiantil y de que todo continúe con esa misma magia.

 

I-E: ¿Cómo nace su vocación por el humor?

A.T: Llega a través de mi padre. El era un locutor y humorista, frustrado y me contagio esas ganas de hacer todo esto. Le gustaba mucho seguir a los cómicos, veíamos los programas en la tele, veíamos a “Minguito”, a Antonio Gasalla, a Juan Carlos Mesa. Desde mi casa de Santa Fe me imaginaba que a futuro estaría trabajando de esto.

 

I-E: ¿Cómo se ejercita ese zapping mental de un personaje a otro?

A.T: Trato de practicarlo y practicarlo, de jugar mucho con ellos. También tengo a mi director  Carlos Signetti, quien constantemente está guiándome en ese tema y vamos laborándolo juntos.

 

I-E: ¿De todos los personajes que interpreta cuál sería su favorito?

A.T: Varios… Nelson K, ahora es un personaje que me divierte mucho y Carlitos Tevés.

 

I-E: Recién decía que los políticos le piden mucho que los imite y más en campaña ¿Cómo es eso?

A.T: Si, a veces cuando me cruzo con alguno hasta me lo agradecen. También me paso con Guillote Coppola, con quien hicimos un contrapunto en Teatro y lo mismo me ocurrió con Julián Domínguez.

 

I-E: De esa galera de imitaciones ¿Quiénes vendrán esta noche al Rossini?

Los principales personajes mediáticos como Sergio Massa, Daniel Scioli, Mauricio Macri, Florencia de la V, Carlos Tevez y muchos más. En el teatro no sólo imitas las voces, sino que además te caracterizas.

 

I-E:¿Cómo sigue con su gira?

A.T. Iremos a La Plata, Morón, Lomas de Zamora, hacia noviembre Mar del Plata, Rosario y Santa Fe.

 

I-E:¿Con que sueña y juega profesionalmente esa cabeza?

A.T: Tal vez con que un día pueda tener mi propio programa humorístico, tal como lo hacía miraba la tele y me imaginaba ser ese capo cómico que ya no está.