Economía

UNA NUEVA HERRAMIENTA PARAR MEJORAR LA EFICIENCIA DE LOS RRHH EN LA EMPRESA.

(Por Lic. Hugo Enrique Merlo – GH SOLUCIONES NEUROCIENCIAS)

 

Una cosa es lo que pensamos y otra cómo pensamos, qué recursos mentales utilizamos para discernir. Una vez que tomamos conciencia sobre los procesos cognitivos, los emocionales y cómo hacemos para aprender, estamos en condiciones de aplicarlo en nuestra tarea cotidiana.

 

Por esto en GH Soluciones contamos con la Neuroeducadora Virginia Gudiño[i], creadora del Programa “METACOGNICION APLICADA  AL ÁMBITO LABORAL¨

GH: ¿Cuál es el objetivo del Programa?

  1. Co-crear empresas cerebro-compatibles, participantes activas en el desarrollo de Neurosostenibilidad y Neurosustentabilidad individual y organizacional

 

GH: ¿A qué se refiere?

 

VG: A considerar la sostenibilidad y sustentabilidad de la organización en términos biológicos, humanos, ecológicos  y económicos.

 

A  mejorar la salud y relaciones para poder optimizar  el funcionamiento mental, físico y organizacional.

 

A elevar la capacidad cognitiva y emocional de cada persona de la organización, lo que repercutirá directamente en la calidad de gestión, desarrollo y crecimiento de la empresa.

 

GH: Cómo se logra?

 

VG: Estableciendo  un proceso de gestión basado en Tecnología Mental Humana  con principios sustentados en ciencia cerebral y ciencias de la salud.

 

Aprendiendo a potenciar las 3 Mentes de cada persona a partir del autoentrenamiento de sus 4 Cerebros (y retroalimentar al 5° cerebro)

 

Alineando la Misión, Visión, Valores,  Propósitos y Metas del personal, con las  de la empresa.

 

GH: ¿Qué es Metacognición?

Metacognición es la capacidad de autorregular los procesos de aprendizaje, y como tal, involucra un conjunto de operaciones mentales asociadas al conocimiento, control y regulación de los mecanismos cognitivos y emocionales.

Cuando una persona cuenta con metacognicón, está capacitada para entender y cavilar sobre el estado de la mente propia y de terceros.

La metacognición, también supone la capacidad de anticipar la conducta (propia y ajena) a partir de percibir emociones y sentimientos.

GH: ¿Por qué aplicar Metacognición en la Empresa?

Porque el cerebro puede cambiar (des-aprender y aprender) a cualquier edad (para bien o para mal…)

 

Tradicionalmente se veía al cerebro humano como un sistema esencialmente limitado y fijo, que sólo se degrada con la edad. En la actualidad, por el contrario, hemos comenzado a apreciar que el cerebro humano es realmente un sistema altamente dinámico y en constante reorganización, capaz de ser moldeado y reformado a lo largo de toda la vida.

 

Cada experiencia altera la organización del cerebro en algún nivel. El concepto central de este nuevo enfoque es la neuroplasticidad, es decir, la capacidad del cerebro de cambiar y regenerarse a sí mismo en respuesta a la estimulación de la experiencia y el aprendizaje. Esto abarca tanto la capacidad de crear nuevas neuronas a lo largo de la vida (neurogénesis), como la capacidad de crear nuevas conexiones entre las mismas (sinaptogénesis).

 

En un cerebro joven, la neuroplasticidad permite un aprendizaje rápido, así como una reparación potencialmente más rápida. A medida que envejecemos, la tasa de neuroplasticidad disminuye, pero no se detiene. El Dr. James Zull lo dice muy claro: “Ahora sabemos que todo cerebro puede cambiar a cualquier edad. Realmente no hay límite para aprender, puesto que las neuronas parecen tener la capacidad de generar nuevas conexiones, siempre y cuando se activen repetidamente”.

 

La neuroplasticidad tiene consecuencias importantes para la salud cerebral, la vida y el desempeño. Significa que nuestras acciones y estilo de vida juegan un papel significativo en cómo nuestro cerebro cambia físicamente y por correspondencia, cómo evolucionan nuestras capacidades mentales.

 

De forma más específica, la neuroplasticidad nos proporciona el potencial de poder resistir los efectos del deterioro y de las enfermedades, protegiendo la capacidad de adquirir conocimientos y experiencias, es decir, de aprender (utilizar estratégicamente un aprendizaje ¨mejorado¨, en la empresa, es la clave de nuestro programa)

 

La neuroplasticidad no sólo permite prevenir un futuro deterioro cognitivo, sino que también proporciona la base para solucionar problemas existentes. Al practicar cualquier capacidad, uno puede estimular de forma repetida las mismas redes del cerebro, lo que fortalece las conexiones neuronales existentes y crea otras nuevas.

 

Con el tiempo, el cerebro llega a tener más capacidad y ser más eficiente -requiere menos esfuerzo para hacer el mismo trabajo-, de modo paralelo a lo que sucede cuando entrenamos nuestros cuerpos.

 

 

GH: ¿Cómo se instrumenta el programa de Metacognición Aplicada, en la Empresa?

 

VG: El plan de acción consta de 2 pilares básicos:

  • Consultoría neuro-estratégica y gestión humana
  • Diagnóstico de situación empresarial
  • Ayuda en la toma de decisiones estratégicas y en la adaptación (y/o selección) del personal
  • Seguimiento y supervisión de los procesos de gestión operativa general (económica, tecnológica, etc) y de gestión humana.

– Con soluciones mentales siglo XXI

– Con aplicación de test neurocientíficos a todo el personal, a efectos de compatibilizar actividades laborales requeridas con tipo de cerebro, cronotipo, fortalezas y estilos interpretativos de las personas que deben desempeñarlas.

 

 

  • Sistema de Neuroaprendizaje (aplicable a todo el personal, empezando por los directivos)
  1. Capacitaciones Metacognitivas on line
  • Etapa 1: Cursos Básicos:
  • Etapa 2: Cursos Avanzados

 

  • Disponibilidad on line 24 hs, los 7 días de la semana

 

  1. Acompañamiento, Seguimiento y Supervisión Individual

 

  • Para integrar y potenciar lo adquirido con las capacitaciones.
  • Para neuroentrenar a cada persona según sus particulares habilidades (bancos de memoria, redes neuronales automatizadas), fortalezas y el rol que debe desempeñar en la empresa.

 

 

GH: ¿Por qué este proceso mejora la performance de la empresa?

 

VG: Porque culturalmente somos ciudadanos del SXXI pero genéticamente continuamos siendo del paleolítico y nuestra Unidad Mente-Cerebro-Cuerpo (UMCC) no está biológicamente adaptada al mundo moderno.

 

Porque hoy contamos con herramientas disponibles que nos posibilitan el mejoramiento y la optimización mental,  impensadas en épocas anteriores.

 

Porque este siglo, demanda soluciones basadas en nuevos paradigmas:

  • La tecnología y globalización coexiste actualmente con el incremento de conflictos cognitivo-emocionales de todo tipo y no es suficiente con el desarrollo de competencias orientadas al mundo exterior para poder gestionarlos apropiadamente. Urge el desarrollo de una Inteligencia orientada al Mundo Interior, basada en ciencia cerebral y tecnología mental humana

 

  • Cuando se trata de hábitos y conductas que contribuyen a tener una buena salud cerebral y desempeño, a menudo se mencionan cosas básicas que sólo arañan la superficie. Nuestro sistema, método y programa va al fondo de los procesos involucrados.

 

  • La oportunidad de cultivar una nueva mentalidad y dominar un nuevo juego de herramientas que permita apreciar y aprovechar al máximo las increíbles propiedades de los cerebros humanos, es un primer paso ineludible en toda persona que debe desempeñarse en el siglo XXI.

 

  • Cada experiencia, pensamiento y emoción cambia físicamente al cerebro, de lo que se desprende que tenemos la capacidad y la responsabilidad de cuidar y mejorar nuestro cerebro y los cerebros del entorno inmediato (se puede aprovechar el uso de las neuronas espejo para lograrlo fácilmente).

 

 

  • Ver a nuestro cerebro (y el de nuestros colaboradores) como el bien más preciado, y en consecuencia, invertir en él de un modo continuado, es la estrategia más inteligente de este siglo, donde la revolución mental humana es ineludible.

 

 

[i] http://www.e-tecnologiamental.com/