Destinos: Mendoza

(por Cecilia Lastiri)

Al pie de la cordillera de Los Andes se encuentra un extenso territorio, fruto del aporte de las aguas de los ríos Diamante y Atuel. La ciudad de San Rafael, fundada en 1805, se proyecta como una verdadera opción de extraordinarios paisajes, una rica oferta de turismo aventura, una atractiva infraestructura turística y una gastronomía típica que sorprende y deleita los más exigentes paladares.Te  detallamos algunos de los paseos y experiencias  para disfrutar de  la región.

EMBALSE LOS REYUNOS Es una de las excursiones características que se realizan al llegar a San Rafael, distante a 35 km. de la ciudad   (11 km. son de ripio). El acceso es a través del Club de Náutica y Pesca Los Reyunos, desde donde es posible realizar una navegación por el embalse, pasear en kayak o catamarán. Es posible, para finalizar este itinerario, conocer el dique Galileo Vitali, la primera obra construida sobre el río Diamante para aprovechar sus aguas para el riego artificial y ser distribuida mediante un complejo sistema de compuertas, en canales de hormigón. Está ubicado a 27 km. de San Rafael y ofrece un magnífico paisaje con arboledas.

LOS CAMINOS DEL VINO La región mendocina es muy conocida por su alta calidad en esta bebida. En San Rafael conviven 92 bodegas (15 abiertas al turismo con distintas experiencias y opciones) de las aproximadamente 700 que hay en el país, lo cual resulta un gran atractivo para los visitantes. En este caso, la mítica Bodegas Bianchi ofrece diferentes opciones de “Experiencias Enoturísticas”, donde los visitantes   pueden ser parte de la historia de la familia Bianchi, que a lo largo de cuatro generaciones ha sabido mantener vivo el sueño de su fundador, don Valentín Bianchi. Así, es posible caminar por los viñedos, aprender del proceso de elaboración de los productos mientras se recorre la bodega, paseos en bicicleta por los viñedos, una degustación con picada o simplemente sentarse a disfrutar una copa de los mejores exponentes premiados y reconocidos en el mundo.

También Bodega Bournett, que se distingue por sus “vinos con tradición francesa” y el único establecimiento con certificación de la cepa corbeau en el mundo, cuenta además en su haber con una línea en homenaje a Juan Manuel Fangio, influenciados por la estrecha relación que unió a la familia con el famoso corredor: el FangioLegend 5, una combinación de malbec, cabernet sauvignon, pinotnoir, merlot y corbeau.

Otra opción imperdible para visitar es Finca El Nevado, localizada en Rama Caída, a 14 km. al sudeste de San Rafael. Los vinos y espumantes Camino al Nevado se caracterizan por una fuerte impronta local, enmarcados en un terroir con un equipamiento de la más nueva tecnología.

Finalmente, Bodega Familia Ibarra tiene como propósito brindar experiencias distintivas a los clientes, a través de un espacio enogastronómico y de elaboración de productos. En el restaurante de la finca se ofrece una gastronomía regional de nivel, con exquisitos platos elaborados según las distintas estaciones del año y maridados con el varietal que la casa recomiende.

Completando una oferta gastronómica muy variada, es posible conocer Finca Paru, para interiorizarse en su línea de agroalimentos totalmente naturales, con producción olivícola aceitunero y conservero, secadero de frutas secas y deshidratadas, cultivos y conservas delicatessen.

EL IMPONENTE CAÑÓN DEL ATUEL   Un recorrido por San Rafael no está completo sin hacer el circuito del cañón del Atuel. Se recomienda hacer el deslumbrante paseo con un guía, que irá explicando este entorno de gran belleza natural, producto de la erosión del viento y el agua, conformando las más variadas esculturas naturales. Las más de 70 geoformas en el paisaje montañoso serán compañeros del curioso visitante, en un recorrido que se destacan los 56 km. de un circuito que va bordeando el río Atuel y custodiado por paredes de 260 m. en ambos costados.

Como por arte de magia, una gran paleta de colores se destaca en la roca, detalles de las centrales hidroeléctricas y del paso del tiempo y de los elementos naturales. Durante el camino se conocerá la cuesta de los Terneros, el cañón del Atuel y Valle Grande, donde se culmina con la vista del famoso “submarino”.

Entre las exquisiteces típicas de la región, además de los sabrosos vinos y espumantes, se encuentran sabrosos chivitos y costillares a las brasas; la tradicional carne a la masa, que dependiendo el establecimiento y el lugar se utilizan diferentes cortes; el jamón crudo, con el particular sabor que lo distingue, además de otros fiambres ahumados como faisán, salmón y jabali; empanadas, la trucha y la popular torta frita, entre otros.

Extramuros Viajes, La Rioja 1176 casi Vedia, 9 de Julio ( 6500)  Tel 02317 425025/425006. Envianos tu consulta por mail  a extramuros@extramurosviajes.com.ar o visitá nuestra web  www.extramurosviajes.com.ar

¡17 años viajando juntos!