DESTINOS: GUATEMALA

Chichicastenango y su mercado

(Por Cecilia lastiri)

Si existe un lugar en Guatemala donde su mercado ha pasado a ser el icono de una ciudad, ese es Chichicastenango. Esta población en el departamento de Quiché, es otra muestra del colorido, la fe religiosa y la riqueza cultural de este país. A parte de ser una de las localidades más turísticas, Chichi como se le llama cariñosamente, estará presente en casi cualquier ruta que se precie. El fervor religioso de los indígenas mayas, que son la mayoría de la población, se muestra en las calles y en los alrededores de la plaza principal donde el idioma quiché es lo que más se escucha a nuestro alrededor.

En el pasado, en la época precolombina, fue un terreno en disputa por los quiché y los cakchiqueles y entre los guatemaltecos es conocido por ser el lugar donde se encontró el libro sagrado de los mayas, el Popol Vuh que cuenta el origen de la humanidad. A pesar de la introducción del catolicismo por parte de los españoles, hoy en día en Chichicastenango, las ceremonias, ofrendas y tradiciones de los indígenas quichés, están más que presentes y muy arraigadas. Sólo hay que echar un vistazo y distinguir lo que hacen entre la nube de incienso que rodea las iglesias y los lugares sagrados.

La plaza y su mercado

La vida en Chichicastenango gira en torno a su plaza principal y su mercado, principalmente de artesanía y souvenirs, aunque con algunos espacios donde venden productos locales. Este está presente los jueves y los domingos, llegando a ocupar varias de las calles adyacentes a la plaza principal. Chichi es una buena muestra de la cultura indígena y el sincronismo religioso entre las creencias mayas y el cristianismo.

Sólo aparecer por uno de los lados de la plaza de buena mañana, quedaremos inmersos en la nube de incienso que siempre rodea la Iglesia de Santo Tomás, la más grande de las dos que presiden la plaza. La escalinata llena de vendedoras de flores que sacan su jornal a los pies de la iglesia, es quizás la foto más famosa de Chichi y una de las más realizadas de Guatemala. El colorido de las flores justo delante del blanco de la fachada de la iglesia, recrea una postal muy bonita. El murmullo de la gente que entra y sale del mercado sólo es interrumpido por un hombre que se desgañita intentando vender un “quitamales” que cura cualquier dolor… “¡Calooor en los hueeesssssssos señora!”.
En la misma puerta de la Iglesia de Santo Tomás, algunos de los chamanes mueven de lado a lado a modo de péndulo el recipiente con incienso que esparce el humo por todo su alrededor. Las velas, el humo y el fuego son los elementos principales que utilizan en un intento de realizar ofrendas a sus distintas divinidades. Dentro de la iglesia y el patio colonial que se sitúa justo al lado, se puede entrar aunque es necesario dar la voluntad.

Por las calles adyacentes a la capilla del Calvario existe una parte de mercado local donde podemos encontrar carnicería, frutería, tortillas de todos los tipos, utensilios de cocina… todo muy al estilo guatemalteco. La calle donde venden los pollos vivos tiene su que, ya que aparte de que a los chapines les encanta comerlo de todas las formas, es cuanto menos curioso como los compran y se los llevan en la bolsa o colgados de cualquier sitio. Este mercado es punto de encuentro de muchos de los pueblos indígenas de los alrededores que como tal, también llevan cada uno su traje típico con infinidad de tipos de costura y bordados. Existen muchas tiendas que venden las telas de distintos colores, bordados y tamaños, las cuales luego son utilizadas para realizar estos trajes y los mismos locales van allí a comprarlas.

Si querés conocer más sobre Guatemala, acercate a Extramuros Viajes, el 28 de Abril salimos desde 9 de Julio en la salida Grupal Acompañada  por “Amanecer Maya”.

Te esperamos en Extramuros Viajes… ¡15  años viajando junto a vos!

La Rioja 1176  casi Vedia, Tel 02317 425025 /425006  o envíanos tu consulta por mail a    extramuros@extramurosviajes.com.ar   o visita nuestra web  www.extramurosviajes.com.ar