Buscan más oportunidades para las mujeres en el agro

En el marco de LA NACION Ganadera y Expo Balcarce 2018, se realizó en esta ciudad una conferencia sobre mujeres rurales.

Beatriz Navarro, oriunda de Balcarce y organizadora del encuentro, destacó los objetivos del grupo de Mujeres Rurales Argentinas en el W20, grupo de afinidad del G20 creado para abordar las problemáticas de género.

“El W20 tiene como objetivo estratégico el empoderamiento económico de la mujer y se trabaja en cuatro ejes temáticos: laboral, financiero, digital y desarrollo rural”, señalaron desde el grupo de mujeres rurales. Según informaron, en lo laboral el 60% de los graduados universitarios del mundo son mujeres, pero representan solo un tercio de la fuerza laboral, “con el agravante que son trabajos precarios o de menor remuneración”.

En este sentido, se busca mayor participación en el mercado de trabajo y condiciones de equidad en la remuneración. “Dentro de los países del G20, solo el 40% de las mujeres tienen acceso a una cuenta bancaria y, siendo poseedoras del 30% de las pymes reciben solo el 10% de los créditos bancarios. Claramente hay trabajo por hacer desde el eje de la inclusión financiera”, indicaron. “En cuanto a la brecha digital, en el mundo hay una diferencia de 200 millones de usuarios de celulares y 250 millones de usuarios de Internet.

Es decir, esa es la diferencia entre la cantidad de usuarios varones con la de usuarios mujer. Sabemos la relevancia que cada vez más tiene la participación en el mundo digital para el acceso al mercado de trabajo como de crédito, pero también en el sentido de la integración social”, destacaron.

Según remarcaron, las mujeres representan el 43% de la fuerza laboral agropecuaria. “Hay estimaciones de FAO en África que indican que si las mujeres tuviesen acceso a las mismas tecnologías y medios productivos que los hombres los rendimientos aumentarían un 20/30% y el hambre se reduciría en alrededor del 15%”, subrayaron.

El eje rural de W20 apunta a “facilitar el acceso a un mercado laboral justo, acceso a herramientas financieras y digitales, fortalecer emprendimientos orientados a la producción de alimentos y/o a otros negocios productivos”.

En esta línea, Mujeres Rurales Argentinas apuntó a mostrar cómo la innovación tecnológica, organizacional e institucional les permite ocupar una amplia gama de roles a las mujeres rurales. Verónica Torassa y María Celia Gaitán, de Azul Solidario, presentaron el proyecto Hilados del Azul. Destacaron cómo la creación y fortalecimiento de redes de gestión público-privada les permitió mejorar la calidad de vida de muchas personas de comunidades rurales de ese partido bonaerense.

En tanto, Carito De Faveri, de Saladillo, contó su experiencia como asesora agropecuaria y cómo con pequeños cambios de hábito o culturales la incorporación de la mujer en la actividad ganadera significó también una mejora para los ejes social, ambiental y económico en la sustentabilidad de los sistemas mixtos de producción agropecuaria. Moderó el encuentro Alberto Balbarrey (Aapresid).