UNIVERSIDAD POPULAR

MarielNeira“Todos tenemos algo que aportar”

Bajo ese lema y a apenas un año de haberse inaugurado formalmente (7 de mayo de 2012) ya pasaron más de 300 personas para capacitarse en diferentes saberes populares.

Como su palabra lo indica, la Universidad Popular brinda cursos, talleres y capacitaciones a los sectores más populares de la población que , muchas veces, quedaron excluidos del sistema formal.

La Universidad Popular de 9 de Julio es la primera de este tipo en la provincia de Buenos Aires y pretende ser un referente para su promoción en la región.

Durante 2012 pasaron más de 300 nuevejulienses en los talleres y cursos gratuitos que dictó y este año promete una cantidad superior.

Algunos de ellos fueron: Mantenimiento de Parques y Jardines; Crochet; Telar; Tejido a dos agujas; Corte Confección; Computación; Cursos sobre el adecuado Uso de Máquinas de Coser y Máquinas Fotográficas, entre otros.

Bajo la dirección de Mabel Neira y la coordinación de la Dirección municipal de Educación, a cargo de la profesora Adriana Lanzi durante 2013 la Universidad Popular continúa incorporando cursos y alumnos en esta búsqueda constante de capacitar a los sectores populares en saberes de acuerdo a las demandas locales. Un caso específico de ello es el curso de Corte y Confección, un oficio (costurera) que se fue perdiendo y una demanda sentida en la población actual.

 

 

Curso de Diseño y Manufactura de Indumentaria

El curso de Diseño y Manufactura de Indumentaria Textil es uno de los que tuvo una fuerte aceptación en la comunidad. Se dicta los lunes y jueves –y como todas las ofertas de la UP es gratuito – y agrupa alrededor de 35 mujeres en la sede. El número se acrecienta con las réplicas que se realizan de este taller todos los viernes en el CIC de Ciudad Nueva y los martes en las escuelas agrícolas de Dudignac y Facundo Quiroga. “El Curso está planteado en dos años dividido en cuatro módulos independientes para dar la posibilidad a los interesados que pueda cursar el modulo de manera individual. Lo que hacemos es diseño y manufactura. Diseñamos y hacemos prendas, objetos, accesorios…Se ven temas variados. Se ve un tema, se desarrolla y siempre se llega a un producto final”, explicó la diseñadora Nadia Mirabelli, a cargo del curso.

“Es una carrera no formal, dura dos años y es modulada. Está dividida en módulos que duran cuatro meses y se acreditan cada modulo de cursada. Si alguien viene y cursa un módulo se da el certificado por ese modulo de cursada. Si no puede continuarlo, puede hacerlo al año siguiente. La idea es que se pueda cursar con módulos”, detalló así el mecanismo Neira.

En este módulo están trabajando sobre la identificación de las diferentes telas, “sobre cómo trabajarlas y cómo diseñar con ellas. Lo que busca esta carrera permitir la creatividad. Tiene que ver con permitir crear para uno pero también para los otros. Porque la mirada última de nuestros cursos es la del oficio, la de la profesión, apunta a enseñar a otro para que el otro puede tener una salida laboral. Con este cursos en particular, como con todos los otros, buscamos trabajar no solo la creatividad y el aprendizaje”.

“La verdad es que está teniendo un resultado bárbaro. La idea es que puedan aplicar sus propias prendas. Está dado para que sea una salida laboral para los que quieran trabajar de esto y para aprender un oficio en cuanto no solo a lo que respecta al diseño sino a la manipulación de telas, objetos, poder coser, bordar…Se van con todas las herramientas para hacerlo, siempre realizando su propio diseño”, sintetizò.

 

 

Otros talleres en curso

Más de 210 alumnos participan de los seis talleres puestos en marcha a principios de 2013. Los cursos con los que actualmente cuenta la UP son: Diseño y Manufactura de Indumentaria; Auxiliar Contable; primer y segundo nivel de Costura a cargo de María Ofelia Torres; Tejido en dos agujas y Mantenimiento de Parques y Jardines a cargo de Jorge Rumi. (Ver Cuadro).

“Durante febrero realizamos también dos cursos de verano: Utilización de máquinas de fotos y de escribir para enseñar a usar la tecnología. Crecimos mucho. En nuestra agenda estuvimos viendo que el año pasado, para esta fecha recién estábamos iniciando los cursos y este año ya los tenemos en marcha y vamos por el segundo mes. Venimos como muy acelerados”, analizó Neira.

En cuanto a la demanda de la población la funcionaria no desestima ninguna de las inquietudes. “El tema de la costura y el tejido, que a veces uno dice que parecen de otros tiempos, tiene una enorme demanda: ya hay gente inscripta para el año que viene. Son dos talleres que se piden como oficios, la gente los solicita como oficios para salir a trabajar. Y después solicitan mucho es la computación, el acceso a la PC y a la tecnología. Y veremos si este año podremos utilizar el Bondi.,com durante el invierno para ello como hicimos el año pasado”, asegura con expectativas.

La directiva está cocneinte que gran parte de la demanda local se vuelca en los oficios referentes al mantenimiento del hogar como gasistas, electricistas y carpintería. Sin embargo, Neira asegura que uno de los objetivos de la UP no es superponer capacitaciones que ya existen en Nueve de Julio sino que la universidad llegó para potenciar. “Nosotros no queremos superponer tareas por lo que informamos sobre las ofertas de la escuela de Formación Profesional que tiene la Escuela Técnica y de los otros dos Centros de Formación Profesional existentes en Nueve de Julio. “Cuando alguien viene a pedir algo que no tenemos lo enviamos a otro logar donde sabemos que está. Queremos no repetir las propuestas si se están dando en otro lugar de Nueve de Julio hay que potencializar , hay que tratar que responda a las inquietudes. Esa es la idea, no venimos a competir con nadie, queremos convivir en armonía con todo el mundo y de la mejor manera que es la gente se merece”, resaltó.

En cuanto a las proyecciones para este año, Neira se mostró cautelosa a la hora de anunciar muchos proyectos. “Algo confirmado es que nos sumamos a la propuesta del ISETA para hacer una jornada de hacer Pastas Frescas. El Iseta, que lo organiza, tuvo la gentileza de permitirnos un precio menor. Con ello becaremos a seis personas de distintas localidades. Nosotros así acompañamos a esas seis personas en el aprendizaje. Después con esas seis personas, el área de Producción trabajará para que puedan generar algo en sus pueblos”. Tenemos pro costumbre, con Lanzi que es mi jefa, de no adelantar si no está concretado. Porque prometer cosas que luego no se puede cumplir no es bueno, no nos gusta generar falsas expectativas.”.

Actúan como iniciativas de desarrollo cultural en los municipios, cuyo objetivo es promover la participación social, la educación, la capacitación y la cultura. Estas instituciones están planteadas como una alternativa a las escasas posibilidades de los habitantes de acceder a algún tipo de educación y formación.