Una final sin sufrimiento

NAOOOO
Momento de inicio del partido

Naón es de primera. Cotillón, bombos, el aliento de las hinchadas, todo estaba preparado para la fiesta que se venia en el muy cuidado estadio de Carlos María Naón.

Luis Josserme, con cambios obligados, apostó por Luis Aguilera y Jonathan Josserme. En 12 de octubre volvía Claudio Jaime, ausente en la ida; y con varios cambios Fabricio Bonello salió a intentar dar vuelta un resultado adverso.

Márquez dio inicio a la final, y en apenas segundos un pase en profundidad dejó mano a mano a Maximiliano Gómez, quien fusiló a Ormaechea para poner el 1 a 0. Los del “CAN” no podían creer que ya había entrado la primera, algunos ni siquiera se alcanzaron a acomodar y se perdieron el gol que abrió el partido. 12 de Octubre quiso reaccionar pero no le alcanzó, ya que en el complemento, y en desventaja, Fabricio Bonello propuso que salga Urquiza e ingrese Lucas Sánchez ocupando el puesto de volante por izquierda; pasando Navarro al lateral derecho y retrasando a Carlos Lliteras. Esos cambios dieron resultado ya que a los 3 minutos llegaría el empate, lo cual no era suficiente.

Los minutos iban pasando y el nerviosismo se apoderaba de los jugadores visitantes que encima se quedaban con un jugador menos tras la expulsión de Mariano Utelli por doble amarilla.
Naón en cambio ganaba en tranquilidad por la ventaja a su favor y con el hombre de más en el campo de juego. Así, solo esperó por el pitido final de Márquez para gritar campeón y ascender a la Primera división del futbol local.