Una amenaza que no es broma

DSC02155
Frente del Colegio San Agustín

(Por Sandra Sueldo).- La seguidilla de llamados con amenaza de bomba en los establecimientos educativos nuevejulienses que hasta el año pasado parecía moneda corriente – precisamente en septiembre del 2014 –  volvieron una vez más a ser tapa de los medios locales.

La apacible mañana del 9 tuvo su interrupción cuando las autoridades del Colegio Marianista “San Agustín” recibieron un llamado telefónico advirtiendo que dentro del edificio ubicado en calle Edison entre Salta y Poratti, había un artefacto explosivo, una bomba.

“Este martes 9, se recibió una amenaza de bomba. En una situación como esta hay que cumplir un protocolo y, por suerte, los directivos de los establecimientos ya saben qué es lo que tienen que hacer, mientras tanto nos manejamos con los efectivos locales”, señalo el comisario Gabriel Bonello en dialogo con este medio.

Por suerte y como es habitual se trató de una falsa alarma, pero conviene aclarar que de todas maneras se toman los recaudos de seguridad de acuerdo a un protocolo de seguridad y que requiere de la movilización de especialistas en este tema que son provenientes de la localidad de Junín.

En ese contexto Bonello informó que “la denuncia la presentó en la Comisaría la recepcionista del establecimiento mencionado, María Paula Giménez quien nos indicó que recibió un llamado telefónico anónimo que manifestaba que habrían colocado en el establecimiento un artefacto explosivo”.

Tras la inmediata intervención de la Ayudantía Fiscal a cargo de la Dra Alejandra Saldise, se inició una Investigación Penal Preparatoria caratulada como “Intimidación Pública” con intervención a la UFI Nº 3 a cargo de Pedro Illanes del Dto Judicial de Mercedes.

PROTOCOLO

En principio y según señaló el funcionario policial “lo establecido por el protocolo es  evacuar a todos los alumnos de la Escuela y si no ingresaron, evitar que lo hagan a al lugar”.

Por su parte, y en dialogo con este medio el Director General de Defensa Civil de 9 de Julio, Humberto Clerico detallo que “el año pasado y en un simulacro realizado con este fin tanto el alumnado, como los docentes y personal de maestranza de Nivel Inicial y Primario tardaron alrededor de tres minutos veinte en evacuar el establecimiento, mientras que el secundario lo hizo en la mitad de este tiempo”.

A su vez y en cuanto al caso puntual del Colegio Marianista “San Agustín”, Clerico explicó que “este tiene una alarma o sirena electrónica diferente a la que suena en el recreo para alertar una evacuación inmediata”.

Además y consultado acerca de los próximos simulacros el Director de Defensa Civil dijo que “están a la espera de que las autoridades de los distintos establecimientos lo requieran. Hoy resultan falsa alarma pero siempre hay que estar preparados”.

Mientras tanto Bonello continuaba con su relato de cómo habían ocurrido los hechos.  “Desde policía solicitamos la presencia de Peritos en Explosivos dependientes de los Bomberos de Policía de Junín para que se presenten en el lugar y realicen su trabajo. Los resultados fueron negativos. Fue una falsa alarma. Se trataba de alguien malicioso y, gracias a Dios, no pasó a mayores”.

Más allá de ello, el Comisario remarcó que “la causa continúa en investigación, para establecer quien realizó el llamado telefónico”.

Finalmente este hecho que llevo al  desplazamiento de los casi mil alumnos marianistas, más los directivos y el personal a cargo también movilizó a la Brigada de Junín, quienes requisaron todo el colegio y como no se encontró nada, concluyo que se trataba de una falsa alarma. Al margen de ello, la causa fue caratulada como “Intimidación Publica”.