Un buen tipo

De juego exquisito y buen pie, el uruguayo Gonzalo Choy González sigue desplegando lo que queda de su magia en AgustínÁlvarez. Un distinto dentro y fuera de las canchas. Varias camisetas, muchas historias. La humildad de un crack que prefiere que lo reconozcan por ser buena persona.

 

 

Por  Juan Manuel Jara

 

            Hace muchos años, varios, que Gonzalo Choy González no vuelve a su Uruguay natal, simplemente porque no le gusta viajar mucho. Sus padres son los que cruzan el charco y lo visitan acá en 9 de Julio, donde encontró su lugar en el mundo. Se siente cómodo, disfruta el díaa día y aun sigue disfrutando de entrar a una cancha de fútbol.

            El año pasado iba a ser el último  pero decidió que aun había un poco más para dar en AgustínÁlvarez. Contento con un club en donde seencontró con muy buena gente. No es hincha (dice que sería demagogia decirlo) pero lo hacen sentir muy cómodo, con compañeros que tienen gran trayectoria en la ciudad como el “Pato” Torres que “te hace sentir muy bien,así que estiré un año más la agonía por así decirlo”.

 GONZALO CHOY GONZALEZ: Me costó estar frente a los chicos, porque uno no sabe si tiene la capacidad y yo soy muy respetuoso de esas cuestiones.Notengo título de entrenador pero me siento bien con los chicos, ellos me quieren.

            SEMANARIO EXTRA: ¿Aún está la sorpresa, la emoción de estar o jugar con un futbolista profesional?

            GCG: Yo siempre digo que no soy nadie, solo jugué a la pelota y nada más. No hice nada extraordinario. Yo me siento uno más y me gusta que me hagan sentirasí. Que Choy es uno más en la ciudad. Y con los chicos es igual. Si trato de trasladarles aellos lo que uno aprendió, pero enseñarles a que se diviertan y respetar la premisa de AgustínÁlvarez que es que todos jueguen, primero eso y después ver si se puede ganar. Para mí la forma es el fondo, se puede ganar pero busquemos el fondo.

            SE: ¿Esto te pasó en tu carrera?

            GCG: Ahí fue distinto porque vos vivís de eso, te exigen ganar y por ahí no lo disfrutás tanto. Soy un agradecido porque vengo de una familia muy humilde, que nunca faltó nada, pero que todo costó mucho y lo que hoy tengo, sea poco o mucho, lo tengo gracias al fútbol. Pero hoy no sé si volvería a elegir esta profesión.

            SE: ¿Qué cosas te hacen dudar?

            GCG: Mi personalidad, no sé si da para vivir del fútbol. Como soy en la vida soy en la cancha y asífuí en mi carrera.Eso de luchar con el de al lado, eso no es para mí. Vos y yo jugamos en el mismo puesto y yo quiero jugar y para eso te tengo que pisar la cabeza..Yo no soy así, realmente no me sale. Son las reglas de juego y uno tiene que adaptarse. A mí siempre me costó.

            SE: En México lo debés haber pasado mejor, porque se dice que el futbol se vive más relajado.

            GCG: En México se vive distinto. En Morelia perdimos 6 a 0 conlas Chivas (de Guadalajara) y pensé queal salir nos mataban, pero terminamos firmando autógrafos… ¡estaba todo bien! Por un lado está bueno pero también confunde al jugador y, como dicen, los extremos no son buenos,  pero los mexicanos van a ver un espectáculo. En Monterrey se vive el futbol más parecido a acá. Pero no a este extremo.

            SE: ¿Y los clásicos? Has vivido varios.

            GCG: Nada se compara a como los vivimos nosotros. En Méxicoel clásicoes un partido más. Pero en La Plata y ni que hablar en Rosario es otra cosa, te lo hacen sentir en la semana.

            Choy, a secas, como usualmente lo llaman, es uno de esos jugadores por los que uno paga la entrada solo para verlo, no importa de qué equipo sea.En el fútbol profesional tiene su curriculum hecho. Pero lo que realmente le preocupa es que digan que es buena gente, según le inculcó su abuelo.

            En su cabeza siempre estuvo el ser futbolista profesional. Lo sentía desde chico.Entre sus recuerdos está el haber jugado en el Estadio Azteca (casa delAmérica) y verahí la gigantografía de Maradona. Aunque no tiene ídolos, guarda en sus grandes momentos el haber jugado contraRiquelme, Ortega,Verón. Y recuerda especialmente al chileno David Suazo y a Jared Borghetti, el mexicano. Tampoco se olvida de  su compatriota FabiánO’Neill.

            Puede llamar la atención la simpleza en el trato que exhibe Gonzalo Choy, muy alejada de la imagen de muchos de los futbolistas más cerca de las excentricidades y la opulencia. Cuenta como dato de color que “en México vienena ofrecerme un auto para comprar, un Hummer, y les dije que venía a juntarla no a gastarla y me compré un autito. Iba a entrenar en alpargatas y con sandalias con suela hecha con goma de camión que había encontrado en una feria”. Es que a pesar de su carrera y de lo que el fútbol le dió, Choy no olvida sus orígenes: ”Vengo de una familia en la que todo costó mucho aunque no faltó nada. “Yo tomaba un café con leche a las 5 de la mañana, me iba a entrenar y a la vuelta evitaba pagar un colectivo para poder comprarme un alfajor y caminaba cincokilómetros. Y no me avergüenza decirlo.Es lindo saber de dónde viene uno”.

            Cerro, Quilmes, Olimpo, Tigre, Gimnasia, Rosario Central, Argentinos Juniors, Almagro, Monterrey, Morelia, Atlético 9 de Julio y AgustínÁlvarez son las camisetas que Choy González defendió en la cancha. Cada lugar una historia, cada club una experiencia.

            SE: ¿A qué club no volverías?

            GCG: A Almagro, donde viví cosas feas.

            SE: ¿Y volverías a cuál?

            GCG: A Argentinos y a Gimnasia, claro que sí.

            Tiene una historia con Ricardo Lavolpe.Dejóel Morelia porque no se lo bancó más, pidió irse. La pasó mal, no por lo futbolístico, sino por las formas. Reconoce que “es un gran entrenador pero tiene malas formas. Exigente, muy esquemático, pero con malas formas”. En cambio de Ricardo Caruso Lombardi, que lo dirigió en Argentinos, dice que es buen entrenador, que conoce a todos los jugadores jueguen donde jueguen. “Siempre sacás algo bueno y malo de todos”, concluye el uruguayo mas nuevejuliense. De su paso por Central donde coincidieron tres Gonzales, el “Kily”, el “Equi” y Choy. “Un tipazo”, así recuerda al“Kily” González, con quien compartía posición aunque siempre jugaba el referente de los “canallas”.

            SE: ¿Cómo eran los referentes en tu época?

            GCG: Generaban un respeto, cosa que se ha perdido hoy un poco. En Gimnasia, me ha pasado de estarbañándome en una ducha y que me digan “no, esa es del Coco San Esteban”. Yo pensé que me estaban cargando así que seguíbañándome. Llegó el Coco y me dijo que saliera, que allí se bañaba él. ¿Y qué le iba a decir? Salí sin chistar. Hoy eso se perdió. Y yo en parteprefiero lo de antes, no sé si a tal extremo, pero sí que hay que ganarse el lugar”.          

            Sus hijos Tomy, el del medio, juega y ama el fútbol pero en casa, no va a ningún club. Mateo el más grande juega al handbal y Pedro el mas chiquitodirectamente lo odia.

            Se viene el Mundial. A Gonzalo Choy le gusta cómo juegan los equipos de Sampaoli, porque “juegan al fútbol”, de hecho acá en 9 de Julio “me gusta San Martín, y no tengo problema en decirlo, porque intentan jugar como me gusta a mí”. Ve a Brasil como serio candidato para ganar el Mundial.

            Una fisura en una costilla lo mantiene en vilo para ver si el domingo vuelve a jugarenAgustínÁlvarez, que viene a los tumbos en el campeonato local y nada mal le vendría el tener al alto mediocampista de nuevo en el once titular. Sabe que es uno de esos momentosen los cuales los más veteranos deben estar, pero también sabe que para estar tiene que hacerlo en óptima forma.

            A esta altura de su carrera, no camina la cancha, la corre distinto. Experiencia le dicen. Aunque siempre hay algún fanático que lo critica por eso. Pero a Gonzalo Choy eso no le preocupa, está tranquilo, porque sabe que es un buen tipo.