Turismo: Uruguay

(por Cecilia Lastiri)

Tres destinos en Uruguay

 

Historia, capital y playa. Nada le falta al plácido territorio uruguayo para atraer a los argentinos: y cada uno de ellos tiene su rincón favorito en el “paisito” que sabe tentarlos con su ritmo amable y paisajes entre la ciudad, el mar y el campo.
Punta del Este

El primer puesto en las preferencias se lo otorgan, cada verano, los viajeros argentinos que la eligen una y otra vez a pesar de los crónicos vaivenes de las devaluaciones-revaluaciones. Destino exclusivo como pocos en América Latina, que atrae también a visitantes transatlánticos en la contratemporada, en verano triplica su población habitual y extiende sus encantos al este y al oeste: por un lado, los balnearios que van hasta José Ignacio, por el otro, la belleza deliciosa de Punta Ballena. La que cautivó a Páez Vilaró y sigue fascinando con sus atardeceres de película. Punta del Este se divide en dos grandes playas, las famosas Mansa (oeste) y Brava (este), nombres que revelan su misterio cuando se descubre que una da sobre el límite con el Río de la Plata, y es más protegida, mientras la otra ya se enfrenta a las aguas del Atlántico. La localidad tiene, además de la franja costera marítima, varias lagunas donde se practican deportes náuticos, una isla que es una reserva de lobos marinos y una vida nocturna que la hace famosa cada verano. Desde 1889, cuando se construyó el primer hotel, no paró. Uno de sus iconos es la Mano que se asoma de la arena en la Parada 1 de la Brava, escultura de Mario Irarrázabal; el otro la línea de rascacielos con vista al mar que simbolizan su éxito turístico. Se la visita desde tierra pero también desde los numerosos cruceros que eligen este puerto para hacer un alto en sus travesías sudamericanas.

Colonia del Sacramento

Esta joya que está apenas “cruzando el charco” merece un ex aequo por el oro. Colonia es parte del Patrimonio Mundial declarado por la Unesco, y si alguien se pregunta por qué sabrá la respuesta apenas ponga un pie en su casco histórico, una sucesión de callecitas de piedra y casas antiquísimas que relucen al anochecer, entre el misterio y el romanticismo, bajo la luz tenue de los faroles. La herencia española, portuguesa y nativa se mezcla y confunde en un escenario donde no parecen hacer mella los siglos: ahí está para atestiguarlo la Calle de los Suspiros, con sus típicos azulejos blancos y azules de estilo portugués. Colonia se visita de muchas maneras: desde el clásico paseo por el día hasta quienes la aman tanto que la eligen como destino principal de sus vacaciones. Los recompensa una tranquilidad deliciosa y escenarios dignos de postal… o de Instagram. Una visita típica incluye el paseo por las murallas, el Museo Portugués, el Museo Español, la Casa de Nacarello y la Catedral. También se puede ir hasta la antigua Plaza de Toros y, en verano, disfrutar la tranquilidad de sus playas sobre el Río de la Plata. Si hay más tiempo, ahí espera la cercana Carmelo. Y por las noches, la animación de los bares y restaurantes donde se dan cita familias y amigos en el casco histórico.

Montevideo

Es una capital hecha y derecha, pero a muchos porteños les da la impresión de estar paseando por un barrio. Porque Montevideo tiene una escala más humana que la gigantesca Buenos Aires, y un ritmo más lento que hace pensar en una ciudad un poco de otros tiempos, más amable y menos frenética. También aquí hacen escala los cruceros en pleno verano, pero se la disfruta todo el año. Tiene sus clásicos -la plaza Independencia, la Iglesia Matriz, el Mercado del Puerto, la feria de Tristán Narvaja- pero en período estival se vuelve más tentador su circuito de playas. Pocitos es una favorita de siempre, pero también están la tranquila playa Malvin, la soleada La Mulata y la del Buceo, una de las mejores para practicar deportes náuticos. Montevideo además merece dedicarle tiempo a un circuito gastronómico: los famosos chivitos se declinan en incontables variedades (sin hablar del asado que puede lugar a comparaciones infinitas su rival argentino), y siempre es buen momento para acompañar la comida con una cerveza artesanal o un vino uruguayo, cerrando con la dulzura del chajá o el postre Massini.

 

¡Extramuros Viajes 17 años viajando juntos!

 

Comunícate con nosotras al Tel 02317 425025/ 425006  ,  envianos tu consulta  por mail a extramuros@extramurosviajes.com.ar  o visita nuestra web   www.extramurosviajes.com.ar