Trenque Lauquen: El municipio acelera montaje del horno pirolítico, luego de una fuerte polémica

El jefe comunal dijo que la instalación está en un 95% de avance. Luego, prosiguen los avances necesarios para la verificación y autorización. El año pasado el municipio había sido denunciado por el hallazgo de vísceras en el basural.

El intendente de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, acelera la instalación de un nuevo horno pirolítico luego de la polémica que se había instalado a fines del año pasado con el hallazgo de residuos patogénicos en el basural, caso que derivó en una causa judicial.

La instalación del horno, que descompone materiales específicos, está en un 95% de avance, según se informó. Fernández, y el subsecretario de Servicios Públicos, Adhemar Enrietti, supervisaron esta semana en el PROLIM el trabajo que personal especializado de la empresa INCOL, con las últimas instalaciones necesarias para que luego Camuzzi verifique la obra y se pueda poner en funcionamiento el nuevo horno pirolìtico.

“Estamos llegando al final, después de un largo camino”, dijo Fernández y en ese sentido se refirió a la envergadura de las obras que debieron llevarse a cabo para concretar la instalaciones gas, agua y eléctrica.

Fernández también señaló que se están conectando los contenedores refrigerados, donde se reservarán los residuos patogénicos. “Como todas las cosas grandes, tienen contratiempos. Hubieron muchas empresas en el medio y requisitos que cumplir”,  añadió el jefe comunal. La idea original del municipio era instalarlo a fines del año pero hubo varios aplazamientos.

El horno pirolítico, que descompone materiales a alta temperatura, es el eje de la denuncia, luego que aparecieran en el predio donde el municipio vuelca sus residuos restos de vísceras, material descartable, gasas, jeringas y hasta parte de una pierna.

“El material patogénico no ha sido procesado como corresponde desde marzo de este año hasta la fecha, cuando dejó de funcionar el último horno pirolítico instalado en el Prolim, situación que nos hace pensar que el material depositado en el basural a cielo abierto es de varias toneladas”, se afirma en la denuncia.

Como publicó Cuestión Política, los concejales Mónica Estévez y Federico Crowder (Unidad Ciudadana) llevaron el caso a la Justicia. Remarcaron la responsabilidad del jefe comunal, de su esposa, Isabel Fernández Quintana, a cargo de la Región Sanitaria II, y la directora de la planta de Procesamiento (PROLIM), Andrea Sheffer.

Enrietti anticipó que se espera hacer funcionar el horno diez horas durante el día que se disponga el tratamiento de los patogénicos. “Todas estas obras tiene las características y la seguridad de una instalación industrial”, finalizó.

 

Horno
 

El nuevo horno de última generación fue adquirido a la empresa INCOL, con sede en San Martín, provincia de Buenos Aires, y una vez en Trenque Lauquen personal especializado, con la ayuda de una grúa de gran tamaño –sólo una de las partes pesa ocho mil kilos y el equipo en total, unos 22 mil kilos-, lo descargó en el PROLIM. Luego del montaje mecánico, se realizó la instalación electrónica del horno.

Posteriormente la empresa MEGA Ingeniería, que ganó la licitación, hizo la conexión y colocó dos estaciones de regulación de gas.

La comuna realizó una inversión cercana a 1.900.000 de pesos sólo en la estructura que alberga al horno pirolítico, y que tiene 16 por 20 metros (320 mts2), cubiertos con conexión de gas industrial e instalación eléctrica industrial. Con la incineración se obtiene la eliminación absoluta de los gérmenes y tóxicos sin dañar el medio ambiente ya que las cenizas que quedan luego del proceso son estériles e inocuas.

Además cuenta con dos portones, una altura desde los 5 a 7 metros y también oficinas y una sala de control. Son 320 metros cuadrados de galpón y 25 de oficina. Dos playones para el lavado y recepción de los vehículos de 220 metros cuadrados cada uno.

Si bien el servicio comenzará a trabajar con los residuos del Hogar Marcelo Castella y del Hospital Municipal “Pedro T. Orellana”, a futuro se prevé incinerar los patogénicos de los distritos de Pellegrini, Salliqueló, Tres Lomas, Carlos Tejedor, Guaminí y Rivadavia,  y así dar cumplimiento a un convenio firmado por los intendentes de cada partido para establecer el primer consorcio en esta materia en la provincia de Buenos Aires.

El Prolim contaba con dos hornos pirolíticos adquiridos en 1995, es decir hace 24 años. Fueron reparados en varias oportunidades y su vida útil se agotó hace muchos años. 

La puesta en funcionamiento del horno pirolítico es uno de los aspectos clave en el marco del proyecto del Polo Ambiental Integral que la Municipalidad inició en 2016 y pretende desarrollar a lo largo de los próximos años.

(Cuestion Politica)