Torrado Mosconi en la misa Crismal:“Reconozcamos los pecados de la Iglesia”

El obispo alentó a reconocer “con humildad los pecados dentro de la Iglesia pero a no perder la fe en ella”. Asimismo invitó a seguir rezando por todos los sacerdotes y a “renovar la entrega fiel , la donación generosa y la disponibilidad al servicio de Dios. 

 

Durante la misa de hoy, en donde se consagró el Santo Crisma, se bendijeron los óleos y se renovaron las promesas sacerdotales, el obispo de Nueve de Julio, Monseñor Torrado Mosconi reconoció que hoy  La Iglesia “es presentada y percibida por muchos en la crudeza de sus miserias y pecados. Esto provoca indignación, confusión y alejamiento y,  sobre todo, desconcierto y desánimo, también para nosotros… Porque a veces tampoco sabemos qué decir o qué hacer”. 

 

Por eso invitó a “asumir el presente de la Iglesia contemplando la realidad con los ojos de la fe”. En ese sentido recalcó que todo cristiano en los momentos de prueba debe tener presente siempre y a confiar en el Espíritu de Dios porque es “luz, don, potencia, fuerza, consuelo, alegría, libertad, valentía y todas las gracias necesarias para la vida”.

Y agregó que “El Espíritu Santo ha sido valentía para los profetas, fortaleza de los mártires, mueve al pecador a la conversión y mantiene unido al rebaño. Y una Iglesia atenta a la voz del Espíritu, no puede tener miedo ni bajar los brazos. Al contrario: se purifica, se levanta y sale a llevar a cabo su misión”.

 

Luego  animó y exhortó  a los sacerdotes para que renueven sus promesas del día de la ordenación con “una renovada entrega fidelidad” Y solicitó al todo santo pueblo de Dios a que recen insistemente por todos ellos.

 

Por  último  instó a los presentes “a redescubrir una de las motivaciones más buenas y bellas para renovarnos y reafirmarnos en la entrega fiel, la donación generosa y la disponibilidad en el servicio”.