Supermercados cobran hasta 600% más el tomate de lo que cobra el productor

Así lo afirman los horticultores correntinos. Reclaman mayores controles del Estado sobre la cadena comercial.

El productor de tomates de Corrientes recibe alrededor de 10 pesos por cada kilo de tomates, que en los supermercados se vende entre 500 y 600 por ciento más caro, denunció el presidente de la Asociación Hortícola Río Santa Lucía, de la provincia de Corrientes, Pablo Blanco.

 

Blanco graficó que “el cajón de 20 kilos de tomates no supera los 200 pesos. Con lo que valen dos kilos y medio o tres kilos de tomates en un comercio, el consumidor podría comprar un cajón de 20 kilos”, comparó respecto del desfasaje en los precios.

 

Así, dijo, surge “el eterno problema entre la producción y la cadena de comercialización, con el precio que le llega al consumidor final”.

 

“El Estado debería controlar para que estas cosas no sucedan, pero no lo hace”, sostuvo Blanco.

Por otra parte, respecto de la situación del sector, la calificó de “muy difícil” y expresó que “nuestro costo de producción es en dólares y el mercado de comercialización en pesos” a la vez se quejó de la baja en el consumo.

 

“No la estamos pasando nada bien, porque nuestros insumos son en dólares y el precio del combustible nos afecta negativamente”, afirmó, a la vez que agregó que la producción correntina parte a mercados de Buenos Aires, Rosario y Córdoba, entre otros.

 

El presidente de la asociación hortícola que aglutina a unos 800 productores también señaló que “estamos tratando de cerrar el año lo mejor posible” y consideró que un precio de 15 pesos por kilo “haría más rentable la producción”.

 

GABRIEL QUAIZEL