Suicidio y Sociedad

DSC00329
Dr. Gerardo Fiks

“La depresión es la principal causa de suicidios”

 Dos suicidios a fin de año provocaron la atención de los nuevejulienses. Una fecha  en donde muchos aseguran que se agudiza este tipo de fenómeno. ¿Mito o realidad? El médico psiquiatra Gerardo Fiks, desmitifica algunos prejuicios sobre el suicida.

Fiks  es director Médico de los consultorios médicos de INDENEU, miembro fundador de Asociación para el Estudio y Desarrollo de las Neurociencias (CEDEN), especialista jerarquizado en Psiquiatría y psicología médica. También habla sobre los factores de riesgos, las diferencias entre ideas de muerte e ideas suicidas y cómo conducirse ante una depresión a ante un allegado que sospechamos tiene ideas de ese tipo.

 

E:- A fin de año parece que se desencadenan más suicidios. ¿Es así?

No existen estadísticas en el país y menos en Nueve de Julio para decir que a fin de año existen más suicidios que en otras épocas. Sí se puede decir que las Fiestas constituyen un factor de stress para cualquier persona: durante esa época es cuando más se sienten más  las pérdidas como a un ser querido o a una familia, en el caso de los divorciados o viudos. Las fiestas están relacionadas con la reunión familiar y en cada fiesta hay familiares que ya no están…

En cuanto a las estadísticas, sólo existen las globales que marcan que en el invierno de ellos existen más suicidios porque hay más depresión, especialmente en climas extremos fríos en donde existen menos horas de luz y las personas tienen menos posibilidades de salir. Allí se reactivan los síntomas depresivos.

E:- Cómo se puede detectar que estamos frente a una persna que realmente es un suicida?

Es muy difícil determinarlo, incluso para médicos especialistas en suicidios, salvo que haya tenido una enfermedad previa. Obviamente, el primer factor de riesgo para cometer un suicidio es tener una patología metal previa. El 90% de las personas que cometen suicidio poseen una.  

E:- A qué se refiere con patología mental ¿Incluye la depresión?

Es una enfermedad mental preexistente. La depresión es la primera causa de enfermedad mental de suicidios y la siguen las psicosis, la toxicomanía (alcoholismo, intoxicación por sustancias), los trastornos de personalidad…

E:- Los psicóticos qué son…

Son aquellos que viven otra realidad. Generalmente el que no es psiquiatra lo descubre porque tienen ideas delirantes, estrambóticas…como los megalómanos o los paranoicos, los que tienen ideas mesiánicas. Tienen ideas delirantes y a veces también alguna alucinación.

E:- ¿El suicida se quiere morir?

Muchas veces no buscar morir, muchas veces busca dejar de sufrir. Otras veces llamar la atención, que es lo que se llama conducta parasuicida. Es muy común ver en el hospital que entran personas que con elementos de baja letalidad (fármacos no letales, o cortes superficiales en zonas anatómicas no peligrosas) ingresan con el mote de intento de suicidio. Pero no por eso no debe restarse importancia porque esa conducta es un factor de riesgo para futuras conductas. No hay que quedarse con la superficie y decir no pasa nada. Hay que indagar en profundidad porque potencialmente, casi con seguridad, tenga una segunda conducta parasuicida. Y generalmente va en aumento el grado de letalidad: la persona que hoy se intoxicó con 4 o 5 Clonazepam mañana lo hará con 15 y quizás, sin querer suicidarse, termine muerta.

Hay que dar la misma importancia a las conductas parasuicidas que a las suicidas.

 

E:- Hay muchos mitos en torno a este tema. Uno de ellos es que cuando es expuesto públicamente crea un efecto multiplicador. ¿Es así?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), llegó a la conclusión de que, si bien no es concluyente porque no es una regla, los medios de comunicación pueden coadyuvar para bien o para mal. Cuando ayudan para que la noticia sea tomadas por otro por imitación cuando se trata irresponsablemente: se pone en primera plana o se es sensacionalista; se publica la foto o se da una explicación simplista. Los diarios tampoco pueden publicar notas suicidas o explicar los métodos que utilizó el suicida. Todas estas cosas pueden provocar que sean tomados como imitación por otros…

Si una persona que está anímicamente mal le están enseñando que con determinada situación u objetos se puede suicidar, obviamente puede ser tomado. Cometer suicidio no es ser valiente. Tampoco es ser cobarde. En realidad, aprendió a ver el suicidio como forma de resolver sus problemas. Y a veces eso es inevitable en una depresión mayor porque no se puede pensar con claridad.

Otra cosa que deberían publicitar los medios son los centros de atención: a nivel estatal, en el hospital y a nivel privado (Indeneu). Si bien el servicio de Salud Mental del hospital está aprobado por el Ministerio de Salud, por una cuestión burocrática no está funcionando pero estoy yo como psiquiatra y también están los psicólogos. También hay un servicio de Salud Mental a nivel municipal…Hay lugares tanto públicos o privados para recurrir…

El 80% de los pacientes suicidas son asistidos por médicos de Atención Primaria. Por eso lo importante es que la persona verbalice sus ideas suicidas con el profesional, hablar reduce la ansiedad en una persona y si se establece una relación empática, se logra que disminuyan las ideas suicidas.

E:- ¿Todas las depresiones hasta las más graves pueden tratarse con la farmacoterapia o hay algunas que no tienen tratamiento? Se habla de depresiones endógenas y exógenas…

Sí, todas. En cuanto a las depresiones endógenas y exógenas, son términos que no se utilizan más. En la década del ‘80 , habían dos psiquiatrías: una biológica y otra psicodinámica, una priorizaba lo farmacológico y otro a lo psicológico, se crearon esos términos que hoy no existen más.

Si bien hay personas que tienen una mayor predisposición biológica y otros necesitan de una cuestión externa, la cuestión a explicarse es por qué hay gente que ha sufrido verdades tragedias o calamidades en su familia y no se deprimen,  y otras personas que con mucho menos sí se deprimen. Es porque hay una predisposición individual…

E:- Sería algo así cómo el umbral del dolor pero psíquico de cada uno…

Exactamente. Hay personas predispuestas a que se depriman, tengan o no una causa que lo justifique.

En cuanto a su pregunta inicial, en cuanto a si las depresiones más graves que otras y que pueden abordarse con farmacoterapia para prevenir el suicidio, hay que tener en cuenta que  la depresión arranca como el dolor: empieza como algo mínimo y avanza, si uno no la trata a tiempo,  en donde el suicidio puede ser visto como una alternativa. El 15% de los pacientes con depresión se suicidan.

Como la farmacoterapia (los antidepresivos) son cada vez más tolerados y más accesibles y además los médicos de atención primaria reconocen la depresión y la medican o derivan, esto ha provocado una disminución. La medicación antidepresiva -no reemplaza a la terapia psicológica- es útil en una depresión diagnosticada. No medicar una depresión es como no operar una apendicitis.

E:- ¿Qué aconseja a un familiar, amigo o allegado a una persona con ideas suicidas o a la personas  que tienen depresiones incipientes o tiene ideas suicidas?

Lo primero es que los allegados deben tratar de entrar en confianza, que le de las condiciones que pueda explayarse. La comunicación hace que las pueda verbalizar y que pueda ser encauzado para resolver el conflicto que ha generado esa idea. Y siempre hay que consultar. Luego se verá luego si será para una terapia psicológica o farmacológica, pero no hay que quedarse simplemente con la escucha. El médico será el que determinará si esa persona tiene ideas de muerte o ideas suicidas…

E:- Qué diferencia existe entre ellas dos?

La idea de muerte, cualquiera la puede tener en algún momento de su vida. La idea suicida, no.

La idea de muerte por ejemplo, es decir, me gustaría no vivir más. En cambio, la suicida es cuando

 

 

Mitos sobre el suicidio

Hablar del suicidio induce a cometerlo. Rotundamente falso. Incluso, lo contrario es cierto, es decir, que siempre que se sospeche que pueda haber ideación autolítica, hay que inducir a la persona a que lo exprese. La entrevista debe ser directa pero suave y sin que la persona se sienta violentada. La persona suele sentir alivio al sentirse entendida y aceptada. Lo que es fundamental es asegurarse de dedicar el tiempo necesario para manejar la situación (no vale con preguntar, sin más)

 

La gente que habla de suicidarse nunca se suicida. Algunos estudios señalan que 8 de cada 10 pacientes que se suicidan, hablan de ello previamente.

 

Las personas que amenazan con el suicidio nunca lo llevan a cabo. Lso pacientes diagnosticados de trastorno límite de personalidad amenazan con frecuencia sobre el suicidio. Su tasa suicidio consumado es seis veces la de la población general.

 

La tendencia al suicidio es hereditaria. No es hereditaria, lo único que puede transmitirse por la educación es ver el suicidio como una forma de solución a los problemas.

 

Tras un acto parasuicida disminuye el riesgo real de suicidio. Cerca del 50% de los parasuicidios que posteriormente se suicidaron, lo hicieron en los 90 días posteriores al parasuicidio.

 

El suicida desea morir. Muchas veces lo que desea en no vivir esa realidad, o en otros casos y en ocasiones parasuicidas, algo les sale mal y en su afán de llamar la atención terminan “sin querer” muertos.

 

El suicido no puede ser prevenido, pues siempre es impulsivo. La mayoría de los suicidios consumados se dan tras meditación durante largo tiempo, es decir, son planificados. En ocasiones hay indicadores indirectos. Por ejemplo: dejar todas las cuentas en orden