Sin obras sociales

DSC04292COLEGIO DE FARMACÉUTICOS DE 9 DE JULIO

Adhirió a la movilización nacional de hoy

Es en reclamo por la eliminación de los descuentos que realizan las obras sociales en sus pagos. Por ello durante todo el día no atenderán obras sociales ni prepagas. No realizarán reintegros posteriores de ventas realizadas en dicha fecha.

 

El presidente del Colegio local, Diego Rentería y la vicepresidenta, Leticia apella brindaron detalles sobre la medida gremial que tomó la dirigencia nacional. Las tres grandes entidades nacionales: La confederación Farmacéutica Argentina, La Federación de Cámaras de Farmacias y la Asociación de Farmacias sindicales y mutuales se han unido en un reclamo hacia la entidad Farmacéutica y la Seguridad Social.

“Lo que se está reclamando es la disminución de los descuentos que las obras sociales hacen a la farmacia al momento de pagarle y el acortamiento de los plazos de pago”, explicó Rentería.

Una de las medidas de fuerza consiste en una marcha que se realizaba hoy a las 11 y que se realizaría en la Confederación Farmacéutica Argentina en Buenos Aires y que luego se replicará en las principales ciudades del resto del país.

La segunda medida implica que durante todo el día de hoy viernes, las farmacias de todo el país no atenderán ningún tipo de obra social ni prepagas. “Esta situación se arrastra del año 2002. Por aquellos tiempos debido a la gran crisis financiera que había en el país, Seguridad Social pidió aportes a las farmacias y éstas cedieron puntos en los descuentos. Algunos llegan desde el 15 al 22%, de acuerdo a las obras sociales. Lo que se está pidiendo es volver a la situación anterior porque la actual situación financiera de las farmacias es insostenible”, recalcó.

Y lo ejemplificó de esta manera: “De un medicamento que vale $100 y que el afiliado concurre a la farmacia con su receta: generalmente el 40% es cubierto por la obra social y el afiliado abona el resto. Pero de esos 40 $, que la obra social debe pagar a las farmacias, hacen ese descuento. Pero este descuento lo hacen del valor total del medicamento. O sea que de los 40$ que tiene que percibir la farmacia, cuando le descuentan el 20%, le descuentan 20$ en plazos que llegan a los 120 días. Esto se agrava frente a la situación inflacionaria que vive el país y un reclamo salarial de los empleados que es legítimo, las farmacias se hacen insostenibles en cuanto a su rentabilidad”, recalcó el directivo.

“Si un medicamento se compra con el 30% de descuento. Si la obra social se lleva mínimamente el 15%, se lleva la mitad de la rentabilidad que tiene la farmacia. Porque con el otro 15% la farmacia tiene que cubrir costos fijos, gastos, pagos de droguería y esto se hace prácticamente insostenible“, resaltó.

Rentería sumó a todo ello los costos fijos que aumentan entre un 27 y 30% anual y “el medicamento tiene un aumento muy pisado: en los últimos tres o cuatro años ha aumentado entre un 12 y un 15%”.

Reiteró nuevamente la crisis financiera que atraviesan hoy las farmacias y recalcó su “situación insostenible”.

“Hoy el sistema de salud en cuanto a medicamentos lo están sosteniendo las farmacias. Ese es el ejemplo del PAMI como con las insulinas que salen en promedio entre $9000 y $1.000. Si tengo un afiliado que viene en enero a comprarla y yo a la semana tuve que pagar $700 a la droguería. En febrero pasa lo mismo y en marzo también. Al final de marzo estoy cobrando la insulina de enero pero cuando cobré la primera tuve que pagar tres insulinas. Ese el sistema que se está tratando de bajar.: que se acorten los plazos y que se disminuyan las bonificaciones. En el caso de la insulina es del 19%. De mil pesos, pagué 700 a la semana siguiente y cobré 890 a los tres o cuatro meses. O sea que quedó un margen de 190 pesos”.

En cuanto a la situación actual de las farmacias locales, Rentería aseguró que si bien aún no existen serios riesgos de que existan farmacias que comiencen a cerrar sus puertas pero se ven los temblores “sí se está viendo como las más pequeñas y medianas farmacias”. Aunque aclaró que en las ciudades más grandes y en el conurbano “la situación es grave. Porque es donde están las bonificaciones más grandes”.

También explicó que a nivel local desde hace seis meses se cortó el contrato entre el colegio y OSDE porque la obra social no quiso disminuir esas bonificaciones en su momento. En esta situación estarían todas las farmacias adheridas al Colegio. “Las farmacias que tienen convenio con este colegio no tienen bonificaciones porque es una política nuestra no atender obras sociales con bonificaciones. Las locales no tienen problemas en este sentido, las que los tienen son las nacionales porque ellas hacen directamente convenios con las obras sociales nacionales o provinciales”.

Por último Rentería solicitó paciencia a los afiliados. “La medida es solamente por un día”, atenuó los ánimos.